0
0
0
s2smodern

 

Imagen relacionada

 

Durante la administración de Roberto Borge, los quintanarroenses pagaron más de 1,000 mdp para que su clase política viajara por los aires. Lo hicieron en la flota propiedad del gobierno estatal, pero también en aviones de compañías ligadas a políticos y a empresarios cercanos a él y al exgobernador Félix González Canto. Esta es la tercera entrega de la serie de trabajos sobre el mapa de corrupción en Quintana Roo.

POR MARIEL IBARRA
DISEÑO: OSCAR OBREGÓN
Y DAVID ORTIZ

Vía: Expansión

Las irregularidades y el conflicto de intereses en la administración del exgobernador Roberto Borge no se agotan en la tierra quintanarroense: éstas suben literalmente al cielo.

Los vuelos millonarios que políticos, amigos y familiares de los dos anteriores exgobernadores de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo y Félix González Canto, realizaron para trasladarse dentro y fuera del estado beneficiaron a empresas cercanas a ellos o que pertenecen a políticos.

El gobierno de Roberto Borge, a través de la paraestatal VIP Servicios Aéreos Ejecutivos SA de CV (VIP Saesa), subarrendó 22 empresas para prestar servicios de taxis aéreos, por lo cuales pagó más de 1,000 millones de pesos.

Entre las firmas consentidas para hacer los traslados se encuentra Servicios Aéreos Milenio SA de CV,firma en la que el senador de representación proporcional por el PRI Ricardo Urzúa Rivera es socio mayoritario y presidente del consejo de administración.

El gobierno borgista, a través de la paraestatal, favoreció a esta empresa con pagos por 101.2 millones de pesos, de acuerdo con la información entregada por la propia dependencia a la Comisión de Haciendadel Congreso del estado.

EN SU SEMBLANZA, DISPONIBLE EN LA PÁGINA DE INTERNET DE LA CÁMARA ALTA, RICARDO URZÚA DEJA CLARA SU RELACIÓN CON SERVICIOS AÉREOS MILENIO.

Urzúa Rivera rindió protesta como senador el 4 de septiembre de 2014 y sustituyó en su escaño al actual titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Raúl Cervantes, quien tiene abierta una carpeta de investigación contra Roberto Borge, que se encuentra detenido en Panamá, por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, y quien reclama su extradición a México a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En la Cámara alta tiene de compañero de bancada al exgobernador Félix González Canto y es integrante de la Comisión de Anticorrupción y Participación Ciudadana.

La empresa, que tiene sede en la colonia Lindavista en la Ciudad de México, fue creada por el senador originario de Puebla, junto con sus hermanos Luis y Gilberto, quienes el senador asegura llevan la total administración.

En un informe realizado por dicha Comisión de Hacienda, del cual tiene copia Expansión, se apunta a la empresa del senador como prestadora de servicios del gobierno de Quintana Roo sin siquiera tener contratos firmados con la paraestatal.

“Once empresas que otorgaron servicios no fueron contratadas por VIP Saesa ya que éstos se llevaron a cabo mediante pedidos, en circunstancias imprevisibles, extraordinarias y eventuales”
explicó el representante de la empresa del gobierno a los legisladores, lo que quedó plasmado en el informe

En septiembre del 2016, durante su comparecencia en el Congreso, el entonces director, Carlos Alberto Acosta Gutiérrez, señaló que Servicios Aéreos Milenio proveía taxis aéreos para los vuelos internacionales, pero no especificó destinos ni reveló el nombre de los pasajeros.

Acosta Gutiérrez está acusado del delito de “desempeño irregular de la función pública” y se encuentra recluido de manera preventiva en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chetumal.

Por este mismo caso, el exgobernador y varios de sus colaboradores tienen abierta una carpeta de investigación en la Fiscalía General del estado.

Primera entrega: Los piratas de Borge y el robo del tesoro de 16,000 mdp

VIEJOS AMIGOS

Esta empresa es vieja conocida de Roberto Borge. En junio del 2010, durante la campaña de Borge, uno de sus aviones se estrelló en el municipio de Felipe Carrillo Puerto y en el accidente fallecieron siete colaboradores. Durante el funeral, el propio Borge confirmó que la aeronave estaba arrendada a Servicios Aéreos Milenio.

