0
0
0
s2smodern

 

Redacción

 

Después de que este lunes inició discretamente  su campaña de la mano de Jesús Zaldivar (Director del CONALEP) y del Diario Desafuero, Mario Riestra ha anunciado su salida del ayuntamiento, dispuesta para hoy: viernes 13 (mal presagio)

Su arranque es lento, y es que Riestra se va en medio de especulaciones.

Que si Tony Gali y Luis Banck se cansaron de él.

Que si desde la SEP opera su candidatura

Que si en un acto de congruencia sus familiares que aspiran a un cargo de elección popular deberían renunciar.

Que si será candidato independiente.

Que si detrás de él están Marthita de Fox y Aurelio Nuño.

Que si esta verde.

En fin, sabrá dios.

 

Lo cierto es que Mario Riestra se va del ayuntamiento sin pena ni gloria.

Y como diría el clásico: Con mas pena que gloria.

0
0
0
s2smodern

Puebla, el Estado con más universidades en el país, sufre un repunte de más del 50% en robos violentos, de más del 35% de los homicidios dolosos y del 7% en violaciones entre enero y agosto

 

Puebla ya no es la misma. El feminicidio de Mara Castilla, que fue violada y estrangulada tras pedir un servicio de Cabify el pasado 8 de septiembre, ha estremecido a una comunidad que se consagró por años como una ciudad estudiantil y que en las últimas semanas ha dado el salto a las portadas de la prensa nacional e internacional por la violencia y la inseguridad contra sus estudiantes y académicos. Ante la ola de criminalidad, los jóvenes de Puebla aún buscan las respuestas para entender lo que está pasando, para hacer algo antes de que sea demasiado tarde, para defender su libertad, para vivir. “Antes no lo pensabas demasiado, tomabas, te vestías como querías y hacías lo que querías, hoy piensas que haría tu familia si mañana no amaneces”, confiesa Simone, una universitaria de 19 años.

Dos estudiantes en un bar de Cholula, en Puebla.
Dos estudiantes en un bar de Cholula, en Puebla. CARLOS JUICA

“El día después de que Mara murió me regalaron un gas pimienta”, cuenta Sofía, de 19 años. “¿Salimos hoy?”, se preguntaban Liliana y Katia, de 22, en la mesa de al lado. “No dejas de pensar que te pudo haber pasado a ti”, confiesa Delcy, de 24, antes de prender el próximo cigarrillo. “Te sientes más vulnerable como mujer, es triste pero es la realidad de esta ciudad y de este país”, asegura Elizabeth, de 21. No es una manifestación, es una noche de fiesta. Las luces bailan entre el humo del tabaco, el reggaeton retumba en todos los rincones y ríos de estudiantes inundan los bares y los antros de moda. Hay perreo, hay ligue, hay desmadre. Son las once de la noche en San Andrés Cholula, un paraíso de la fiesta universitaria en la zona metropolitana de Puebla.

La fiesta no ha parado, pero entre los terremotos del 7 y el 19 de septiembre y el miedo a la inseguridad, la clientela se ha venido abajo. “Las propinas han caído un 50% en las últimas dos semanas”, asevera Conny Santín, una camarera. “El control del Gobierno a los bares ha sido mucho más estricto, pero ellos son los responsables y los que tienen que tomar cartas en el asunto”, reclama Santiago Gabián, un empresario español que abrió un bar en Cholula hace dos años.

Mara Castillaampliar foto
Un barista en una mezcalería de Cholula, en Puebla. C. J.
 

En la última década, tras el estallido de la guerra contra el narcotráfico, jóvenes de los Estados más afectados por la violencia llegaban por montones para buscar oportunidades en las aulas y para recuperar las libertades perdidas fuera de ellas. Ahora, Cholula y Puebla viven su propia crisis. El Estado con más universidades en el país ha sufrido un repunte de más del 50% en robos violentos, de más del 35% de los homicidios dolosos y del 7% en violaciones entre enero y agosto de este año, según datos oficiales. Se denuncian 145 delitos al día y el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuria calcula que la cifra negra de los ilícitos alcanza el 93%.

Los poblanos no solo han percibido un aumento cuantitativo, sino también en el modus operandi de la delincuencia. La comunidad universitaria que, en gran medida y en palabras de sus miembros, se asumía dentro de una burbuja, lejos de los problemas sociales del Estado y del país, ahora sufre el embate de la criminalidad. Minerva Hernández, una estudiante de 26 años de la Universidad Iberoamericana, fue apuñalada el pasado 21 de marzo al negarse a ser novia de su feminicida. El rector de la Universidad Angelópolis, Roberto Corvera, fue acribillado el pasado 5 de agosto en su oficina. Mariana Fuentes, una alumna de 20 años de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), murió de un balazo en la cabeza la semana pasada cuando intentaban quitarle su teléfono móvil.

