0
0
0
s2smodern

 

 

Escribe: Adán Morales

 

Hoy esta de moda hablar de los árbitros.

Luego de que el fin de semana pasado  se suspendiera la liga MX por motivo de los arbitros algo ha quedado claro. Que la figura arbitral es decisiva en los sistemas de competencias de este país.

Un arbitro es el encargado de impartir justicia  con el reglamento en la mano en el terreno en donde se contiende.

Sin embargo la figura arbitral ha sido rebasada a menudo.

Es cada vez mas recurrente ver a los jugadores increparlos cuando no estan de acuerdo en algo, o incluso a los luchadores aplicarles unas magnificas patadas de canguro.

En el PAN poblano se vive una severa crisis, Jesús Giles, no es respetado en su funcion de lider y arbitro, pues tiene como funcion ser imparcial y hacer respetar las normas del partido.

Sin embargo, desde las redes sociales varios panistas que lo consideran titere del matrimonio Moreno Valle-Alonso lo estan enfrentado e increpando.

Pues no lo consideren un digno dirigente estatal de AN.

Personajes con un colmillo político retorcido lo ningunean en la plaza pública del tuiter y el novel dirigente sólo sirve de costal y se crece al dolor, le pone testosterona al asunto y no se raja, pero le falta un poco de esa malicia política.

Ana Teresa Aranda fue directa y lo llamó “pendejo”

“Son chingaderas lo que emprende la dirigencia estatal del PAN, le quiero decir a mis amigos que no están solos en esta acción en su contra (…) Parece un perro de rancho porque en las fiestas lo amarran, pero cuando hay un pleito lo sacan y ahí va el pendejo”. Le había dicho la ex panista.

Fernando Manzanilla, también lo enfrentó en las redes.

Le pidió que hablaran del apoyo de RMV a EPN en el 2012.

La calidad de Giles como árbitro está en entredicho. Pues en eso de las traiciones el inexperto dirigente parece ver la paja en el ojo ajeno.

Acaso no estaba enterado de lo que le dijo Fernando Manzanilla.

Y si no lo estaba ¿por qué no ha abierto una investigación?

¿Qué o quién lo motivo a solicitarle a la comisión de orden y disciplina de AN la expulsión  de 73 militantes que apoyaron a Ana Tere en el pasado proceso electoral?

¿Cuándo solicitara la expulsión de los diputados panistas que votaron la ley de ingresos que propuso EPN por indicaciones de Eukid Castañón?

Las traiciones en el panismo poblano están a la orden del día.

Y no solamente los yunquistas y morenovallistas se están clavando la daga.

Las filtraciones a la prensa están a la orden del día.

Y el fuego amigo es brutal.

Pero Giles no parece pasar su mejor momento como dirigente y sus porristas en redes no parecen ayudarlo mucho.

Si Giles estuviera en un partido de futbol, la afición lo menos que le gritaría seria: “arbitro vendido”, sin descartar el ya famoso “eeeeee puto” que identifica a los mexicanos.

Algo tendrán que hacer de manera urgente los dueños de Jesús Giles, el agua comienza a hacérsele engrudo y ante una crisis arbitral en el CDE de AN no suena descabellada la idea de que el CEN de Ricardo Anaya de un manotazo en Puebla.

De suceder esto. A Giles lo estaría alcanzando el destino y es que En septiembre del 2012, Giles firmó, junto con diputados y alcaldes panistas, una petición dirigida a Gustavo Madero para destituir al entonces dirigente estatal del PAN, Juan Carlos Mondragón Quintana.

El desplegado se publicó en los periódicos Milenio, Excélsior y Reforma pidiéndole a Gustavo Madero la salida del entonces dirigente estatal del PAN.

 

Así que no dude ni tantito si en las alturas están pensando en enfermarlo por un rato, antes de que los rebeldes de AN firmen un desplegado pidiendo su renuncia.

 

CEL