La organización Somos Tus Ojos dio a conocer el pasado junio que la empresa del senador también fue beneficiada con un terreno de 159,709 metros cuadrados en Playa del Carmen, durante el gobierno de Félix González Canto, su ahora compañero de bancada en el Senado de la República.

El Instituto del Patrimonio de la Administración Pública (IPAE) —creado por González Canto— vendió al senador el predio en tan sólo 3 millones 094,195 pesos. Dos años después, Servicios Aéreos Milenio trasladó el predio a Corporación GEO SA de CV en una operación de 22 millones 517,964 pesos. Es decir, la ganancia para la empresa del legislador fue de 19 millones 423,770 pesos. Todo ello quedó inscrito en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio (RPPyC) de Quintana Roo, bajo el folio real 39955.

En 2011, el diario Reforma publicó que la empresa del senador fue beneficiada por el gobierno poblano de Mario Marín, que pagó 132.5 millones de pesos por la renta de aeronaves para viajes personales; la prensa de Puebla ha ligado a esta empresa con un hijo del exgobernador.

En la propia semblanza del senador se señala que cuenta con otras dos empresas de taxis aéreos: Aviheli Servicios Aéreos SA de CV y Potosina del Aire SA de CV, las cuales prestan sus servicios tanto a administraciones estatales, como al gobierno federal.

En la página de internet también se señala que es socio mayoritario y presidente del consejo de la firma Video Grylm Televisión SA de CV, empresa que tiene como giro, entre otras cosas, la producción de spots de televisión “informativos, promocionales y de campañas políticas”, y en las “actividades extracurriculares”, señala ha participado en las estrategias de comunicación y asesoría en materia aeronáutica con nueve gobiernos estatales (entre ellos el de Roberto Borge Angulo en Quintana Roo), dos senadores, cuatro alcaldías y en ocho diputaciones locales y federales.

Lee: Redes de corrupción son delincuencia organizada: Contralor de QRoo

“LA EMPRESA LA MANEJA MI HERMANO”

El senador Ricardo Urzúa Rivera señala que es socio de la empresa Servicios Aéreos Milenio SA de CV, pero dice que, desde que se dedica a la política, sus hermanos manejan la firma.

Ricardo Urzúa Rivera (RUR): “Yo soy socio de la empresa, déjame hacerle la aclaración, el que la maneja es mi hermano, pero estoy fuera del Consejo de Administración, es decir, desde que yo entré a la política, pues prácticamente no estoy inmerso en las operaciones”, señaló en entrevista telefónica.

Expansión (EXP): ¿Cuándo suspendió sus actividades empresariales o cuándo salió del Consejo de Administración?

RUR: Salí del Consejo de Administración aproximadamente en el 2011, cuando fui nombrado diputado local (en Puebla).

EXP: ¿No tiene algún contacto con la empresa? Se lo pregunto porque su semblanza en el página del Senado dice que actualmente se desempeña como socio mayoritario y presidente de la empresa.

RUR: Soy socio de la empresa, yo soy empresario, pero estoy fuera del consejo, precisamente porque estoy ahorita cumpliendo con un cargo político y eso no me permite, bueno, sí me lo permitiría, ser empresario y al mismo tiempo ser legislador, pero el grupo empresarial con el que tengo sociedad con mis hermanos, pues estoy fuera del consejo.

 

EXP: ¿Sus hermanos siguen siendo dueños de la empresa, bueno, los socios mayoritarios conjuntamente con usted?

RUR: Sí, ellos están como socios justamente.

 

EXP: A ustedes se les otorgó una suma de 101 millones de pesos por los servicios aéreos y se señala que son los que proveían los viajes internacionales, ¿tiene conocimiento de esto?

