0
0
0
s2smodern

Resultado de imagen para elecciones mexico

 

#LosPuntossobrelasíes - POR RAMÓN ALBERTO GARZA

 

Las controvertidas elecciones del pasado 4 de junio nos dejaron al menos siete lecciones que vale la pena analizar.

I.- DEMOCRACIA IMPURA.- Estamos muy lejos de sepultar el tráfico de votos, la manipulación de cifras y el fraude electoral.

En el Estado de México está claro que fueron cinco municipios los que definieron la victoria de Alfredo del Mazo. Y ahí las cifras se dispararon en participación y en votos para el PRI. El dar a conocer un Conteo Rápido sin el 25 por ciento de las casillas, dejó mucho que pensar

En Coahuila es mas grave. No es casualidad que se haya cerrado un PREP con solo el 72 por ciento de las casillas contabilizadas y el otro 28 por ciento no pudieron sumarse porque sus actas venían escondidas. A eso se le llama fraude de procedimiento.

Extrañamos el IFE original, el de José Woldenberg, porque en este país ya se instituyó como moneda electoral el muy calderonista “Haiga sido, como haiga sido” del 2006.

II.- GOBIERNOS DE MINORIA.-  Aunque nos resistamos a aceptarlo, en México cada vez más se gobierna con la minoría de una minoría.

Del Mazo y Riquelme gobernarán con el 15 por ciento del respaldo, lo que es legal, pero no da legitimidad.

Es urgente definir la tesis Beltrones: Coaliciones o Colisiones, de lo contrario el 2018 también terminará en tribunales. O en anarquía.

III.- LAS ALIANZAS PAGAN.-  Quien sea que busque la presidencia del 2018, que esté seguro desde hoy que es inevitable el tener que aglutinar a distintas fuerzas políticas para llegar a Los Pinos.

Quienes mejor lo entienden son los de Morena, porque lo padecieron y pagaron consecuencias en el Estado de México.

Andrés Manuel López Obrador tendrá que asumir con mayor humildad la urgencia de sumar y no confiarse en que su honestidad valiente derrotará a La Mafia del Poder.

IV.- LAS FRACTURAS COBRAN.-  No hay duda de que el PAN pagó, y muy caro, sus serias fracturas internas con el cuarto lugar de Josefina Vázquez Mota en el Edomex.

Pero parece que no aprenden y en el postelectoral vemos las confrontaciones entre Anaya, Margarita y Moreno Valle. En los mítines y en las calles.

O el PAN se reagrupa y sale a hacer alianzas o volverá al tercero o cuarto lugar en 2018.

V.- LOS MUERTOS VIVEN.- El PRD no está muerto. Tampoco demasiado vivo, pero si se pone vivo tiene con que jugar la presidencial.

Y así como el PRI hizo lo necesario para retener el Estado de México, lo mismo sucederá con el PRD y la Ciudad de México.

Aquel partido –PRI, PAN o Morena- que le dé al Sol Azteca la seguridad de una alianza para retener la capital, será el que logre su alianza rumbo al 2018.

VI.- PRI EN RIESGO DE FRACTURA.- El tricolor camina sobre hielo fino. No son tontos y saben que la libraron –si es que ya la libraron- por nada. Y si no llegan a la Asamblea Nacional en agosto con una propuesta muy definida y consensada, vendrá la fractura. 1988, treinta años después.

VII.- HABRÁ CABALLOS NEGROS.-  El efecto Juan Zepeda demostró que en tiempos de nuevas reglas digitales, en muy poco tiempo se puede crecer y ser competitivo.

No descarten uno o dos caballos negros, de los que hoy nadie incluye o menciona, tanto para alguno de los grandes partidos como entre los independientes.