Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1432112

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

 

Rosario Robles siempre ha sido una mujer terca. En sus luchas políticas y al confrontar a sus críticos. Es soberbia y con un carácter altivo que no siempre le favorece. Su personalidad, de alguna manera, es a la que se le puede echar la primera culpa de que haya pasado la noche en una celda de la prisión de Santa Martha Acatitla, la primera secretaria de Estado en correr por esa suerte judicial en 30 años, desde que Eduardo Pesqueira, secretario de Agricultura en el gobierno de Miguel de la Madrid, fue detenido en el primer año del sexenio de Carlos Salinas, acusado de enriquecimiento ilícito e irregularidades cometidas durante su cargo. Retadora, no se preparó con el rigor que debía haberlo hecho, pensando que como no había firmado nada, nada debía ni temía. Por esto mismo, la principal razón de su encarcelamiento y que su caso escalará exponencialmente, se lo debe a los abogados a los que se encomendó.

 

La confianza que depositó Robles en sus abogados defensores fue a prueba de armas nucleares. El equipo lo encabezó Xavier Olea, el controvertido ex fiscal de Guerrero, quien llevó a sus hijos y a un grupo de litigantes para que la defendieran de la acusación de la Fiscalía General de daño al erario por cinco mil 73 millones de pesos. Los abogados fracasaron al cometer errores elementales. Por ejemplo, presentar como prueba de residencia identificaciones con diferente dirección, que fue una de las razones por las cuales el juez Felipe de Jesús Delgadillo, le negó la posibilidad de defenderse en libertad.

 

Pero lo políticamente más sensible, es no haber combatido la acusación de los fiscales de que había sido omisa en frenar las irregularidades e informar a su jefe inmediato superior. La forma como sus abogados la defendieron fue decir que ella no fue omisa, porque informó al ex presidente Enrique Peña Nieto de las irregularidades señaladas por la Auditoría Superior de la Federación, mediante el teléfono rojo de la red intragubernamental y en sus acuerdos, así como haberlas notificado a José Antonio Meade, quien la sucedió en la Secretaría de Desarrollo Social, por lo que la próxima semana debe presentar copia certificada del acta entrega-recepción en esa dependencia.

 

El acta entrega-recepción no debe ser un documento toral en el juicio a favor de Robles. Por ley, en todas las actas de entrega se incluyen las auditorías, por lo que deberá contener las observaciones de la ASF y las respuestas que le dieron. Además no son documentos secretos, porque esas observaciones se derivan del análisis de la cuenta pública. Lo que pretendían los abogados defensores, se puede conjeturar, es demostrar que al no seguir ella al frente de Sedesol, no podía solventar las observaciones realizadas por el entonces auditor, Juan Manuel Portal, y que tenían que haber sido respondidas por su sucesor.

 

Fue otro error de los abogados defensores. Meade presentó denuncias a partir de la información de las auditorías y sancionó donde correspondía, lo que no hizo ella en su momento. En los siguientes análisis de la cuenta pública no se repitieron las imputaciones que se le habían hecho a Robles. La Fiscalía la acusó de omisión en la supervisión de actos que resultaron en daño al erario, que no continuaron en la gestión de Meade, de acuerdo con la información pública. Mencionar sus abogados que informó a Peña Nieto y a Meade alimenta el imaginario colectivo, pero no la exime de la obligación que tenía y su incapacidad para desvirtuar los dichos del auditor Portal.

 

Robles fue acusada por tres ex funcionarios en la Sedesol y en la Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) de que pese a ser informada de las irregularidades no hizo nada, y la forma como la defendieron sólo provocó que el caso se magnificara en tribunales. Su defensa rápidamente dijo ayer que no llamaría a declarar ni a Peña Nieto ni a Meade, pero al haber sido señalados durante la comparecencia, pueden ser llamados por la fiscalía, sobre todo porque el propio juez Delgadillo preguntó si no podrían imputar al ex candidato presidencial por los mismos delitos que la acusada.

 

La defensa de Robles parece dislocada. La semana pasada plantearon la posibilidad de señalar como parte de las irregularidades a Ernesto Nemer, actual jefe de la bancada mexiquense en San Lázaro, quien inició el sexenio de Peña Nieto como subsecretario del ramo en Sedesol. No prosperó, cuando menos hasta ahora, porque Nemer estuvo completamente desvinculado administrativamente, y políticamente marginado, en todos los hechos que le imputan a Robles. Quería la defensa un mexiquense como acompañamiento de su cliente, pero Nemer no podrá ser.

 

La posibilidad de que Robles se acoja al criterio de oportunidad que prevé la ley, donde ella evita ser juzgada a cambio de cooperar con la autoridad aportando pruebas de irregularidades o ilegalidades de sus superiores, sigue abierta. La gran interrogante es si ella está dispuesta a declarar contra el ex presidente, de quien es muy cercana desde que comenzó a colaborar con él durante su gobierno en el estado de México.

 

 

Esa previsión de la ley abriría la Caja de Pandora del Grupo Atlacomulco y conectaría, de acuerdo con personas que conocen detalles de los tratos oscuros de Robles con Los Pinos, con el ex presidente Peña Nieto. Una tiene que ver con las instrucciones que recibían sus más cercanos colaboradores directamente de la secretaría particular del ex presidente para el manejo de los recursos, y la otra sobre cómo un pariente de Peña Nieto se fue quedando con terrenos federales para su usufructo. Sobre estos temas se hablará más adelante.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

 

 

 

Escribe: Adán Morales

 

La desfachatez que tiene Gustavo Vargas, presidente municipal de Huauchinango, y que para efectos de esta columna llamaremos ‘Varguitas’ (por cariño) no tiene límites.