RUR: Somos una concesión de taxi aéreo y es como ‘salir a la calle y para un taxi’, a donde lo lleven y como lo lleven, no necesariamente algún destino internacional o no internacional. La empresa le presta servicios no sólo al gobierno de Quintana Roo, actualmente le presta servicios a quien así lo requiera y bajo una licencia de un taxi.

 

EXP: En el informe legislativo se establece que no se tienen o que no hay contratos firmados con la empresa.

RUR: En ese caso, haga de cuenta que si usted en lo personal me pide vuelo, no voy a hacer un contrato con usted, cuando llega, por ejemplo, a un hotel o cuando renta alguna aeronave no se requiere contrato a menos de que sea un contrato forzoso a largo tiempo.

 

EXP: ¿No importa que fueran de las empresas mayormente utilizadas?

RUR: Pues no. Realmente no hay una obligación como tal, cada servicio de vuelo viene haciendo como si fuera un contrato porque en este momento ninguna de las dos partes está obligada a que se especifique.

 

EXP: ¿Y usted le presta servicio a muchos gobiernos?

RUR: Sí, a particulares y a muchos gobiernos.

 

EXP: ¿Esto no representaría como un conflicto de interés?

RUR: No, porque le digo que estoy fuera. Yo puedo ser empresario y político como lo soy, y si en un momento determinado yo no estoy de alguna manera incluido en dar un servicio a la sociedad. Si yo soy dueño de un hotel, por decirlo así, y se hospedan políticos, se hospeda gente particular, ¿qué conflicto de interés puede haber?

LAS OTRAS CONSENTIDAS

De los más de 1,000 mdp pagados por los servicios de taxis aéreos, el 87% de estos recursos se concentró en tres firmas: Servicios Aéreos Milenio, Aerotaxis Villa Rica SA de CV y Aero JL SA de CV.

Tan sólo a estas tres empresas el gobierno del estado pagó más de 900 millones de pesos.

Aerotaxis Villa Rica SA de CV, con sede en Tlapacoyan, Veracruz, fue la más beneficiada, pues se firmaron contratos por cerca de 690 millones de pesos.

De acuerdo con el informe legislativo, VIP Saesa tenía contratos firmados con ella, por horas fijas que pagó en dólares y en moneda nacional. Tan sólo de dos aviones Cessna y un helicóptero Augusta Power utilizados durante la administración se pagaron 10.5 millones de dólares por año.

Esta compañía es propiedad de la familia de Francisco Ruiz Anitúa, un empresario veracruzano que también es propetario del Consorcio Intra y que es muy cercano al exgoberador Roberto Borge, quien le otorgó con contratos de obras desde el inicio de su gobierno. La relación de esta empresa a Ruiz Anitúa también fue confirmada por el exdirector de la paraestatal durante su comparecencia ante los legisladores.

LA EMPRESA AEROTAXI VILLA RICA SA DE CV TIENE SU SEDE EN VERACRUZ Y ES PROPIEDAD DE LA FAMILIA RUIZ ANITÚA.

De acuerdo con el diario NotiCaribe, Ruiz Anitúa estaría relacionado con Grupo Desarrollador Rumega (GD Rumega), empresa constituida un mes después de iniciada administración de Borge y que, en poco tiempo, ganó varias licitaciones de obras, entre las que están los Centros Integrales de la Primera Infancia (CIPIS) de la Fundación “Alas”, la ampliación de los Juzgados en Playa del Carmen, el mejoramiento urbano de Puerto Morelos o el equipamiento de cinco playas en Cancún.

Durante la administración de Roberto Borge también se benefició a la empresa Líneas Aéreas del Mayab SA de CV, con 9.6 millones de pesos. De acuerdo con el Registro Público del Comercio de la Secretaría de Economía, esta empresa tiene fuertes ligas con el exgobernador Félix González Canto, pues fue constituida por su hermana, Patricia González Canto, y su cuñado, el piloto aviador Fernando Quintín Vargas.

La empresa fue dada de alta en mayo de 2002 y tiene como sede el municipio de Cozumel. En noviembre del 2014, la hermana del hoy senador cedió parte de sus acciones a Rossana Vargas Delgado, quien posee la representación legal de la empresa.

