Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1375525

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

 

La noticia provocó una conmoción nacional: el bajista fundador de la banda de rock “Botellita de Jerez”, Armando Vega Gil, se suicidó el lunes luego que una mujer lo denunció de acoso sexual hace dos lustros a través del colectivo #MeTooMusicosMexicanos. Las reacciones fueron de luto y lamento, de escarnio y odio. Los apoyos y las críticas fluyeron, en buena parte enfocadas al anonimato tras el que se escondió la mujer. Una denuncia sin dar la cara, se puede argumentar, carece de valor civil. Quien se oculta, ¿cómo sustenta su denuncia más allá del dicho? Pero al mismo tiempo, como dijo una colega periodista, “creo que es un proceso necesario, que así como en el anonimato hay denuncias, también hay un reconocimiento privado y personal de violencia. Eso es un granito de arena para que las sociedades cambien”.

El hashtag #MeToo fue fundado por la activista estadounidense Tarana Burke en 2006, luego de que tuvo una conversación con una jovencita de 13 años que abrió su experiencia de abuso sexual por parte del novio de su madre, narró en 2017 el periódico The New York Times. El fenómeno explotó en octubre de 2017, cuando la actriz Alyssa Milano, escribió en Twitter: “Si han sido acosadas sexualmente o atacadas, escribe ‘yo también’ y replica este tuit”. Milano no conocía a Burke ni que había acuñado ese hashtag -tan pronto como se enteró le dio el crédito-, pero recibió más de 66 mil réplicas de usuarios en la red. Ese mismo mes, Javier Poza entrevistó a la actriz mexicana Karla Souza en Radio Fórmula, y le dijo que se había ido de México porque había sido víctima de acoso sexual por parte de productores y directores mexicanos. Su denuncia pública no tuvo consecuencias inmediatas porque no quiso identificar al acosador —hasta después fue identificado independientemente y perdió su trabajo.

El suicidio de Vega Gil, por su prominencia y fama pública, disparó el debate y se enfocó en el recurso del anonimato. La denuncia se hizo a través del colectivo, del que se desconocen su demografía y fundadoras/fundadores. Esta variable parece importante resaltarla. Una revisión empírica de las respuestas por la muerte de Vega Gil sugiere un conflicto intergeneracional, predominante en las millenial, que están de acuerdo en el anonimato, mientras que generaciones mayores, o voces masculinas, critican que no den la cara y que la denuncia se quede en las redes sociales.

“Dicen que las denuncias en redes no sirven para nada”, agregó la colega periodista. “¿Las denuncias formales sí? El país del 97% de impunidad ¿está defendiendo eso?… (En) los chats de mujeres (hay un) nivel de miedo y hartazgo. El tema no distingue países, edades, dineros. Es en un momento en el que estamos reconociendo mucha violencia innecesaria por todos lados, hacia los animales y el medio ambiente en general y entre nosotros. En medio de todo eso, estamos reconociendo poco a poco las situaciones de privilegio, y entendiendo que lo tenemos normalizado.

“Me parece que los MeToo original vienen de pechos doblemente cansados. Si ser mujeres es complicado, ser mujer negra debe ser un infierno y, como siempre, se los han apropiado quienes tienen más reflectores, o las víctimas atípicas porque ellas antes no quejaban. Por un lado, está bien desmitificar que en las clases altas y blancas no hay violencia, y por otro, pienso que le quitamos voz a quienes con extra trabajo la alzaron. Ha sido a través de redes sociales porque son el espacio más horizontal. Quizá diga obviedades, pero los sistemas de justicia mundiales son súper misóginos. No creo que sea culpa de nadie, así lo aprendimos y aquí hay un espacio donde en segundos tienes apoyo de miles de que se sienten igual”.

Otra colega, de diferente generación, opinó: “Para mí, el MeToo es otra modalidad de linchamiento. En el #MeToo original la víctima tenía cara y nombre e iniciaba un proceso igual. Lo de México es una locura. Cualquier persona, en especial figuras públicas, están expuestas a quedar marcadas de pederastas y violadores. Es un tema muy sensible el de los abusos, pero también el linchamiento. En el linchamiento físico matan y queman a las víctimas. Ahora desprestigian y marcan a los indiciados en una oscura Nueva Inquisición, donde el acusador es anónimo”.

La colega millenial retomó: “Me parece que es el primer paso para otras cosas, que va a ser un relajo y va a tener errores, como todo movimiento, pero que era necesario. Así como la desigualdad ya es insostenible, tener a la mitad de la población sometida psicológica o físicamente, también.Es necesario en esta primera etapa. Hasta que no se garantice la seguridad de la denunciante y el alto a la impunidad, yo no le veo sentido a que las mujeres se expongan doblemente, a las redes sociales, que ya vimos cómo reaccionaron; la reacción más violenta (fue contra) la persona que denunció”.