Número de escuelas a nivel licenciatura

Fuente: Secretaría de Educación Pública 

El Gobierno estatal, que inició funciones en febrero, ha priorizado el combate contra la delincuencia, pero descarta que Puebla sea un Estado inseguro, afirma que el aumento de la incidencia delictiva responde a un problema nacional y sostiene que no peligra el estatus de la capital del estado como una ciudad estudiantil. “El fenómeno [de la inseguridad] no es nuevo (…) Lo que no podíamos era hacernos tontos”, acepta el secretario de Gobernación, Diódoro Carrasco.

“Nunca se había vivido algo así en Puebla y mi lectura es que el exgobernador Rafael Moreno Valle, que aspira a ser presidente de la República, no quiso que se ventilaran los resultados de sus políticas de Seguridad Pública porque han sido un fracaso”, sentencia Alejandro Guillén, profesor de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). “Se ha destapado una cloaca”, agrega el académico, que en los últimos meses dejó sus antiguas líneas de investigación sobre el sistema político mexicano para estudiar el fenómeno de la inseguridad.

Mara Castillaampliar foto
José Andrés García, conductor de Uber. C. J.
 

“Una chica me dijo viólame, pero no me mates”, relata José Andrés García, un conductor de Uber. Anotan sus placas, le toman fotografías. Las conversaciones dentro del auto son mínimas y las precauciones que toman las usuarias son máximas. El escrutinio es la nueva realidad. “Las niñas están asustadas y lo entiendo, pero el que nada debe, nada teme”, cuenta el chófer, que dejó su taxi en enero después de casi 30 años detrás del volante. Lo asaltaron tres veces en 30 días. Reacio a las minucias tecnológicas, se cambió a Uber en abril porque era más seguro.

García dice que en las últimas semanas la clientela ha bajado un 20%, aun con Cabify, el mayor competidor, fuera del mercado después de que el Gobierno suspendió su licencia en el Estado tras el caso de Mara Castilla. “Me parece injusto porque están pagando cientos de familias por lo que hizo un loco, ¿esa era la solución? Cuántas cosas han pasado en los taxis y en los autobuses… ellos siguen funcionando”, revira. “No fue una decisión impulsiva ni caprichosa”, responde Carrasco ante las críticas.

Mara Castillaampliar foto
Una joven, en la zona universitaria de Cholula. C.J.
 

“El feminicidio de Mara fue la gota que derramó el vaso”, afirma Fernando Fernández, rector de la Universidad Iberoamericana de Puebla y uno de los principales críticos del exgobernador Moreno Valle. “Hay una estructura de Gobierno que está cada vez más destruida y la población ya no está dispuesta a seguir tolerando promesas vacías y estériles de los gobernantes”, añade Fernández, que encabezó las marchas junto al rector de la UPAEP para afrontar la crisis de violencia. El padre jesuita reconoce que el Gobierno actual está “genuinamente preocupado”, pero denuncia que hay intereses que están “detrás y por encima de las autoridades” para frenar la corrupción y la impunidad, lo que impide que se haga justicia.

“Esto nos está pasando a todas las universidades, pero no todos han reaccionado igual”, lamenta Guillén. “La respuesta de la rectoría de la BUAP ante el asesinato de Mariana Fuentes ha sido muy débil, no se ha hecho lo suficiente”, acusa Juan Carlos Canales, profesor de esa casa de estudios. Aun así, las barreras entre los alumnos de la UPAEP y la BUAP, protagonistas de una rivalidad que se ha prolongado por décadas, se han difuminado y han marchado juntos.

Porcentaje de la población que se siente insegura en la ciudad de Puebla

La inseguridad es ya un problema que preocupa a casi tres de cada cuatro habitantes de la capital del Estado, según datos oficiales. Las antiguas discusiones teóricas, llenas de supuestos y alejadas de la praxis, han perdido terreno y los académicos han organizado foros sin precedentes sobre los problemas de su comunidad. Los estudiantes se han comprometido a que ningún candidato a gobernador gane las elecciones sin presentar una propuesta para combatir el machismo y la violencia.

“No podemos ofrecer una imagen falsa ni promesas que no se van a cumplir ni una protección en una esfera de cristal a nuestros estudiantes, al contrario tenemos que formarlos para que como ciudadanos asuman el reto”, sentencia Fernández. “Si no hacemos nada hoy, si no reaccionamos, si no cerramos filas como Estado, corremos el riesgo de dejar de ser una ciudad de estudiantes”, afirma Guillén. En medio de la indignación, el miedo y la importencia, la Universidad ha abierto los ojos.

