Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1171841

SIN TLC Y CON ARANCELES

0
0
0
s2smodern

 

 

 

PUNTOS SOBRE LAS ÍES

SIN TLC Y CON ARANCELES

imagen autor
ANTONIO NAVALÓN/Reporte Indigo
@antonio_navalon

 Jun 4, 2018
 Lectura 3 min
 

 

Desde mucho antes de ser presidente, desde cuando era imposible que lo fuera y desde que empezó realmente su reality show, convertido en campaña electoral, México y los mexicanos fuimos su punching bag favorito.

Donald Trump -que juega en el mundo como si fuera Monopoly y que gobierna a través de Twitter al mismo tiempo que se distrae viendo hasta dónde llegará con su política con Norcorea- acaba de dar un paso más en medio de la muy difícil complicación del TLC.

Acaba de poner aranceles tanto a Canadá como a México.

Pero naturalmente hay una gran diferencia. Canadá tiene una estabilidad institucional y un gobierno relativamente fuerte, elegido no hace mucho tiempo. En México, como todo el mundo sabe, estamos en medio de nuestra elección presidencial y a muy pocos días de esta, pero en una situación políticamente -desde el punto de vista de la violencia y la solvencia de las instituciones- crítica.

Hay quien interpreta que la política que ha seguido el presidente Peña en estos meses frente a las permanentes provocaciones de Trump ha sido la más inteligente. No entrar en sus provocaciones mediáticas, para darle más razones a su congreso y senado que en este momento de desconcierto tan especial, en el que está basada su política y en el que, desde luego, ha consumido a su país y al resto del mundo, exige mucha prudencia.

Pero en cualquier caso ahí estamos. Queda muy poco tiempo, y no es realista pareciendo imposible que lleguemos con un TLC firmado a la elección del primero de julio. Lo cual, naturalmente, es otro clavo más en el ataúd de las instituciones a la hora del resultado final, suponiendo que eso vaya a tener el peso que le damos.

Otra cosa muy distinta es el tema de los aranceles. No solamente porque nosotros hemos contestado como debíamos y en esta ocasión el presidente debe estar contento con el reconocimiento que el país le ha hecho, sobre todo en las redes sociales, a su acción-reacción inmediata frente a las provocaciones de Trump. Sino porque en el fondo, a medio plazo, la nueva política económica -y tiene que ser nueva- no solamente va a contar con un reposicionamiento del TLC, que yo creo más pronto que tarde y pese al presidente de los Estados Unidos, terminará resolviéndose de alguna manera, empujando al país a una nueva estructura económica.

Nada que ver con la autarquía, con cerrar las fronteras, con intentar que seamos no sólo autosuficientes -que eso siempre es bueno cuando se consigue serlo- sino que cerremos todas las capacidades de crecimiento que tenemos a través del Pacifico y de las muchas oportunidades y acuerdos comerciales que podemos desarrollar con otros países.

No sé si la violencia, la política o la propia rutina de la campaña nos permitirá ver la dimensión de llegar al primero de julio en estas condiciones: sin TLC y con aranceles.

Please publish modules in offcanvas position.