 

El movimiento #MeToo, dicen en su página Web, nació para apoyar a quienes sobrevivieron la violencia sexual, empoderándolas a través de la empatía y la acción comunitaria. #MeToo le dio voz a la gente, y la animó a denunciar sus experiencias. La expresión de los múltiples #MeToo surgidos en México parecen radicales para unos y reivindicativos para otros. Pero necesitábamos este sacudimiento, tras ver la indiferencia de muchos. Sólo entre 2014 y 2017 en la Ciudad de México, las denuncias se incrementaron en 433%, y no había pasado nada. La sociedad se está moviendo. Ahora requerimos de inteligencia, filtros para las denuncias y verificación, para que este despertar no nos lleve de regreso a las tinieblas.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

Una falla en el núcleo de donde se sostienen las aspas, que por ello se habrían atorado y causado que la nave se volteara en pleno vuelo, sería el esbozo de una primera conclusión de los peritos canadienses que analizan la caída del helicóptero en que murieron la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su esposo Rafael Moreno Valle, coordinador de los senadores panistas. Así me lo revelan fuentes de alto nivel con acceso a la investigación internacional, de la que ya recibió el gobierno de México los primeros datos.

Si esta primera hipótesis se termina confirmando, lo que sigue es determinar si el atorón en el núcleo de las aspas fue producto de un error en el ensamblaje, de una falla durante el mantenimiento o de un sabotaje de alguien que colocó la pieza deliberadamente mal. Pero de acuerdo con los primeros datos, a los que tuve acceso, ese parece haber sido el problema: se habría atorado en pleno vuelo y habría motivado que el helicóptero se volteara de golpe. No habría existido tiempo ni estabilidad para que los pilotos realizaran una llamada de auxilio.

Aunque todos los móviles posibles están sobre la mesa, autoridades federales mexicanas me dicen que siguen pensando que todo apunta a que se trató de un lamentable accidente y no un atentado. La dirigencia nacional del PAN ha expresado públicamente que ve demasiadas cosas raras en la relatoría de hechos y que sospecha que alguien quiso matar a una de las parejas de poder más relevantes de México.

Las conclusiones oficiales van a demorar meses. Es habitual que los especialistas, científicos, peritos internacionales se tomen largas temporadas antes de presentar públicamente sus dictámenes. Quizá para no dejar nada por considerar y no cometer errores en casos francamente sensibles. Quizá apostando a que se asienten las presiones políticas que siempre genera una tragedia aérea. Quizá ambas.

Lo cierto es que conforme avancen las semanas, de aquí al 2 de junio, el ambiente político va a estar crecientemente más caliente. Ese día es la elección extraordinaria para gobernador, derivada de la desgracia del 24 de diciembre. Si las conclusiones se dan a conocer durante el tiempo de la campaña, y mientras más cerca esté el día de los comicios, las reacciones pueden ser mucho más encendidas. No sé si existe una fecha definida por los peritos internacionales o por las autoridades mexicanas para comunicar los resultados de la investigación, o por lo menos dar un avance con las causas técnicas de la caída de la aeronave.

 

SACIAMORBOS

Se van a revisar en México 700 mil contratos colectivos de trabajo en los próximos tres a cuatro años. Son cientos al día. Todos, bajo las nuevas leyes laborales que se espera queden aprobadas en abril. Todo, parte de lo prometido (de palabra, pero prometido) para que el Congreso de Estados Unidos apruebe el nuevo TLC, el T-MEC. Temporada alta para líderes sindicales, abogad@s laborales y funcionari@s del sector.

0
0
0
s2smodern

 

 

 

El ex gober, el 01, el Sr. de los cerros… ¡no ha muerto!

Que dejó muchos huérfanos, sí. Se dice que no era un helicóptero, que más bien era un Boeing 747 y de dos pisos el que se estrelló porque no fueron 4 los difuntos sino más de 100: la cúpula morenovallista (o panistas al vapor), priistas fifís, y uno que otro desorientado.

Me cuenta el juglar que a la par que van cediendo los lamentos por el puesto prometido, la silla o el salario que nunca llegó, se van integrando ahora a la campaña de Luis Miguel Barbosa o Barbi, como le dice la Diputada Nay Salvatori.

Así, como lo dijimos en la pasada columna, ahora que Don Fernando Manzanilla es el nuevo 01, la persona que mueve los hilos del gobierno y los recursos en este estado, muchos de sus viejos conocidos en la primera temporada durante su cargo como Secretario de Gobernación, han acudido a pedirle su aprobación para poder seguir o entrar de nueva cuenta a trabajar a gobierno del estado. Pues como dice el clásico “vivir fuera del presupuesto, es vivir en el error”.