Cuando ‘Varguitas’ supo que los números de la elección le favorecían celebró como si los resultados fueran gracias a su operación política y le dijo a sus colaboradores: -Le hemos entregado buenas cuentas a ‘Andrés Manuel’-

Impulsivo y fanfarrón  presumió  su cercanía con José Juan Espinosa, el famoso JJ. Sus visitas al congreso del estado eran frecuentes y por sugerencia de sus concejales le ofreció espacios en la administración pública municipal, le brindó presupuesto y compartió el poder. (Sin duda un genio)

Una vez que el JJ cayó de la gracia de la 4T, ‘Varguitas’ fue a buscar cobijo con el ‘poderoso’ Gabriel Biestro, quien lo sumó a su equipo pero al final Varguitas le restará más de lo que pueda sumar.

Los resultados en su municipio son paupérrimos.

Los ciudadanos no ven obras y Huachinango se encuentra en los primeros lugares de opacidad, es decir cero trasparencia.

‘Varguitas’  cree que para ser un buen político tenía que basarse  en la película de Luis Estrada: La ley de Herodes y que el municipio que gobierna es  la localidad de San Pedro de los Saguaros.

Va con su propia ley en la mano, sin estrategia y peor aún, sin discurso.

Pero lo peor no reside ahí.

El periodista Edmundo Velázquez que dirige el portal PAGINA NEGRA informó en mayo pasado que: Banda del “Loco Téllez” utiliza el pueblo mágico de Huauchinango como su guarida.

La duda impone.

¿Quién protege al Loco Téllez, quién es el nexo entre ‘Varguitas’ y el líder huachicolero? ¿Tendrá algo que ver su primo Ardelio Vargas Fosado?

Son preguntas que levantan muchas suspicacias.

 

Por lo mientras desconfié de aquel que le diga que el  ‘Varguitas’ goza de cabal salud en  la 4T poblana.

 

 

 

El Tío Poncho y su laberinto.

Alfonso Esparza quiso pasar a la historia como un estadista académico serio y dedicado, pero su ambición lo exhibe como un especialista en el arte de las cochupos y los negocios.

Lo oscuro que se esconde tras la venta de los Lobos BUAP lo ha embarrado de lodo y no hay manera ya de limpiar su imagen, pues la pobre operación de medios que tuvo su Jefe de comunicación fue lenta y mala, malísima diría.

Si Alfonso Esparza no permitiera muchas cosas en la universidad y dejará de ver a esta como la Cueva de Ali Baba, su capital político estaría por las nubes y los universitarios en pleno ascenso académico. Ahora solo le queda salir en silencio y por la puerta de al lado.

Una auditoria revelaría la verdad sobre el manejo del presupuesto, aclararía las  sospechas de  licitaciones amañadas, de la sobrefacturación,  de las obras mal hechas, de los negocios en el hospital y  las farmacias.

Si alguien ve a Alfonso Esparza tóquele un REQUIEM y es que alguien  muy poderoso quiere su cabeza y sus negocios.

 

Mi cuenta en tuiter: @adangio

0
0
0
s2smodern

La violencia contra los mexicanos en EU es provocada directamente desde la Casa Blanca

 

 

Donald Trump inició su tristemente exitosa primera campaña presidencial predicando un discurso xenófobo en contra de los inmigrantes, particularmente de los mexicanos. Ha hecho lo mismo en esta segunda campaña, estigmatizando a los migrantes criminales que le roban el sueño de la gran “América” a los “verdaderos” ciudadanos. En un mitin en Florida, preguntó qué había que hacer para detener la “invasión”. Alguien en la audiencia gritó: “Dispararles”.

 

El presidente río y la masa coreó la risa. Se ha normalizado de tal forma el discurso del odio que ya no sólo forma parte de las ofertas de campaña (“Construye ese Muro”), sino de la vida cotidiana en un país curiosamente multicultural y que se ha hecho desde su origen mediante el genocidio de los pueblos originarios y la migración masiva.

 

El fin de semana, en apenas 24 horas hubo dos tiroteos provocados por ese discurso y esa normalización. No podemos decir que el atacante de El Paso se haya inspirado directamente en Trump, pero colgó en la red un manifiesto diciendo que iba a parar la “invasión”. Manejó nueve horas para llegar a un mall repleto de mexicanos y se lanzó en una carnicería brutal. En su toma de posesión, el presidente dijo que su país era víctima de terribles carnicerías en las ciudades interiores (carnaje, dijo), y parecemos no darnos cuenta de que la violencia viene de la Casa Blanca.

 

México ha decidido hacer parte del trabajo sucio deteniendo migrantes centroamericanos. Aunque el canciller haya de inmediato condenado los ataques y comentado que el país analiza denunciar como terrorismo el ataque diseñado contra mexicanos, tal declaración no es suficiente. Debiéramos aprovechar este doloroso momento para pretender un acuerdo bilateral en tráfico y venta de armas. Son éstas las que van y vienen -mucho más que los humanos- en esa frontera porosa. No podemos ignorar el papel del propio presidente en el aumento de crímenes de odio. La estadística es brutal: allí donde en los últimos años ha habido un mitin de Trump, los crímenes de odio han aumentado 216%. La correlación nos deja fríos.

