Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1230464

APAGONES EN PUERTA

0
0
0
s2smodern

 

‪‎PUNTOSSOBRELASÍES‬

APAGONES EN PUERTA

imagen autor
RAMÓN ALBERTO GARZA/reporte indigo
@ramonalberto

 Jun 1, 2018
 Lectura 3 min
 

 

Como si la crisis electoral del PRI, los aranceles acero y al aluminio que nos acaba de recetar Trump, la negociación del TLC en suspenso y la ola de inseguridad no fueran suficientes pesadillas, el gobierno federal podría tener otra crisis en puerta: la de la electricidad.

Los jerarcas de la CFE andan trabajando horas extras con sus gentes del sindicato para enfrentar una baja en la reserva operativa de energía.

Traducido al español, eso significa que el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), órgano independiente, público y descentralizado que tiene el control operativo del sistema eléctrico nacional, tiene programados posibles cortes en el suministro de energía eléctrica en 24 estados del país.

La ola de calor que invadió esta semana a México elevó sensiblemente los consumos, reduciendo los niveles de la reserva operativa, lo que por protocolo obliga a dosificar la energía.

De aplicarse en su totalidad, podrían afectarse mil 747 megawatts con los que se alimentan 2 millones 416 mil clientes en Aguascalientes, Guanajuato, Zacatecas, Querétaro, Coahuila, Jalisco, Sonora, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz, San Luis Potosí, Tlaxcala, Puebla, Michoacán, Colima, Guerrero, Estado de México, Ciudad de México, Chiapas, Tabasco, Oaxaca, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

La operación ordenada por la CENACE, conocida técnicamente como afectación de carga manual, busca mantener la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional para que ante la escasez de energía se tengan los menores cortes posibles.

Ese operativo consiste en rotar la carga de energía eléctrica cada 30 minutos para equilibrar el sistema insuficiente.

Se inició a las 13:57 horas del miércoles 30 de mayo y afectó a un millón 634 mil usuarios en 18 de los 24 estados que ya se mencionaron.

Su aplicación es obligada al bajar las reservas operativas a niveles inferiores al 6 por ciento. Esta semana apenas alcanzaron el 3 por ciento, sumando todas las plantas viejas y nuevas de la CFE.

Lo que alarma a los directivos de la paraestatal -sobre todo al sindicato que opera esta emergencia- es que oficialmente todavía no se inicia el verano y ya se viven picos de crisis.

Con solo registrar que ayer se reportaron golpes de calor que llevaron la sensación térmica a 57 grados en Villahermosa, 54 grados en Martínez de la Torre, 49 grados en Piedras Negras y 48 grados en Mérida, ya pueden imaginar los picos de consumo extraordinarios por el uso de abanicos y aires acondicionados.

La crisis se agrava por la sequía existente en distintos puntos del país y que tiene en bajos niveles algunas presas que son utilizadas en la generación de energía eléctrica.

Si a eso se le suma que el encarecimiento del dólar significa el encarecimiento del gas y de otros combustibles empleados para generar energía eléctrica, el panorama luce bochornoso, muy caliente.

Lo que muchos técnicos se preguntan es en dónde están los frutos de la llamada Reforma Energética, con los que se supone que ya no tendríamos crisis como la que hoy vivimos.

Sería bueno que la CFE saliera a dar la cara para explicar la dimensión del problema y ver con qué nos vamos preparando si los operativos para mitigar esta incipiente primera crisis del 2018 no son suficientes. No nos dejen a oscuras….y menos con estos calorones.

Please publish modules in offcanvas position.