No importa que antes su trabajo era para “el mejor gobernador de la historia de Puebla”, “para el gobernador que transformó Puebla”, “para el PAN”, “para una gran líder y estratega”, “para un matrimonio humano y sensible a las necesidades de la gente” y no sé qué otras vaciladas afirmaban, hoy, la 4T es lo suyo y Barbosa es lo mejor que le pudiera pasara este estado.

Como se dice por ahí… 3 pesos de madre.

Como lo de menos es quien gobierne sino quien pague, me contó el Juglar que el ex 01 ha reencarnado en la figura de su cuñado. ¿La razón? Los mismos modos.

Que exige poner mucha atención en los colores de la presentación que le envían, que los gritos e insultos ya son cosa común, que aún no han llovido celulares pero si mentadas de madre, que las humillaciones ya se cantan y sobretodo, ya empieza a consolar (contratando) a l@s huérfan@s de su cuñado para que trabajen para su proyecto.

Como lo dijimos la vez pasada, para que la cuña apriete…

 

Sin duda, el 01 no ha muerto.

0
0
0
s2smodern

 

 

Escribe: Adán Morales

 

La operación que desde algún lugar de Palacio Nacional  se está haciendo en contra de Claudia Rivera  ya le quitó la venda de los ojos a la alcaldesa y a su primer equipo.

Y es que queda claro,  ya no hay dudas -¿acaso las había?- de que el candidato de Morena (Barbosa) quiere el control del ayuntamiento, el poder y el dinero.

Los Ollín, los Palou, los Zatarain, Los Aceves, los Sánchez y Los Vivanco deben estar nerviosos y es que la embestida que viene será  colosal.

Todos, absolutamente todos los actores políticos locales, se han venido sumando al  proyecto Barbosa que esta apuntalado por Yeidckol, una de las mujeres más poderosas de México, muchos dicen que es AMLO en versión femenina y cuenta con los soportes de la tercia: Manzanilla-Estefan- Pacheco.

El primero quiere ser gobernador, el segundo aspira a la presidencia municipal y los terceros quieren hacer dinero, bueno, mucho dinero.

Si Claudia Rivera quiere sobrevivir, tendrá que cambiar de estrategia, de gabinete, de asesores y hasta de moditos.

¿Qué va a ocurrir cuando Yeidckol le sugiera remover a los protegidos de la familia: Rene Sánchez Galindo y Lourdes Rosales?

¿Qué hará Claudia Rivera cuando por las buenas le pidan entregar el control del dinero ‘sucio’ que entra a su administración producto de todos los ilícitos que puedan imaginar, doblará las manitas?

¿Qué pasará cuando le digan que se deshaga de todos esos asesores que alinean chakras, venden espejitos y reciben millonarios recursos de su administración?

¿Cómo se verá cuando Barbosa y Cia  -de facto- se conviertan en los vicepresidentes municipales?

¿De oponerse Claudia qué le depara el destino de la 4T?

1.- El exilio político

2.- La expulsión del partido por contravenir los principios del líder máximo: No robar, no mentir, no traicionar.

3.- Un enfrentamiento contra el poder ejecutivo y legislativo.

4.-Sus aspiraciones políticas serian cortadas de tajo y ni siquiera podrá ser candidata a una junta auxiliar.

5.- Todas las anteriores.

 

La ruta es simple pero dolorosa, Claudia tendrá que negociar, compartir buena parte del poder municipal, de no hacerlo: sus cartas están marcadas.

Nadie le da esperanzas.

Los familiares les dicen que los rudos son los culpables, los rudos que los técnicos y los técnicos que sus familiares.

Si alguien la ve: invítele un snicker

 

 

MIENTRAS TANTO EN COMUNICACIÓN SOCIAL.

 

Se llama Arturo Martínez, catalogado por muchos como un verdadero profesional del área, hoy se desempeña como Director de información del Ayuntamiento de Claudia Rivera y en teoría está bajo las órdenes de Rafa Quiroz. Digo en teoría porque sus lealtades habitan en otra parte.

Pero las dudas flotan, Martínez es el operador de la consultoría política que dirige el periodista y director de e-consulta: Rodolfo Ruiz (pensando mal, así se explicaría la primicia del tuit sobre la salida de Armando Rocha –sería grave si así fue-)

Lo anterior levanta muchas suspicacias y es que si al inicio del trienio se dijo que el consultor Alejandro Rodríguez estaba detrás de Rocha, hoy se podría sospechar de algo similar: ¿quién está detrás de Arturo Martínez?

Parece que el negocio se volvió redondo para muchos.