 

Hay además sitios en internet dedicados a viralizar el discurso del odio etiquetándolo como libertad de expresión. Debiéramos llamarlo por su nombre verdadero: libertad de odiar al otro. En estas plataformas se discuten, sin tapujos, las matanzas y los asesinatos masivos como formas de lucha contra la invasión del otro. Por eso Elizabeth Warren lo ha dicho en el último debate: el supremacismo blanco es una forma de terrorismo doméstico. Gab, Hatreon e incluso un sitio de citas para personas blancas que quieren preservar su pureza de “raza” han alcanzado una penosa prominencia que se ve incendiada en sitios como 4chan y 8chan (cerrada el lunes siguiente) y que junto con el uso de PewTube y otros medios “alternativos” buscan no sólo polarizar, sino llamar a la acción contra el otro al que temen. El mexicano es la corporización de todo eso.

 

En estas plataformas se ensalzó la matanza de El Paso y se hizo burla de las víctimas casi de inmediato. En 8chan el atacante publicó un manifiesto bajo el título de Hispanic Invasion of Texas (como si Tejas no hubiese sido parte de México).

 

Parte del discurso que permite esta locura nace de una de tantas teorías conspiracionales, esta vez bajo la idea de que se está realizando un “Gran reemplazo” en los países occidentales de población para hacer de los blancos una minoría. La respuesta es “acelerar” (impedir violentamente la “invasión”, un término que el presidente ha usado sin tapujo).

 

La violencia ha sido racionalizada, el odio naturalizado. Somos el vecino, no podemos cruzar los brazos. Al contrario. Los depredadores, como dijo Kamala Harris, se solazan en quienes piensan vulnerables, en quienes sienten débiles. Trump se ha salido con la suya provocando más odio contra los mexicanos. Es tiempo de ser fuertes. Ya una vez el gobierno mexicano propició su elección al invitarlo como candidato a Los Pinos. Que nuestra diplomacia actual no sea el vehículo de su reelección.

 

POR PEDRO ÁNGEL PALOU

COLABORADOR

 

@PEDROPALOU

 

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

 

Señales ominosas están llegando desde Estados Unidos a Palacio Nacional, y el presidente Andrés Manuel López Obrador no las está entendiendo. Así sucedió en la cena con Jared Kushner, yerno del presidente Donald Trump y asesor especial en la Casa Blanca, cuando le advirtió que si no frenaba la migración habría sanciones comerciales, que produjeron un arrodillamiento para evitar nuevos aranceles. Y así está pasando en estos momentos. En aquella ocasión, la tormenta tuvo dos avisos, en forma de llamadas de la Casa Blanca y del Departamento de Estado a la embajadora en Washington, Martha Bárcena, para presionarla sobre la contención migratoria. En los últimos días, la embajadora recibió dos nuevas llamadas alertando sobre un mismo tema: el arbitraje mediante el cual la Comisión Federal de Electricidad quiere anular contratos con EInova, filial de la gasera estadounidense Sempra, que puso en el limbo compromisos adquiridos. La molestia radica en la violación mexicana del Estado de Derecho.

 

El tema de la suspensión de los compromisos es mucho más grave de lo que se imagina López Obrador. Incluso, es lo más delicado y peligroso que ha enfrentado desde que asumió la Presidencia y puede tener enormes consecuencias económicas, comerciales, legales y reputacionales. Lo que detonó el director de la CFE, Manuel Bartlett, respaldado por el presidente, es el incumplimiento de contratos a partir de la lectura errónea del mismo – si se llega al arbitraje internacional va a perder-, así como una violación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, al incorporar la suspensión del servicio de gas a través de un nuevo gasoducto del Sur de Texas a Tuxpan, dinamitando los compromisos legales y comerciales de México con sus socios norteamericanos.

 

López Obrador no tiene clara la dimensión y profundidad de lo que estas acciones implican. Ayer, en la conferencia de prensa matutina repitió la retórica tramposa de Bartlett: 1) “los contratos no fueron aprobados por el Consejo de Administración ni los firmó el director general”, dijo, lo cual es una verdad falsa porque en ese momento no existía un Consejo de Administración, sino una Junta de Gobierno, que fue la que los firmó y autorizó; 2) quieren un nuevo acuerdo porque “las tarifas están por las nubes” y equipararlas a las que se cobran en Estados Unidos, Alemania y Francia, aunque esas tarifas fueron impuestas por la CFE por contratos de exclusividad, con un costo de 3.5 dólares por un millón de pies cúbicos de gas, contra 3.3 dólares en el mercado doméstico estadounidense, y 4.5 dólares que paga Alemania por el gas ruso. 

 

La voz de Bartlett tiene más peso que la de varios de sus colaboradores, que han tratado de persuadirlo de que el director de la CFE le ha presentado información errónea o definitivamente falsa y lo que está haciendo es riesgoso. Pero si ignora a quienes le hablan al oído, menor interés debe tener con otras voces. El viernes pasado se reunió en Palacio Nacional con los miembros del Subcomité de Comercio del muy poderoso Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Diputados, encabezados por su presidente, Earl Blumenauer, para hablar sobre la aprobación del nuevo acuerdo comercial norteamericano. En la reunión le expresaron su preocupación por el litigio que pretendía Bartlett contra la gasera—que es también contra TransCanada, cuyo gobierno ha sido más beligerante y público que el estadounidense. Una semana después, dijo: “No se puede, ya es la última vez que lo digo, aceptar un contrato leonino”.

 

López Obrador está jugando con el fuego que le puso Bartlett en las manos. El director de la CFE utiliza una cláusula del contrato que prevé sanciones en caso de incumplimiento, para cancelarlo, lo que es una aberración jurídica. Para forzar esa negociación y a otros cambios de contratos similares en diferentes gasoductos, suspendió el servicio en Tuxpan. El gasoducto está terminado y lleno de gas natural que no ha podido descargarse desde el 26 de junio, pese a que el costo por compensarlo con gas natural licuado es de poco más de un millón de dólares diarios.