De acuerdo con el informe, esta empresa se negó a proporcionar los nombres de los pasajeros que ocuparon los aviones a los diputados locales, al señalar que era información confidencial.

EN EL REGISTRO PÚBLICO DE LA PROPIEDAD Y DEL COMERCIO QUEDÓ ASENTADA LA CREACIÓN DE LA EMPRESA DE LA HERMANA Y CUÑADO DEL EXGOBERNADOR FÉLIX GONZÁLEZ CANTO.

Otra de las empresas a las que más se les pagó por servicios fue Aero JL SA de CV, que recibió 112.5 millones de pesos; la aerolínea privada es propiedad de Joel Lozano. La empresa tiene sede en Toluca, Estado de México, y también tiene una escuela de pilotos.

Entre las 22 empresas que prestaron servicios a la clase política quintanarroense también está Representaciones Universales y Servicios Honorarios SA de CV, con sede en Ramos Arizpe, Coahuila. De acuerdo con el Registro Público del Comercio, esta firma es administrada por el excandidato de Morena en Coahuila, Armando Guadiana. Los contratos que le otorgaron fueron por 412,985 pesos.

Segunda entrega: El programa fachada de Borge para desviar recursos

LOS VUELOS MILLONARIOS A DETALLE

La mañana del 28 de septiembre del 2016, Carlos Alberto Acosta Gutiérrez, en esa fecha director de la empresa paraestatal VIP Servicios Aéreos Ejecutivos SA de CV, confirmó lo que en esos días ya era escándalo en su estado: el exgobernador Roberto Borge, funcionarios, legisladores, políticos priistas, familiares y amigos del exmandatario tenían a su disposición aviones y helicópteros para trasladarse dentro y fuera Quintana Roo con costos millonarios para el estado.

Días antes, el noticiario de Carlos Loret de Mola dio a conocer que una parte de esa empresa (48 acciones) fue adquirida desde 1996 por el gobierno local y que, durante la administración de Borge, más de 60 políticos y familiares realizaron viajes entre Chetumal y Cancún en una de las aeronaves propiedad de la paraestatal.

Pero esa mañana, en el Congreso local, Acosta Gutiérrez soltó una bomba: a Roberto Borge y sus funcionarios no les bastó tener una empresa con cuatro aviones a su servicio, y decidieron rentar aeronaves a 22 empresas distintas para moverse con libertad y en diferentes tipos de aviones dentro y fuera del estado.

Meses después, el 19 de diciembre, un informe de la Comisión de Hacienda del Congreso local daría a conocer que las millas acumuladas por los viajeros frecuentes representaron un costo al tesoro público de1,032 millones de pesos.

Para cubrir ese monto, la administración local pagó 319.9 millones en moneda nacional a favor de 22 empresas, mientras que a otras cinco compañías (se repiten dos) les pagaron 40.1 millones pero de dólares, lo que al tipo de cambio actual representan 712.6 millones de pesos.

De las 22 empresas que VIP Saesa contrató para prestar el servicio de taxi aéreo, tres firmas concentraron el 87% de los recursos pagados por el gobierno borgista: Aerotaxis Villa Rica SA de CV, Aero JL SA de CV, Servicios Aéreos Milenio SA de CV.

Estos son algunos de los aviones que eran rentados con cargo al erario de Quintana Roo.

EL HELICÓPTERO AGUSTA POWER ESTABA RENTADO 25 HORAS AL MES CON UN COSTO DE 3,250 DÓLARES LA HORA.

EL LAERJET 45XR ES PROPIEDAD DE LA PARAESTATAL VIP SAESA.

ESTE MODELO DE AVIÓN ES UNO DE LOS QUE EL GOBIERNO DE QUINTANA ROO RENTABA PARA EL TRASLADO DE FUNCIONARIOS Y FAMILIARES.

ESTE ES OTRO DE LOS MODELOS DE AVIÓN EN LOS QUE SE MOVÍAN EL EXGOBERNADOR ROBERTO BORGE Y SU CERCANOS.