 

 

Mi cuenta en tuiter: @adangio25

 

 

 

 

0
0
0
s2smodern

 

 

Escribe: Adán Morales

 

La prensa que ayer tenía a su servicio el Morenovallismo y que a diario lanzaba dardos envenenados contra Miguel Barbosa y cia. ha mutado, ha abierto los ojos y hoy está al servicio de los intereses del candidato de MORENA y de sus principales operadores.

Desde su perspectiva, el interinato de Guillermo Pacheco Pulido es pulcro en seguridad: no hay violencia, ni robos en los municipios: salvo el de la capital; no existen malos manejos de recursos: salvo el de la capital; no hay gabinetes cuestionables en los ayuntamientos y mucho menos en el estado: salvo el de la capital.

En fin: cero opacidad, cero corrupción, cero delincuencia, cero comercio informal: salvo en la capital.

El caso más grave de la época del Morenovallato: el huachicol, el espionaje y la presencia de cárteles, hoy son un tema que no existe.

En este momento Barbosa es el héroe que Puebla necesita,  Manzanilla es un sinónimo de lealtad y Estefan de trasparencia.

Y si algo queda claro es que los ojos críticos de la prensa local residen en el palacio municipal de Claudia Rivera Vivanco.

Un nuevo discurso se fue a vivir con ellos.

Todo es criticable.

Pero lo de hoy no es nuevo, solo que hay que remarcarlo ¿a quién le conviene?

Esto sucede desde hace muchos trienios atrás.

¿Desde cuando la 28 de octubre hace y deshace en el municipio de Puebla?

¿Cuándo llegó el ambulantaje a instalarse en la 5 de mayo?

¿Desde cuándo ‘La hermandad’ tiene secuestrada la seguridad pública?

¿Cuándo ha brillado Puebla por ser una ciudad limpia?

Las notas, pues, no eran asunto de ocho columnas como hoy.

Sin duda la alcaldesa Claudia Rivera ha quedado a deber, no le encuentra la cuadratura al círculo y lo peor: le llueve sobre mojado.

Las dudas flotan.

 

¿Quién tiene prisa por exhibir y arrinconar a la alcaldesa? 

¿Quién la lleva a los medios sabedora de que sus enemigos ahí moran?

¿Por qué sus entrevistadores lo hacen con prepotencia y subestimación?

 

La violencia mediática por ‘putear’ a la alcaldesa es el resultado de una lucha política, es la reacción de alguien que quiere todo, que no pide: que destruye y aplasta.

¿Quién será?

 

Mi cuenta en tuiter: @adangio

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

Claudia Sheinbaum ganó el gobierno de la Ciudad de México porque era inevitable. La ola morena que provocó Andrés Manuel López Obrador y su cruzada contra la corrupción y todo el pasado, habría llevado a la gubernatura a cualquier persona, como parte de un fenómeno que se apreció en Cuernavaca, donde aquel 1 de julio ganó Morena la alcaldía sin haber presentado candidato alguno. Sin embargo, Claudia Sheinbaum no era cualquier candidata.

Desde la campaña para la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, las instrucciones de López Obrador, candidato a la Presidencia, habían sido muy precisas: hay que cuidarla y eliminar cualquier obstáculo que pusiera en riesgo su victoria. López Obrador encargó a su hijo Andrés, su principal operador político, para que se hiciera cargo de la campaña, y la doctora Sheinbaum no hacía nada que no autorizara el influyente vástago. Una vez en el gobierno capitalino, siguió haciendo lo mismo. El director de Pemex le dio la gasolina necesaria para evitar una mayor crisis de desabasto en enero, y el Ejército entregó a la ecología, como ella deseaba, no al sector inmobiliario, su enorme predio en la salida a Toluca.

Si el presidente López Obrador rendía cuentas públicas, ella también lo haría. Si la narrativa central era contra la corrupción, ella lo replicaría. Si él tenía juntas diarias con su gabinete de seguridad, lo mismo haría. Si había que rendir un informe a los 100 días de gobierno, ella no se quedaría atrás. Así fue el domingo, donde replicó en forma y fondo el primer trimestre de gobierno presidencial, y utilizó los mismos recursos retóricos en el tema de mayor sensibilidad para el electorado, la seguridad. Vamos avanzando y reduciendo la inseguridad, pero estamos insatisfechas, dijo Sheinbaum, en eco de las palabras de López Obrador.

La forma mimetizada como se ha comportado Sheinbaum le ha provocado críticas en la prensa donde la han señalado de ser un “clon” de López Obrador, o una “regenta” que sólo administra un gobierno local. Su imitación de las formas y acciones del presidente ha servido para desautorizarla y hacerla ver como una política cuya existencia y fuerza dependen del respaldo presidencial. Analizarla de esa manera puede conducir a un error monumental.