 

Ese gasoducto parte de Brownsville, en donde se concentra todo el gas de Texas, que tiene excedentes, y que deberá empezar a quemarlo si no se soluciona este diferendo. El gobernador de Texas, Greg Abbot, por si alguien olvidó, fue uno de los principales apoyadores de Trump para llegar a la Presidencia, por lo que Bartlett abrió un flanco innecesario a López Obrador, a quien también convenció que no afectaría el acuerdo comercial. Los señalamientos de los diputados el viernes pasado es una señal de que no es así. Adicionalmente, la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, figura clave en la aprobación del acuerdo, es de California, donde tiene su sede Sempra. Un anterior chantaje que sufrió Sempra en Baja California, fue resuelto por el gobierno de Enrique Peña Nieto, tras presiones de Washington para actuar conforme a Derecho, luego que la senadora de California, Dianne Feinstein, alertó a la entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, de lo que estaba pasando.

 

 

Washington se está agitando. Las llamadas a la embajadora Bárcena son una señal de inquietud sobre lo que consideran una arbitrariedad, y el domingo pasado en su reunión con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, el secretario de Estado, Mike Pompeo, fuera de agenda, le expresó la confianza de que el tema de las gaseras sería resuelto conforme a Derecho. Bartlett no quiere hacerlo porque no entendió el contrato, pero está arrastrando al presidente y a México, donde un litigio por violar la ley afectará inversiones, crecimiento y reputación. 

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

 

 

Escribe: Adán Morales/@adangio

 

Las imprecisiones de la carta aclaratoria que me envió hace unas semanas la diputada federal suplente, Carolina Gaspar Ramírez, cuyo titular es la diputada federal por Acatlán, Nelly Maceda Carrera, son abundantes, y a mi correo me hacen llegar ciertos documentos que echan por abajo su ‘valiosa’ carta.

 

Aquí le reproduzco unas líneas  de la columna que publiqué el 14 de julio del presente y que titulé:

 

LA DIPUTADA NELLY MACEDA,  Y SU CHAROLA.

“La historia no tiene pierde y en el fondo tiene que ver en que Rafael Flores, esposo de Carolina, fue designado apenas hace unas semanas como Cónsul Honorario de la Federación Rusa en México.  Causando la envidia de la pareja quien siente que la 4T aún no le hace justicia.

El 29 de Junio de 2019, Carolina Gaspar, montó en cólera y se lanzó a los golpes sobre su marido quien esquivaba los jabs, rectos y uppercut. La desesperación de Carolina fue en aumento al ver que sus golpes no encontraban destinatario y fue entonces cuando cambio de técnica y al más puro estilo del Cavernario Galindo se lanzó a mordidas sobre su oponente  quien no pudo contener el ataque bestial y fue roído para después ser echado de su casa bajo amenazas.

La historia no paró ahí como suele suceder cada vez menos en los pleitos conyugales, al otro día la diputada federal, Nelly y su suplente, Carolina, acompañadas de policías municipales se presentaron en las oficinas de Rafael para detenerlo de manera inmediata, lo que vino fue lo que casi siempre sucede: Rafael fue paseado por la ciudad durante unas horas para ablandarlo y después ser presentado en las oficinas de seguridad publica en Rancho Colorado y después turnado al Juzgado Calificador de Valsequillo.

Y aquí es donde aparece el célebre Horacio Gaspar Lima (disidente del gobernador electo, pero esa es otra historia) padre de Carolina, que  es una mezcla de  Félix Salgado Macedonio y Gerardo Noroña, quien  con ese peculiar estilo le pidió a Rafael unos cientos de miles de pesos para que su hija retiré los cargos y acciones legales que tienen en su contra.

‘piénsalo cabroncito’ cuentan que le dijo amenazante.

Lo anterior ya se encuentra radicado en la carpeta de investigación: 12838/2019/ZC”

Hasta aquí la necesaria cita.

De manera inmediata, la diputada federal suplente me envió la siguiente carta aclaratoria.

----------------------------------------------------------------------------------------------

MOVIENDO IDEAS

P R E S E N T E

 

En relación a su columna PLUMAS, publicada el día 14 de Julio del 2019, me permito precisarle que los hechos señalados son totalmente falsos.

En primer lugar usted está mezclando un asunto político, laboral con un asunto personal.

De mi parte, Carolina Gaspar Ramírez, madre del menor afectado y agredido de manera artera y alevosa, por el señor Rafael Flores Hernández, asentado en la Agencia Especializada en Delitos Sexuales , misma que le anexo y pido que se maneje de manera discrecional para no afectar el proceso legal del menor, así como de su servidora. Espero que respete por su ética profesional los datos anexos.

Referente a los hechos señalados el día 29 de Junio fue agredido mi hijo mayor por el señor Rafael Flores Hernández; y se trata del maltrato a un menor con discapacidad y no ser hijo del mencionado señor. Por lo mismo la gravedad del asunto, ya que hay tres menores afectados. Y es inmoral publicar algo sin fundamento y meramente personal.

Con lo que señala el señor de haber sido nombrado Cónsul Honorario es totalmente falso, no hay ninguna designación y menos hacia él, ya que no tiene ninguna relación laboral con la Embajada, lo que es muy grave que ustedes estén nombrando a una Embajada tan respetable como es la Embajada de la Federación de Rusia o que le muestre su nombramiento.

Y le pido que no mezcle asuntos personales con asuntos laborales y políticos, ya que este asunto es meramente personal y jurídico, toda vez que el señor fue detenido por la autoridad competente por delitos de violencia intrafamiliar y tiene orden de restricción a los menores y a mi persona.