ESTA AVIONETA ES PARTE DE LA FLOTA DE LA PARAESTATAL VIP SAESA.

EN ESTE MODELO AVIÓN ERA USADO POR EXGOBERNADOR ROBERTO BORGE Y SU EXESPOSA CON UN COSTO DE 4,500 DOLARES LA HORA.

MILLAS ACUMULADAS

Dos aeronaves, un Jet Cessna Citation y un Cessna Citation XLS Plus con matrículas EA-UHQ y EA-URQ, se alquilaron para uso exclusivo de Borge y su entonces esposa, Mariana Zorrilla. La administración erogó casi 880 millones de pesos durante su administración por la contratación de ambas aeronaves a la empresa Aerotaxi Villa Rica SA de CV. Cada hora que el exmandatario o su esposa viajaban a bordo de la aeronave costó al tesoro público 4,500 dólares.

Lo mismo sucedió con un helicóptero arrendado a la misma empresa a la que pagaron 2.8 millones de dólares, es decir, más de 50 millones de pesos al tipo de cambio actual.

Sólo cinco de las 22 esas empresas tenían contratos firmados, las otras se desconoce cómo es que prestaban los servicios. Lo demás se acordó entre amigos.

EN EL INFORME LEGISLATIVO QUEDARON ASENTADOS LOS PAGOS REALIZADOS A CADA UNA DE LAS EMPRESAS AÉREAS QUE EL GOBIERNO DE BORGE SUBCONTRATÓ.

6 COMPAÑÍAS COBRABAN SU SERVICIO EN DÓLARES.

El resumen de las bitácoras aéreas de VIP Saesa entregado a los diputados locales revela los nombres de 34 viajeros frecuentes, quienes cotidianamente cruzaban los puentes aéreos entre Cancún, Cozumel y Chetumal.

Entre 2011 y 2016 utilizaron las aeronaves no una ni dos ni tres veces.

El exgobernador y hoy senador de la República, Félix González Canto, subió a las aeronaves al servicio del estado en 142 ocasiones. Su esposa Narcedalia Martín y su padre Lenin González también disfrutaron de los servicios en 12 ocasiones cada uno.

Otras 10 personas, entre empresarios, políticos priistas y sus familias, también viajaron en las aeronaves de VIP Saesa.

 
VIAJEROS FRECUENTES
 
 
 
Félix González Canto
 
Luis Contreras
 
Raymond King
¿QUIÉN ES?
 
Exgobernador de QRoo y senador
¿QUIÉN ES?
 
Director General del Diario de QRoo
¿QUIÉN ES?
 
Diputado Federal
VIAJES
 
39
VIAJES
 
142
VIAJES
 
74
 
 
 
 
Ángel González
 
Jazmin Esquiliano
 
Eduardo Espinoza
¿QUIÉN ES?
 
No identificado
¿QUIÉN ES?
 
Exsecretaria de Relaciones Públicas del PRI QRoo
¿QUIÉN ES?
 
Exdiputado federal y exalcalde de Othón P. Blanco
VIAJES
 
34
VIAJES
 
21
VIAJES
 
24
 
 
 
 
 
 
Roberto Borge 
Martín
Wilma Canto 
de Contreras
Narcedalia Martín
¿QUIÉN ES?
 
Papá de Roberto Borge
¿QUIÉN ES?
 
Secretaria del Consejo de Administración de Diario de Quintana Roo y esposa del dueño
¿QUIÉN ES?
 
Esposa del exgobernador Félix González
VIAJES
 
23
VIAJES
 
12
VIAJES
 
23
 
 
 
Lenin González
 
Wilma Contreras
¿QUIÉN ES?
 
Papá del exgobernador y senador Félix González Canto
¿QUIÉN ES?
 
Hija del dueño del Diario de Quintana Roo
VIAJES
 
12
VIAJES
 
12

“La empresa VIP Saesa (…) afirmó que los pagos de los familiares y amigos que ocuparon los servicios de aviones y aparecen en la lista de pasajeros recibida en la Comisión de Hacienda y sin tener una relación laboral con los entes públicos eran pagados por el gobierno del estado a través de sus entes públicos o Sefiplan”, se señala en el informe legislativo.