Lo que estamos viendo es la construcción de una candidata presidencial para 2024, como parte de un proyecto de largo aliento. Nunca hay que olvidar que López Obrador tiene una visión electoral estratégica, de la cual dio muestra cuando fue jefe de gobierno de la Ciudad de México. Mientras declaraba que “nadaba de muertito” y descartaba la candidatura presidencial, colocaba las bases para ella a través de sus conferencias mañaneras donde gradualmente fue modificando la temática y su alcance, hasta convertirse en la caja contestataria del gobierno de Vicente Fox.

Sheinbaum no puede hacer eso, por definición, y tampoco tiene el empaque o carisma de López Obrador. Pero lo tiene detrás. La jefa de gobierno es una de las personas que pertenecen al ámbito familiar del presidente, y que se encuentra en el centro de su proyecto transexenal. Lo que hizo con su propia candidatura en 2006, lo está haciendo con Sheinbaum, con los ajustes necesarios ante la personalidad de la jefa de gobierno, su poca empatía popular, y sobre todo, que a diferencia de aquellos años, hoy son el partido en el poder.

Con López Obrador tampoco hay obviedades. En esto se cae al ver a Sheinbaum como el “clon” del presidente, o la “regenta”. Las jugadas político-electorales de López Obrador, no son secretas, pero las baña tanta luz que muchas veces no se ven. Si se acepta para efectos de argumentación que Sheinbaum no tiene los atributos ni virtudes de arrastre de masas de López Obrador, que su vida pública ha sido más parte de la nomenclatura de partido que de las calles y las carreteras, de las secciones y los municipios, y que carece de las habilidades políticas y retóricas del presidente, lo que para la República de las Opiniones es una estigmatización, para el proyecto transexenal, esta misma apreciación subjetiva comprueba que el camino escogido es el correcto.

Hacer de Sheinbaum una copia fiel de López Obrador, es ir sembrando en el imaginario del electorado que cuando termine el mandato constitucional del presidente, la persona que mejor lo representará y seguirá el proyecto es la actual jefa de gobierno. Si López Obrador logra colocar las bases de su cuarta transformación y elude una crisis económica que repercuta en lo político y social, su reelección será a través de Sheinbaum, que dará continuidad al proyecto de nación que tiene en mente.

Es la misma racional del presidente Miguel de la Madrid cuando se inclinó por Carlos Salinas sobre Manuel Bartlett para sucederlo. No necesitaba un político en su visión de país, sino quien consolidara el modelo económico neoliberal que inició en 1985. Es igual a la idea de Salinas cuando escogió a Luis Donaldo Colosio como su sucesor, a quien necesitaba para que hiciera la apertura política, porque sólo había podido profundizar la apertura económica. La diferencia con ellos es que la continuidad se dio desde la cima; con López Obrador, la apuesta es que le traslade su arrastre popular, que le permita ganar la elección presidencial en 2024.

 

Este escenario puede cambiar, por supuesto, porque el factor humano, que cruza estas variables, siempre es volátil. Pero si López Obrador mantiene el rumbo que lleva dentro de márgenes de estabilidad, Sheinbaum, se podrá convertir en la primera presidenta de México. Para lópezobradoristas y para opositores, ella es la figura a derrotar en los años venideros. No se equivoquen.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

 

 

Escribe: Lic. Ambrosio del Varo –Titulo en trámite-

 

En política no hay emoción más grata que cuando los amigos llegan al poder, esta vez mi emoción no cabe en mi pecho.

Toda la prensa adula a mi amigo y futuro gobernador el ‘Lic.  Barbosa’, pocas veces los medios locales son uniformes y ecuánimes, en una palabra: justos.

De pronto llegué a pensar que las 8 columnas de los diarios eran un concurso de lambisconería fina,  pero me equivoqué y solo es un ejercicio de la más puritita verdad.

Vea usted:

Secenio: ‘Barbosa va por la unidad de los poblanos’

El Sol del Pueblo: ‘Barbosa es el más guapo’

Kambio: ‘Barbosa tiende la mano a sus enemigos’

Sin-tesis: ‘Barbosa come memelas con cebolla y no le huele la boca’

Forros 21: ‘Hace 15 años lo dijimos, Barbosa será gobernador’

34 Horas: ‘Los poblanos ven en Barbosa a un gran líder’

 

Obvio, hay algunos pasquines digitales que quieren su tlacoyo y solo madrean y hacen calumnias, pero son los menos.