Por lo que de ser necesario, le solicito que de manera personal me dé una cita para mostrarle todos los documentos y evidencias que acreditan mi dicho.

Le solicito que retire dicha publicación que daña mi persona y la de mis hijos, y la de las demás personadas mencionadas.

Sin más por el momento le reitero mis saludos.

 

 

ATENTAMENTE

MAESTRA CAROLINA GASPAR RAMIREZ

----------------------------------------------------------------------------------------------

 

Doña Carolina Gaspar se equivoca al decirme: ‘En primer lugar usted está mezclando un asunto político, laboral con un asunto personal’

Error: No mezcló ningún asunto político con un tema personal, solo narró los hechos y la que mezcló el tema fue ella y la Dip. Nelly Maceda al acudir a detener a Rafael Flores en sus oficinas. La duda impone ¿Por qué fue la diputada federal a mezclarse en un tema conyugal?

Rafael flores nunca fue detenido por: ‘por delitos de violencia intrafamiliar y tiene orden de restricción a los menores y a mi persona’ como lo explica en su carta;  si fue detenido el 30 de junio del presente por elementos de la policía municipal de esta ciudad, fue por ‘supuesto escándalo en la vía publica’  como lo demuestra el comprobante de pago con folio C 0145 emitido por la Tesorería municipal del Ayuntamiento.

 

Respecto a su preocupación ‘legitima’ y ‘justa’ por sus menores hijos queda en entredicho cuando desde hace tiempo los usa como moneda de cambio.

Así lo consignan dos correos enviados a su esposo Rafael Flores, el primero con fecha del 27 de abril del 2017 y el segundo el 24 de mayo del mismo año.

 

 

 

Es lamentable tener que hacer estas precisiones pero son necesarias

Por cierto en la Fiscalía General del Estado existe una Carpeta de Investigación en contra de Carolina Gaspar  Ramírez promovida por Rafael Flores Hernández quien la denunció por el delito de violencia familiar.

 

 

Respecto a la cita que solicita para aclarar el tema, cabe decir que la busqué vía whatsapp  para confirmar la misma pero las dos palomitas de visto y el silencio fue la respuesta.

 

Hago votos por una buena relación con usted, pero su espacio privado fue invadido y se volvió público cuando la diputada federal Nelly Maceda apareció en escena en esta trama.

 

 

 

0
0
0
s2smodern

 

 

Con relación a la columna publicada en este medio titulada “LA DIPUTADA NELLY MACEDA,  Y SU CHAROLA” firmada por Adán Morales (@adangio), se hace pública, de forma íntegra, la siguiente carta aclaratoria.

 

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

MOVIENDO IDEAS

P R E S E N T E

En relación a su columna PLUMAS, publicada el día 14 de Julio del 2019, me permito precisarle que los hechos señalados son totalmente falsos.

En primer lugar usted está mezclando un asunto político, laboral con un asunto personal.

De mi parte, Carolina Gaspar Ramírez, madre del menor afectado y agredido de manera artera y alevosa, por el señor Rafael Flores Hernández, asentado en la Agencia Especializada en Delitos Sexuales , misma que le anexo y pido que se maneje de manera discrecional para no afectar el proceso legal del menor, así como de su servidora. Espero que respete por su ética profesional los datos anexos.

Referente a los hechos señalados el día 29 de Junio fue agredido mi hijo mayor por el señor Rafael Flores Hernández; y se trata del maltrato a un menor con discapacidad y no ser hijo del mencionado señor. Por lo mismo la gravedad del asunto, ya que hay tres menores afectados. Y es inmoral publicar algo sin fundamento y meramente personal.

Con lo que señala el señor de haber sido nombrado Cónsul Honorario es totalmente falso, no hay ninguna designación y menos hacia él, ya que no tiene ninguna relación laboral con la Embajada, lo que es muy grave que ustedes estén nombrando a una Embajada tan respetable como es la Embajada de la Federación de Rusia o que le muestre su nombramiento.

Y le pido que no mezcle asuntos personales con asuntos laborales y políticos, ya que este asunto es meramente personal y jurídico, toda vez que el señor fue detenido por la autoridad competente por delitos de violencia intrafamiliar y tiene orden de restricción a los menores y a mi persona.

Por lo que de ser necesario, le solicito que de manera personal me dé una cita para mostrarle todos los documentos y evidencias que acreditan mi dicho.

Le solicito que retire dicha publicación que daña mi persona y la de mis hijos, y la de las demás personadas mencionadas.

Sin más por el momento le reitero mis saludos.

 

ATENTAMENTE

MAESTRA CAROLINA GASPAR RAMIREZ

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

También nos hacen llegar la caratula de la Carpeta de Investigación en contra de Carolina Gaspar  Ramírez promovida por Rafael Flores Hernández quien la denunció por el delito de violencia familiar.

 

 

 

 

0
0
0
s2smodern

 

 

 

Por la Hermana Trinquete.

 

Todos los días leo en redes sociales el discurso y debate de mujeres “feministas”. Nos bombardean de muchas maneras con ideas radicales sobre el valor que “debería tener” una mujer, los derechos que “no nos dan”, el lugar que “nos quitan” y las oportunidades que “no tenemos”. Pero lo que realmente llama mi atención, es cómo las propias mujeres feministas han creado una contienda contra los hombres e incluso contra las propias mujeres por mal defender su causa.