Algunas de las empresas contratadas se han negado a entregar la lista de pasajeros que eran usuarios frecuentes en cada una, en tanto que otras, como es el caso de Villa Rica, señalan que nunca se dieron solicitudes de servicio por escrito, pues de manera verbal las hacía Manuel Eligio Marrufo Trejo, entonces secretario particular de Roberto Borge.

DE ACUERDO CON VIP SAESA LOS SERVICIOS AÉREOS ERAN SOLICITADOS Y CONTROLADOS POR EL EXSECRETARIO PARTICULAR DEL EXGOBERNADOR ROBERTO BORGE.

TODO QUEDA ENTRE AMIGOS

Como toda empresa, VIP Saesa es dirigida por su Consejo de Administración, cuyo presidente es el gobernador en turno. Sus otros integrantes son el secretario de gobierno y el titular de Finanzas, además de contar con un vocal que es el titular de la antigua Secretaría de la Gestión Pública, hoy la Contraloría estatal.

Es decir, quienes tomaban las decisiones importantes en la empresa eran quienes utilizaban las aeronaves de manera discrecional y, por si fuera poco, en vez de utilizar sus propios aviones, preferían ocupar a otras empresas para que les dieran servicio.

Esta situación casi llevó al quebranto a la compañía paraestatal que, en 2016, ya operaba con números rojos luego de cinco años de constantes pérdidas de utilidad.

De 2014 a septiembre del 2016, la empresa pública ejerció un presupuesto de 1,194.2 millones de pesos,casi el equivalente a la cantidad total pagada por la renta de aeronaves.

A pesar del desastre financiero, cada año la revisión a las Cuentas Públicas practicadas por la Auditoría Superior del Estado (ASE) a VIP Saesa concluía que la aerolínea del gobernador era una dependencia exitosa que iba viento en popa. Así lo afirmó y lo firmó el exauditor, Javier Zetina González, primo del exgobernador, Félix González Canto, al revisar la Cuenta Pública 2015 de Roberto Borge.

Zetina González formó parte de los nombramientos clave otorgados en 2016, el último tramo de la administración priista, para cuidar las espaldas al exgobernador, mismo que fue conocido como el “paquete de impunidad” de Borge.

El exauditor dejó el cargo ante la presión de los nuevos legisladores por abrir las Cuentas Públicas del 2015 y 2016 para realizar nuevas revisiones.

“Tú eres director de una empresa que está totalmente quebrada, si lo transfiero a un negocio y fueras mi administrador ya te hubiera corrido desde hace mucho tiempo”
dijo un diputado del PRD, Esquivel Vargas, al entonces director de VIP Saesa, durante su comparecencia

Esa mañana de septiembre frente a los legisladores, el funcionario no tuvo más remedio que aceptar la agonía de su empresa y responsabilizó al Consejo de Administración de la malas decisiones financieras.

“La secretaría particular (encabezada por Manuel Marrufo) llevaba el control de la agenda. (Él) nos solicitaba el servicio para que se les proporcionara la aeronave. Nosotros no teníamos control. Ellos decidían quién iba a hacer uso del servicio”, señaló frente a los diputados.

Diez meses después (julio 2017), Carlos Alberto Acosta fue detenido en un fraccionamiento residencial de Chetumal por la Fiscalía General del estado. Está acusado del delito de “desempeño irregular de la función pública” y se encuentra recluido de manera preventiva en el Cereso de Chetumal.

Sobre este caso existen denuncias contra varios exfuncionarios ya presentadas ante la Fiscalía General del estado.

Todas las empresas públicas las dejaron quebradas, porque todas las operaciones que hacían estos descentralizados iban a parar a la (Secretaría de Finanzas del estado que era) una licuadora de recursos a donde los transferían sin ninguna lógica institucional”
Señaló Rafael del Pozo, secretario de la Contraloría del Estado
 
VÍA: EXPANSION
 
CEL