Concentrémonos en lo verdaderamente importante, en la verdad y en las cualidades del ‘ Lic. Barbosa’; no es una tarea fácil el halago justo, la lisonja sin chayote y el elogio ecuánime. Es un trabajo harto difícil ya que llenar de adjetivos brillantes a un político es una tarea titánica y por supuesto que debe ser renumerada con un abultado sobre amarillo (ojala San Crisanto me escuche)

 

Pero no hay que echar todavía las campanas al vuelo, puedan pasar muchas cosas para que el Lic. Barbosa pierda.

1.   Que E. Cárdenas reciba asesoría de Dubai y el senador Moya aparezca al menos el 35% de los recursos que tiene escondidos en una de sus fincas.

 

2.   Que Armenta sea el candidato de una supermegarecontra coalición (PAN-MC-PRD-PSI-CPP-LOS ANTORCHOS Y LOS PITUFOS) y  Manzanilla sea  su jefe de campaña.

 

3.   Que ‘ya saben quién’ boicotee la encuesta y designe a la senadora Nancy como la candidata.

 

4.   Que Jiménez Merino le llevé 5 docenas de búfalos y Marín tres cajitas de botellitas de coñac.

 

5.   Que se chiquee y decida no participar.

 

Así que si usted como yo pertenece a los ‘NeneLovers’ pídale a la virgencita que esto no suceda y permita llegar al Lic. Barbosa a Casa Puebla.

 

 

Noticias desde el ayuntamiento de Puebla Capital.

Fue el domingo por la mañana que mi amiga Claudia Rivera llegó al patio central del palacio municipal para dar por inaugurado el 1er gran torneo de ajedrez, la mujer tenía imán, y es que muchos aprovecharon la oportunidad para pedirle una selfie, otros se acercaron para pedirle chamba y uno que otro periodista le pidió un apoyito.

Un grupo de regidores resentidos la veían desde uno de los rincones del palacio, la edil caminaba envuelta por la gente y sonreía, la envidia y las malas vibras le hacían: lo que el viento a Juárez.

De pronto sentí una mano en mi espalda, era Rafa, mi amigo, me abrazó y me entregó un sobrecito amarillo. Le correspondí con una reverencia y me fui al italian a echarme mi cafecito con una dona.

 

Mi cuenta en tuiter: @Lic_delVaro

Periodismo ficción

 

 

0
0
0
s2smodern

 

 

El juglar/@Marcplo20

 

 

 

Dicen que para que la cuña apriete debe ser del mismo palo.

 

El titular de la Secretaría General de Gobierno será el nuevo 01 (al menos) durante los próximos 6 años.

 

En 2011 Fernando Manzanilla y su cuñado, el ex gobernador Rafael Moreno Valle, levantaban juntos la “V” de la victoria al derrotar al marinismo, tiempo después, un conflicto familiar los separó mandando a Don Fer a su negocios y a su fundación.

 

Con el tutorial bajo el brazo de cómo ejercer el poder y para qué sirve el cash, Don Fernando se acercó a MORENA con un proyecto político propio y con varias canicas para negociar, las principales: relaciones, secretos de estado y dinero.

 

El coqueteo duró poco y MORENA le dio el “sí” a la primera de cambio, Don Fer. tenía con qué y además sumaba al anti morenovallismo que reunía a priistas, panistas, perredistas, perseguidos políticos y uno que otro humillado burócrata.

 

Hoy arropado por la Diosa Fortuna, Don Fernando Manzanilla sin el contrapeso del cuñado que sí sabía hacer cosas, encuentra el camino solo para asumir poco a poco el control de Puebla adueñándose de todos los partidos políticos, tal como él y su cuñado lo planearon y ejecutaron.

 

Empezando por el PAN, su partido, ya pusieron en la nómina de MORENA a ex dirigentes, diputados (hoy independientes) y burócratas de “primer” nivel. No es casual tanta crítica a Genoveva Huerta; siguiendo con el casi extinto PRD y Movimiento Ciudadano, cuestión de saber cómo ir comprando voluntades; del resto, todos morenovallistas: Nueva Alianza, Compromiso por Puebla y PSI, los conoce bien, pues fueron compañeros de trabajo, de gabinete y de sexenio.

 

¿Cuál sería el único obstáculo para Don Fernando para ungirse como el nuevo 01? Únicamente los Comités Ejecutivos Nacionales del PRI y del PAN y digamos que del PRImero es cuestión de aceitar bien las negociaciones, pues la relación

 

PRI-MORENA es de luna de miel; entonces, el obstáculo por dinamitar es el CEN del PAN, léase Marko Cortés. Ni al ex gobernador Gali ni a Don Fernando les conviene que el CDE del PAN se convierta en una delegación ya que el control lo traería Marko C., así que trataran de enviar e imponer un presidente a modo, como lo fue Giles, pero de Don Fernando. Y como se ven las cosas en el panismo poblano, esto no será muy difícil.

 

Por eso digo, reconozcamos al nuevo 01, total, todo quedó en familia.