 

Me doy cuenta, que el feminismo moderno está muy alejado de la idea original de 1880; cuando inició el movimiento feminista. Pedir y exigir igualdad legal, derecho al voto, oportunidad laboral, derechos reproductivos, fueron consecuencia de la opresión de género y etnias; pero también del mismo ajuste social y económico. Al final se ha generado una guerra muy fuerte de mujeres feministas contra hombres. Pero lo realmente alarmante es cómo vemos diariamente mujeres contra mujeres.

 

Vivimos un tiempo en el cual las propias mujeres nos la pasamos exigiendo respeto por parte del género contrario, sin embargo no hemos aprendido a respetarnos y a defendernos de nuestro propio género. Diariamente veo casos y escucho a mujeres con algún problema laboral ocasionado por otra mujer; mujeres que no respetan un matrimonio ajeno, mujeres difamando a otras mujeres, saboteando el éxito de terceras. He incluso escuchado a mujeres criticando a otras por decidir ser amas de casa, como si un título laboral definiera su valía o su capacidad intelectual. Me preocupa la incongruencia con la que convivimos y la manera en cómo la aceptamos normal cotidianamente. La ambición desbordada de poder, ha llevado a muchas mujeres a pasar sobre múltiples cosas, ya sea otras mujeres, otros hombre e incluso sobre ellas mismas.

 

Mujeres escudándose detrás del velo del feminismo, donde tristemente solo alcanzan a disfrazar una agresividad heredada o aprendida en el primer entorno; la propia casa.

 

Debemos exigirnos como género femenino una total coherencia en nuestro discurso de amor y paz hacia la mujer. Tenemos como mujeres la responsabilidad de respetarnos unas a las otras. Exigir respeto en nuestras decisiones, acciones, derechos y propiedades. Para entonces en una sociedad de respeto de nuestro propio género, ahora sí poder defendernos con dignidad y pedir igualdad.

 

La realidad es que, hombres y mujeres en la sociedad, deberíamos trabajar en equipo, al final de cuentas somos complemento uno del otro. Y jamás olvidar la importancia social del papel de la mujer al momento de ser pilar familiar. Una buena mujer educa buenos hijos. Una mujer que respeta su género y el género contrario educará hijos respetuosos y de gran valía. Y para concluir me gustaría tomar el ejemplo de Circle K con el tuit políticamente incorrecto con el que promocionan el día de la secretaria. ¿De quién es la responsabilidad de terminar con el estereotipo de “la secretaria y el jefe”? De los hombres, de las mujeres o de ambos.

0
0
0
s2smodern

 

 

Escribe: @adangio

@moviendoideas

 

La diputada federal por Acatlán, Nelly Maceda Carrera,  su suplente Carolina Gaspar Ramírez y Horacio Gaspar Lima  no tienen  nada que ver con el México nuevo con el que sueñan los seguidores de López Obrador: No mentir, no robar, no traicionar.

Digamos que representan todo lo contrario.

Y hacen gala del fuero que ostenta la diputada federal para litigar temas personales en aras de beneficiarse y joder al prójimo.

En otras palabras: son el claro ejemplo de los políticos de siempre.

Esta ocasión los tres señalados han mezclado el tema político con el tema personal, sus fobias, miedos y fantasmas los pretenden calmar con el charolazo de la Dip. Nelly Maceda.

La historia no tiene pierde y en el fondo tiene que ver en que Rafael Flores, esposo de Carolina, fue designado apenas hace unas semanas como Cónsul Honorario de la Federación Rusa en México.  Causando la envidia de la pareja quien siente que la 4T aún no le hace justicia.

El 29 de Junio de 2019, Carolina Gaspar, montó en cólera y se lanzó a los golpes sobre su marido quien esquivaba los jabs, rectos y uppercut. La desesperación de Carolina fue en aumento al ver que sus golpes no encontraban destinatario y fue entonces cuando cambio de técnica y al más puro estilo del Cavernario Galindo se lanzó a mordidas sobre su oponente  quien no pudo contener el ataque bestial y fue roído para después ser echado de su casa bajo amenazas.

La historia no paró ahí como suele suceder cada vez menos en los pleitos conyugales, al otro día la diputada federal, Nelly y su suplente, Carolina, acompañadas de policías municipales se presentaron en las oficinas de Rafael para detenerlo de manera inmediata, lo que vino fue lo que casi siempre sucede: Rafael fue paseado por la ciudad durante unas horas para ablandarlo y después ser presentado en las oficinas de seguridad publica en Rancho Colorado y después turnado al Juzgado Calificador de Valsequillo.

Y aquí es donde aparece el célebre Horacio Gaspar Lima (disidente del gobernador electo, pero esa es otra historia) padre de Carolina, que  es una mezcla de  Félix Salgado Macedonio y Gerardo Noroña, quien  con ese peculiar estilo le pidió a Rafael unos cientos de miles de pesos para que su hija retiré los cargos y acciones legales que tienen en su contra.

‘piénsalo cabroncito’ cuentan que le dijo amenazante.

Lo anterior ya se encuentra radicado en la carpeta de investigación: 12838/2019/ZC

Nelly Maceda cuesta a los mexicanos 129 mil 549 pesos mensuales, es decir, 1 millón 554 mil 598 al año, tomando en cuenta solo su salario bruto (sin bonos, aguinaldo, ni prima vacacional) y hasta la fecha no ha presentado ninguna iniciativa, siendo evaluada como una de las peores legisladoras.

Ojalá deje de usar su charola y ocupe el cargo para legislar en contra de acciones como las que realiza: Ella, Carolina Gaspar y Horacio Gaspar Lima.

Vaya personajes.

¡Qué viva la 4T!