Vía: El País

0
0
0
s2smodern

 

Resultado de imagen para moreno valle huachicol

 

‪‎PUNTOSSOBRELASÍES‬

MORENO VALLE, ¿HUACHICOLERO?

imagen autor
RAMÓN ALBERTO GARZA
@ramonalberto

El caso Moreno Valle es parte de una amplísima investigación sobre el negocio del huachicol y las entidades en donde la colusión entre huachicoleros y autoridades gestaron un multimillonario negocio


 Sep 29, 2017
 Lectura 3 min
 

Si se preguntan por qué Rafael Moreno Valle está tan calladito, es porque ya lo enteraron de que se aceleró la investigación que podría vincularlo a los huachicoleros.

Las indagatorias sobre el precandidato a la presidencia tendría rango de máxima prioridad en la agenda del Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia.

Y estarían involucradas otras dependencias como la PGR, la Secretaría de la Defensa, la Secretaría de Marina, la Policía Federal y el Cisen.

Lo expedito del proceso se da en los momentos en que crecen las presiones desde Pemex, que dirige José Antonio González Anaya y desde Los Pinos, en donde el presidente Peña Nieto esta exigiendo desahogar el expediente del robo de combustibles.

El caso Moreno Valle es parte de una amplísima investigación sobre el negocio del huachicol y las entidades en donde la colusión entre huachicoleros y autoridades gestaron un multimillonario negocio.

Y apuntando hacia Puebla como la entidad líder en el tráfico de combustibles, Moreno Valle es una de las figuras centrales de la investigación.

Es un voluminoso expediente que se le abrió al exgobernador poblano y en el que se le vincula a Othón Muñoz Bravo, alias “El Cachetes”.

De acuerdo con lo recopilado, “El Cachetes” fue identificado como el líder de una de las bandas de robo de combustibles.

Fue capturado en agosto por un operativo de la Marina Armada, en el Fraccionamiento El Secreto, de la Angelópolis, y enviado para proceso al penal de Tepexi.

Una fotografía de Muñoz Bravo acompañando a Moreno Valle, abrió la ventana para rastrear los nexos entre ambos.

La investigación habría perfilado una amistad que presumiblemente alcanzaría la aportación de fondos para la campaña del panista, no solo par la gubernatura poblana, sino eventualmente para la promoción por la candidatura a la presidencia.

Moreno Valle fue cuestionado sobre el origen de los millonarios recursos invertidos en su libro “La Fuerza del Cambio”.

Spots en radio, televisión, espectaculares y entrevistas promocionales en medios, se convirtieron, bajo la complacencia del INE en una inexplicable promoción abierta de imagen para quien ya había manifestado su intención de competir por la presidencia.

La pregunta es si el resultado de esta investigación, se encontrase culpable a Moreno Valle, tendría la intención de dar con los presuntos vínculos huachicoleros del exmandatario y proceder en consecuencia.

O si el expediente acabaría convertido en una pistola amartillada sobre un escritorio desde donde se guiarán los destinos políticos del precandidato Moreno Valle.

Baste saber que su apoyo como tercero en discordia puede inclinar una balanza a favor de Margarita Zavala y Ricardo Anaya.

Y eso es para algunos estrategas del 2018 es oro molido, en los momentos en que se perfila una alianza como la única posibilidad de derrotar a Andrés Manuel.

 

Resultado de imagen para moreno valle huachicol

0
0
0
s2smodern

La muerte de la estudiante de Derecho se produjo unas semanas después del asesinato de una joven en un taxi de Cabify

La estudiante asesinada en Puebla
La estudiante asesinada en Puebla FACEBOOK

Una estudiante de Derecho de 20 años, Mariana Fuentes Soto, fue asesinada el sábado de un disparo en la cabeza durante un presunto asalto ocurrido anoche en la ciudad de Puebla.

De acuerdo con los primeros informes la joven, estudiante de la Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), fue interceptada por presuntos asaltantes alrededor de las nueve de la noche cuando llegaba a la casa de una amiga con quien habría quedado para salir. Los hechos se registraron en la colonia Reforma Agua Azul donde, según los vecinos, a diario se cometen asaltos.

Versiones periodísticas recogen que dos asaltantes intentaron quitarle su teléfono a la estudiante de la Facultad de Derecho. Según estas, sus amigas solo escucharon a la joven gritar e inmediatamente después oyeron un disparo. Al salir, encontraron a Fuentes Soto tirada en el suelo con una herida en la cabeza que le provocó la muerte inmediata.