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

Primero fue Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, quien dijo que él no creía en la teoría del “asesino solitario” en el magnicidio de Luis Donaldo Colosio el 23 de marzo de 1994. Luego el presidente Andrés Manuel López Obrador añadió a la especulación. Se dice –dijo el presidente-, que cuando se trata de “crímenes de Estado” siempre hay complicaciones para conocer la verdad, pero hay que indagar e insistir para que el crimen no quede impune. Legalmente no quedó impune. El 31 de octubre de 1994, un juez condenó a Mario Aburto de homicidio con premeditación y alevosía. La investigación no cesó hasta el año 2000, cuando el último fiscal del Caso Colosio, Luis Raúl González Pérez, entregó su informe final. Aburto sí había actuado solo y sí había disparado mortalmente contra Colosio, concluyó.

González Pérez fue el último fiscal del Caso Colosio, y su investigación incluyó una auditoría sobre lo que habían realizado sus antecesores. Todos llegaron a la misma conclusión. No fue un “crimen de Estado”, ni tampoco hubo políticos involucrados. No participó el narcotráfico, ni fue la “nomenclatura”, como el presidente Carlos Salinas deslizó meses después del crimen. “Yo no sé si había uno o muchos políticos que querían matarlo, pero si fue así, se les adelantó Aburto”, le comentó al reportero Miguel Montes, el primer fiscal.

La investigación de González Pérez incluyó la revisión de alrededor de cinco mil fotografías de Lomas Taurinas, antes del crimen, durante la confusión por el asesinato y después de él. Se declaró a las cerca de 200 personas que fueron identificadas cerca de Colosio en el momento de los disparos y se les investigó ampliamente. Igual se revisó el patrimonio y depósitos de Aburto y su familia, que vivía en San Pedro, California, antes y mucho tiempo después del asesinato, sin encontrar anomalía alguna salvo una creciente pobreza. Hasta ese momento, con toda la información al alcance, y mientras no hubiera más evidencia de lo contrario, la teoría del “asesino solitario” se mantenía, dijo González Pérez.

Una amplia mayoría de mexicanos, como el propio Salinas en agosto de 1994 reconoció en una charla en Los Pinos, no lo creía. “Hay demasiadas coincidencias para que sean coincidencias, y en la política no hay coincidencias”, dijo. ¿Evidencia? Ninguna, respondió. Varios factores contribuyeron a la duda. Primero El Universal, que tituló en su titular principal que Colosio había sido “víctima de un complot”, a partir de la declaración que recogieron sus corresponsales de una priista en Tijuana.

Después, los mismos corresponsales reportaron que el Aburto de Lomas Taurinas, donde se dio el crimen, había sido cambiado, con el apoyo de dos fotografías de Aburto en la primera plana de El Universal. En una tenía una especie de lunar en el cachete y en la otra estaba limpio. La primera, tomada poco después del asesinato, mostraba esa mancha que era de sangre; en la segunda, ya lo habían limpiado. Finalmente, para cimentar la teoría del complot, los primeros peritos locales que revisaron la escena del crimen, se equivocaron de puntos cardinales en la ubicación del cuerpo, por lo cual no se entendía cómo le podría haber disparado dos veces Aburto.

En el imaginario colectivo no había cabida para un asesino solitario. El crimen se había dado en medio de una crisis en la campaña de Colosio, incapaz de organizar una estrategia que lo posicionara, y frente al protagonismo de Manuel Camacho, que se había ofrecido como negociador para la paz en Chiapas con el EZLN, que le había arrebatado la atención de la opinión pública. Pero nada había logrado cuajar judicialmente hasta que llegó Pablo Chapa Bezanilla, quien asumió la fiscalía del Caso Colosio el 16 de diciembre de 1994. Chapa Bezanilla le dijo días antes de asumir al reportero: “Voy a meter a la cárcel a Carlos Salinas y a José Córdoba”. ¿Al ex presidente y su poderoso coordinador de asesores? “Se oye bien”, le comentó el reportero. “¿Hay pruebas?”. El fiscal respondió: “No, pero las obtendré”.

Chapa Bezanilla no pensó en la conspiración por generación espontánea. Quien le incubó la idea fue Alfonso Durazo, apestado políticamente en ese momento, y que había sido secretario particular de Colosio cuando fue titular de Desarrollo Social, y en la campaña. Durazo estaba convencido de que Colosio había sido asesinado por órdenes de Salinas. En esa misma línea de pensamiento, este sábado en su cuenta de Twitter, el hoy alto funcionario federal escribió: “El asesinato de Luis Donaldo no puede entenderse al margen de la tensión entre renovación y continuidad que caracterizó, desde el poder, a la disputa por la sucesión presidencial de 1994”.

