Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1394239

PAN: Nadie quiere ser candidato

0
0
0
s2smodern

 

 

¿A cambio de qué autorizará el Congreso del Estado el préstamo que solicitó el rector de la BUAP, Alfonso Esparza, por 200 millones de pesos?

 

¿La estructura universitaria se pondrá al servicio, ahora, de la alianza Juntos Haremos Historia?

 

Desde el pasado 15 de enero se hizo la solicitud, pero hasta el momento se desconoce si el tema será considerado por parte del poder legislativo.

 

El derrumbe del PAN no cesó con la elección federal de julio, a la que lo condujo Ricardo Anaya, ni con la extraordinaria de Monterrey en diciembre, ya con Marko Cortés al frente, sino que los augurios para 2019 son de catástrofe, particularmente en las elecciones de gobernador en Baja California y Puebla. Tan infausta certidumbre se traduce en una realidad cruel para el PAN, que en eso vuelve a su origen: nadie quiere ser candidato en esos dos estados.

 

En Baja California, la primera gubernatura que ese partido ganó hace tres décadas con Ernesto Ruffo, la candidatura a gobernador fue despreciada por el panismo y se inscribió un solo prospecto, Oscar Vega Marín, antagónico al grupo del gobernador Francisco Kiko Vega, y amigo de Margarita Zavala y Felipe Calderón.

 

Por eso el CEN del PAN se apresuró a respaldarlo públicamente en un insólito comunicado de prensa, emitido este lunes, en el que exaltó su trayectoria, que sin embargo omitió que fue presidente de la Fundación Yo con México de Zavala. El propio Cortés emitió un tuit de gratitud a Vega Marín por no haber evitado el ridículo de dejar desierta la candidatura a gobernador, siendo el estado que marcó el ascenso del PAN al poder, en 1989. Y en Puebla, donde la muerte de la pareja de la gobernadora Marta Erika Alonso y el presidenciable senador Rafael Moreno Valle dejó desecho al PAN, tampoco nadie quiere la candidatura: Las despreciaron Luis Bank, jefe de la oficina de la difunta; Antonio Gali López, hijo del ex gobernador del mismo nombre, y hasta Rafael Micalco, ex presidente estatal del PAN. El que se perfila para el sacrificio, porque en el PAN están ciertos de su extrema debilidad electoral y política, es Humberto El Tigre Aguilar Coronado, personaje estrechamente ligado -igual que Marko Cortés- a Santiago Creel y Diego Fernández de Cevallos.

 

En Baja California y Puebla, Morena tiene ya definidos a sus candidatos a gobernador: En el primer estado es el superdelegado del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Jaime Bonilla, quien arrasó como candidato a senador en julio, y en Puebla repetirá Luis Miguel Barbosa, quien se dijo víctima de fraude electoral en la cerrada elección que el Tribunal Electoral federal resolvió a favor de Alonso 10 días antes de su muerte.

 

En el estado fronterizo, la razón por la que nadie quiso la candidatura a gobernador es que el PAN tiene una desventaja de 40 puntos ante Morena, que en la elección federal ganó las dos senadurías y todas las diputaciones federales, y en las estatales de julio se anticipa que ganará además el Congreso y las cinco presidencias municipales.

 

La ventaja de Morena sobre el PAN no se ve que merme, sobre todo luego de que López Obrador emitió un decreto para disminuir en toda la franja fronteriza el IVA de 16% a 8% y el ISR de 30% a 20%, así como la homologación del precios de los combustibles con Estados Unidos y el alza del salario mínimo.

 

En Puebla, la única oposición a Barbosa es el grupo del senador de Morena Alejandro Armenta, presuntamente instigado por Ricardo Monreal…

 

 

 

@alvaro_delgado

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Please publish modules in offcanvas position.