La Fiscalía acordonó el área, pero hasta la mañana del domingo no ha emitido información oficial de los hechos. En un tuit, la Fiscalía solo señaló que "realizaremos las investigaciones correspondientes para dar con los responsables".

Este hecho ocurre dos semanas después de que las autoridades confirmaran que Mara Castilla, una joven estudiante de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP), fuera asesinada, presuntamente por el conductor, después de tomar un taxi Cabify para regresar a casa.

Ante ese crimen, miles de mujeres salieron a las calles, para manifestar su repudio y exigir un alto a la violencia feminicida en el país.

El Estado de Puebla, a una hora de la capital, es uno de los estados más inseguros para las mujeres y según distintas asociaciones civiles que califican el hecho de feminicidio, van 86 feminicidios en lo que va de 2017.

VÍA: EL PAÍS

0
0
0
s2smodern

 

Escribe: Adán Morales

 

“Estoy comprando víveres para damnificados por el #sismo los llevaremos mi esposo @RafaelMorenoValle y yo,  a Izúcar de Matamoros #somospuebla”

(Así tuiteó Martha Erika Alonso el día 20 de Septiembre)

Si los llevaron no lo sabemos. No hay testimonio alguno.

La imagen puede contener: 3 personas

El gobernador Tony Gali encabezó las acciones de rescate en Puebla, también con unos resultados mediáticos poco exitosos, en una nota del Diario Reforma el gobernador aparece en Metepec,  Atlixco,  con pala en mano y camisa azul arremangada; Cabello bien peinado, zapatos con una pizca de polvo y sin mostrar esfuerzo alguno.

La duda impone ¿Qué formula descubrió el gobernador para encabezar tareas de rescate sin afligirse ni aflojarse?, vaya, ni el Dr. Chunga en sus mejores tiempos.

 

La imagen puede contener: 1 persona, exterior

El líder del Congreso, Jorge Aguilar Chedraui, y sobre quien pesan sospechas de haber saqueado la secretaria de salud, apareció en redes muy preocupado por el bienestar de un herido. Cínico, fue el adjetivo más suave que se llevó, pero al Dip. No le importó eso, la satisfacción de ayudar en un momento crítico bien valdría la sátira.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas

Lo malo de las tragedias es que siempre sacan lo peor de los políticos, aunque según ellos sacan el corazoncito por delante, ponen el pecho pues,  #ternurita dirían en las redes.

Sin duda los Centros de Acopio y los lugares de la tragedia se convirtieron para muchos en locaciones de redes sociales, el periscope, el tuiteo y los likes fueron el pan nuestro de los políticos que generosos sumaban sus esfuerzos para sacar adelante esta ciudad que había sido devastada por un sismo de 7.1.

Imagino las escenas así:

-Tómame la foto, así como que no me doy cuenta.

-Niños acérquense más, abrácenlo y sonrían es para el feis, saldrán en los periódicos y en la tele.

-Listo, en chinga lo subo a las redes.

-¿Cuántos likes llevamos?

-Tiene 5 minutos de publicado y lleva 38 likes y 12 retuits.

-¡¡Qué circule, métele publicidad de FB!!

-Pásame el alcohol y las toallitas húmedas estos niños me dejaron oliendo “feíto”

 

Aunque no todo es malo en las tragedias.

Muchos tendrán comida segura, aunque muchas despensas vayan caducas, pero algo es algo.

Algunos funcionarios “fuereños” conocerán localidades de la mixteca poblana, por primera vez sabrán que existe un “pueblito” llamado, Pilcaya,  Atzala o Chiautla de Tapia que están  sumidos en la marginación desde hace muchos sexenios.

-“Que jodido está todo por acá” pensarán

Los funcionarios de medio pelo que acompañan a sus jefes  inflarán las notas de viáticos pues es  la oportunidad de llevarse unos pesitos de más.

 

Para el Jueves 21 por la tarde, Tony Gali anuncia: Revisamos 12,174 escuelas que equivalen al 99% del estado. 1,416 tienen afectaciones de las cuales 479 serán validadas por Protección Civil.

La secretaria general de AN sigue en lo suyo, en su centro de acopio: “Agradezco a todas las personas que generosa y solidariamente han acudido a nuestro Centro de Acopio, el cual sigue abierto #FuerzaMéxico” escribía en su cuenta de tuiter

El líder del congreso, Aguilar Chedraui, continuaba su recorrido en Izúcar de Matamoros, palmeando la espalda de los voluntarios; Eso sí, siempre bien peinado y bien planchado.

 

Queda claro que los tres personajes anteriores son iconos del “clientelismo político” entre más grande la tragedia, mejor es la foto.

 De algo que sirvan los escombros y los damnificados.

 

Mi cuenta en tuiter: @adangio