Esa declaración evoca el conflicto entre Colosio y Camacho –a quien cuando acudió a la funeraria, Durazo le negó la entrada-, y sugirió que el asesinato obedeció a que el candidato asesinado representaba la renovación, que sin decirlo deja entrever que Salinas estaba arrepentido de candidato, y Camacho era la “continuidad”. Sin especificarlo, Durazo afirma que el asesinato de Colosio fue un “crimen de Estado”, a lo cual se sumó el presidente López Obrador. Camacho, que luchó del brazo de López Obrador durante una década, está muerto. Salinas vive en Londres y ya se verá si le da rango de interlocutor y le responde.

 

Pero la verdad siempre la escriben los vencedores, sin importar los hechos, y dictan para la historia lo que es importante, lo que es real, y lo que va a pasar. ¿Qué viene? Una nueva investigación sobre el Caso Colosio, bañada en política y vestida con el traje que le hizo Durazo a Chapa Bezanilla hace 25 años.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

 

 

Hemos dado seguimiento a la elección extraordinaria en Puebla.

A los muchos cambios referidos se agregan otros.

Hoy la nota es el virtual retiro de protección por parte de Andrés Manuel López Obrador a Miguel Barbosa para gobernador de Puebla como candidato de Morena.

Un ex perredista derrotado por la ex panista Martha Erika Alonso y a quien, consumado su fracaso, el de Macuspana ofreció una posición no consumada en el Gobierno federal.

El propio tabasqueño visitó en días pasados esa entidad, y aprovechó para declarar –como lo hizo ayer en su informe de cien días- no tener partido porque gobierna para todos los mexicanos.

De fondo está la acusación a dirigentes de Morena –las señales apuntan hacia Yeidckol Polevnsky- de haber vendido candidaturas en 2018, práctica extendida a donde habrá elecciones en 2019.

En sentido absoluto el señalamiento presidencial lleva a un destinatario: si no hay militancia personal, tampoco puede haber designación a través del dedo índice.

Y ya sabemos: hasta hace poco ese dedo apuntaba hacia Barbosa por decisión expresa de la dirigente nacional y omnipresente de ese partido, la mexiquense Polevnsky.

 

 

MONREAL ADELANTA A POLEVNSKY

La lucha al interior de Morena es intensa.

 

Pública es la confrontación de Ricardo Monreal con Yeidckol Polevnsky por esa candidatura.

El coordinador de los senadores proyecta a uno de los suyos, Alejandro Armenta, con encuestas y arraigo como motores de una candidatura favorable para el electorado poblano.

 

Polevnsky, por su parte, quiere repetir a Miguel Barbosa, quien es blanco fácil por haber polarizado a la sociedad y sobre todo por desconocer el triunfo de la panista Alonso.

Vistas así, las vencidas favorecen a Monreal, pero hay un dato adicional:

Gran parte del priismo y del panismo se ha escorado hacia Armenta porque lo consideran conciliador y alternativa frente a una oposición prácticamente desaparecida.

Ni el PAN, ni el PRI y menos el PRD son vistos como alternativa en un electorado dolido y en espera de un líder.

La juventud de Armenta es su esperanza, y por eso refuerzan el reclamo de una encuesta abierta, vigilada, sin los sesgos con los cuales se ha conducido Morena en manos de Polevnsky.

 

 

AMLO NO ES IMAGEN DE CAMPAÑA

1. Si alguien quiere una prueba contundente sobre el respaldo presidencial a Miguel Barbosa, hela aquí:

Raúl Mauricio Segovia envió un oficio a la autoridad electoral de Puebla a nombre de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal para prohibir a Barbosa hacer campaña con la foto de Andrés Manuel López Obrador.

 

“… Con esta misma fecha se ha girado oficio al C. Miguel Barbosa Huerta, a efecto de solicitarle se abstenga del uso de mi representado para ilustrar sus redes sociales durante la contienda electoral…”.

 

¿Hace falta más?

 

2. La cancillería de Marcelo Ebrard ha hecho algunas precisiones sobre la situación de embajadas y consulados vacantes.

La renuncia de embajadores y cónsules, subraya el director adjunto de Comunicación Social, Carlos de Alva, se pidió desde el sexenio pasado.

Justo lo dicho aquí, pero en Estados Unidos solamente hay 50 consulados, y sólo la mitad estarían acéfalos, más algunos de otros lados, sin llegar a 60.

Una cifra similar (25) estaría sin titular en embajadas mexicanas en el extranjero, y no todos por despidos, pues algunos son miembros del Servicio Exterior y se retiraron o fueron movidos a otros lados.

 

 

José Ureña

 

 

José Ureña

 

Please publish modules in offcanvas position.