0
0
0
s2smodern

Raymundo Riva Palacio

 

La investigación realizada por la Fiscalía General de la República en contra de Rosario Robles, durante su gestión como secretaria de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, están apuntando hacia una imputación de carácter penal. La investigación, como parte de un ejercicio de revisión de expedientes congelados o soslayados durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, fue llevado a cabo por el fiscal Alejandro Gertz Manero, quien en seis meses de la actual administración ha dado la cara pública muy pocas veces, pero se ha metido a revisar, en muchos casos personalmente, las averiguaciones de la vieja PGR. La que toca a Robles se refiere a la llamada “Estafa Maestra”, donde presuntamente se desviaron cientos de millones de pesos del erario a través de convenios con universidades públicas.

 

La “Estafa Maestra”, como tituló una investigación periodística de Mexicanos Contra la Corrupción y Animal Político en septiembre de 2017, surgió en 2015, cuando la PGR comenzó a investigar desvíos de recursos públicos de la Sedesol y de Sedatu, con base en las revisiones de las cuentas públicas realizadas por la Auditoría Superior de la Federación desde 2011, que la llevó a presentar una serie de denuncias ante las autoridades. El trabajo periodístico reveló la entrega de más de siete mil millones de pesos en contratos ilegales donde participaron 11 dependencias federales, ocho universidades y más de 50 funcionarios, centrando el ojo de la investigación en las gestiones de Robles en ambas secretarías.

 

Tras la denuncia ante la PGR hace ocho años, se abrieron 23 procedimientos sobre funcionarios públicos y rectores de universidades en 2015, cuyos resultados sólo produjeron acusaciones en contra de funcionarios de nivel medio y algunos de ellos, incluso, que no habían sido denunciados por la Auditoría. En enero pasado, Gertz Manero informó que se investigaba a más de 60 funcionarios de la Sedesol y la Sedatu, por el presunto desvío de más de 800 millones de pesos, y que se habían imputado a seis funcionarios de esta última. Cuatro de ellos quedaron liberados de las imputaciones al desistirse la Fiscalía de las acusaciones, y uno de los dos restantes, que sí fueron vinculados a proceso, afirmó que habían falsificado su firma, con lo cual se declaraba inocente.

 

La Fiscalía reestructuró en mayo la investigación y elevó la calidad del delito, al considerar que la “Estafa Maestra” había sido una operación realizada desde el corazón del gobierno federal, por lo que las acusaciones se plantearían como un posible delito de Estado para lo cual se incurrió en otro más, el de delincuencia organizada. De acuerdo con Gertz Manero, esa era la posibilidad para poder profundizar en el caso que dijo que provocó un daño por casi seis mil millones de pesos al erario público.

 

No se conoce ningún documento firmado por la ex secretaria que pudiera vincularla a un acto de corrupción, pero la reclasificación que realizó el fiscal general a la indagatoria de la “Estafa Maestra”, abrió la posibilidad de que haya acusaciones en su contra por parte de ex colaboradores, por lo que se le pudiera imputar por el presunto delito de delincuencia organizada, que es cuando tres o más personas actúan concertadamente para cometer uno o más delitos graves a fin de obtener beneficio económico, político o material. La corrupción no era un delito grave hasta febrero de este año, cuando la Cámara de Diputados, donde hay una mayoría de Morena, el partido en el poder, la reclasificó.

 

Nadie en el actual gobierno ha señalado públicamente a los altos funcionarios del gobierno de Peña Nieto vinculados a presuntos actos irregulares o ilícitos, pero existe una lista en la Presidencia de ocho ex miembros del gabinete legal y ampliado sobre los cuales ya se tienen expedientes. Quien aparece en el primer lugar de la lista es Robles, sobre la que han avanzado las investigaciones al umbral de la imputación. No hay información oficial sobre el estado que guarda la indagatoria en contra de la ex secretaria de Estado, que años antes como presidenta del PRD, estuvo involucrada en la campaña de Andrés Manuel López Obrador para la jefatura de gobierno en la Ciudad de México.

 

Los intentos por hablar con Robles resultaron infructuosos, pero en anteriores comunicaciones sobre las imputaciones de corrupción, dijo que no existían denuncias en su contra en la Auditoría Superior de la Federación. Antes de la elección presidencial, Robles afirmó que estaba “de lo más tranquila” más allá de quien llegara a la Presidencia. En ese momento, aseguró: “Afortunadamente siempre he vivido de mi trabajo y nadie, absolutamente nadie, puede ofrecer una prueba que acredite lo contrario. No hay información alguna. No hay complicidad alguna. No tengo nada que temer”.

 

En una comunicación en julio de este año, Robles insistió en la inexistencia de denuncias de la Auditoría en su contra, y admitió que las autoridades habían investigado sus bienes y cuentas. “Resulta que como siempre dije, no tengo nada que esconder”, remató. En su última comparecencia como secretaria en la Cámara de Diputados en octubre pasado, dijo que los recursos por lo que la acusan fue para realizar trabajos de la Cruzada Contra el Hambre, que fue uno de los grandes programas del sexenio peñista.

 

 

De concretarse la imputación, Robles será la segunda alta funcionaria en el gobierno de Peña Nieto que tiene problemas con la justicia. El primero fue Emilio Lozoya, ex director de Pemex, quien se encuentra prófugo. Las investigaciones de la Fiscalía General se enfocan hasta este momento en funcionarios del gobierno de Peña Nieto. No habrá tregua. Tampoco, por cierto, para el ex presidente.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

 

En su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció lo que probablemente es la presentación más cándida de su vida pública. Registrémosla, es la mañanera 152 en su día 222 de gobierno. Estuvo llena de revelaciones sobre las intrigas y enfrentamientos en Palacio, con detalles de quién contra quién y el porqué de las pugnas. La narrativa también muestra la otra cara, de cómo el presidente, que sabía lo que sucedía en su entorno, dejó que corrieran los conflictos, solapó las diferencias y, en la mayor contradicción de todo, respaldó al secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, pese a pensar que representaba el continuismo, que explícitamente rechaza. Es decir, se desnudó como un presidente que no controla a su equipo, donde cada quien, si lucha por su territorio, puede hacer lo que quiera. El desorden, como modus operandi de un gobierno extravagante.

 

El presidente admitió ante la prensa: “Estamos en un proceso de transformación, aquí no se oculta nada, no es que salió del gobierno por motivos de salud. Es un hombre con criterios, como nosotros”. López Obrador confunde la transparencia y el ejercicio de gobierno. No tiene porqué mentir, pero la forma como explica su apertura, demuestra es que cada quien, por tener criterios propios, puede hacer lo que se le plazca, incluso denunciar al presidente que observó cómo se despedazaban sus principales colaboradores para la política económica sin intervenir, ni hacer un control de daños para neutralizar el mensaje de la renuncia de Urzúa que los conflictos internos son ordinarios.

 

Luego, añadió: “Tuvimos, entre otras discrepancias, lo del Plan (Nacional) de Desarrollo, que hubo dos versiones, y la versión que quedó es la que yo autoricé, que incluso me tocó escribirla porque había otra versión. Y sentí que era continuismo”. El Plan es responsabilidad de Hacienda, pero cuando Urzúa llevó el documento técnico al presidente, le incorporaron 70 páginas de contenido político, sin haber leído el contenido. Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, trató de minimizar el escándalo y aseguró que eran lo mismo. Luego el presidente dijo que el documento de Hacienda eran “anexos” del Plan. Ayer lo presentó como si esa parte no hubiera existido. Las mentiras no abonan a su credibilidad.

 

En esa misma idea, López Obrador agregó: “Era una concepción todavía en la inercia neoliberal y había que marcar la diferencia”. Su política económica, con Urzúa y con Arturo Herrera, su sucesor, hasta ahora, es neoliberal: disciplina fiscal, déficit cero y control macroeconómico. La inercia neoliberal que señala, por diseño estratégico, fue una instrucción presidencial. Urzúa no se mandaba solo. Aplicó lo que le pidió el presidente y continuó reduciendo el gasto público y la nómina del gobierno, que evoca la reaganomics del presidente Ronald Reagan, quien junto con la primera ministro del Reino Unido, Margaret Thatcher, lanzaron la segunda oleada del neoliberalismo en 1977-1978.

 

El presidente entró entonces a detalles: “También (hubo) discrepancias en el manejo de la banca de desarrollo. Yo le encargué a Alfonso Romo que ayudara en la coordinación para el funcionamiento de la banca de desarrollo y no había en esto acuerdo, o sea, había diferencias entre ellos notorias”. Fueron más que eso. Los consejos de administración los encabezaba Urzúa, quien desacreditaba lo que presentaban los directores de la banca de desarrollo, que recibían instrucciones de Romo, el jefe de la Oficina de la Presidencia. El primer encontronazo fue en Nafín, en diciembre, y desde entonces las pujas no cesaron, sabiendo de ello el presidente. Cuando le preguntaron a López Obrador si una de las causas de la renuncia era Romo, respondió: “Sí, seguramente eso era algo evidente, tenían diferencias y con otras áreas”. Esta disputa nunca la sofocó, pese a que con el paso de los meses varios miembros de su equipo tomaron partido por Romo en contra de Urzúa.

 

El presidente no se contuvo en seguir narrando los problemas: “Diferencias también se tuvieron con el SAT, con la directora del SAT”. Margarita Ríos Farjat, jefa, no directora, del Sistema de Administración Tributaria, que es una de las herramientas de las que dispone Hacienda para manejar la tesorería, fue nombrada por Romo con la aprobación del presidente. El principal problema con ella explotó el viernes pasado, cuando quiso forzar una ley contra las empresas fantasmas -son cinco grandes evasores fiscales los que tiene en la mira, incluido un neoleonés-, a lo cual Urzúa se opuso. El entonces secretario de Hacienda maniobró y estuvo a punto de colocar a Renato Sales como contrapeso de Ríos Farjat, pero López Obrador lo vetó.

 

La plática de Urzúa con López Obrador sobre su renuncia fue el lunes, pero no hizo nada el presidente porque su salida fuera ordenada, como tampoco lo hizo con Germán Martínez, cuando renunció al Seguro Social. En los dos casos hubo recriminaciones sobre obstáculos y sabotajes internos, de los cuales sabía el presidente y dejó correr. Igual que ahora sucede en Morena, donde dos miembros de la nomenklatura, Yeidckol Polevsky y Bertha Luján, están peleando a sartenazos sin que el presidente ponga orden. Vendrán quizás más renuncias, anticipó el presidente.

 

 

En efecto, hay algunos en camino, como ha discutido con su equipo sobre los conflictos entre Gobernación y la conserjería jurídica, la Fiscalía General y la Unidad de Inteligencia Financiera, la Secretaría de Energía y Pemex, o la Secretaría de Bienestar hacia adentro y con la Presidencia. Son demasiados los choques internos por territorio y poder, al amparo de la omisión del presidente, a quien por sus funciones podría señalársele una irresponsabilidad. El piloto del gobierno y el país, no gobierna ni guía. Reina el libre albedrío que produce un desbarajuste sistémico.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

Please publish modules in offcanvas position.