Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1421595

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

 

La fotografía en Palacio Nacional es histórica. El presidente Andrés Manuel López Obrador, todo poderoso, con el empresario más rico de México y uno de los más acaudalados del mundo, Carlos Slim, a sus pies y bailando la música que le tocaban en el Salón de la Tesorería. El poder económico, como tantas veces lo ha dicho López Obrador, subordinado ante el poder político. La mañaneradel martes es, en este sentido, una nueva prueba material del argumento, que se comenzó a construir en la praxis cuando de un manotazo sobre la mesa, canceló la obra del nuevo aeropuerto internacional de Texcoco. Desde ese momento, López Obrador estableció los términos de su relación con el sector privado, que ha sido consistente, congruente y clara.

 

Aquello fue una demostración de fuerza. Nunca más los empresarios volverían a formar parte de la toma de decisiones, ni mucho menos, como dejó entrever, ser ellos quienes gobernaban al presidente. Cuando canceló Texcoco, contra el consejo de sus cercanos, Slim ofreció una conferencia de prensa donde criticó la decisión y dijo que eso sería frenar el crecimiento. Este martes, dijo que el crecimiento era “intrascendente”, y que lo que se necesitaba era una inversión masiva en proyectos públicos. Notable la maroma del ingeniero, quien pese a conocer hace casi 20 años a López Obrador, no lo conoce. O no cree lo que dice, y trata de endulzarle el oído con un objetivo particular, sin entender que la abyección es una actitud que el presidente no aprecia.

 

Slim fue el invitado de honor en la mañanera, donde se anunció el acuerdo gasero. Una de sus empresas era una de las cuatro que fueron amenazadas por el director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, con llevarlas a un litigio, pero su contrato era tan marginal en cuanto al total de los siete gasoductos en conflicto, y tan baja la escala del negocio para su conglomerado, que era la que menos presionaba. Pero la ascendencia de Slim sobre los empresarios tenía otro peso, que fue el que utilizó el presidente, como símbolo de consenso y concordancia, durante el evento en Palacio Nacional.

 

Ahí, el presidente lo llamó al atril cuando quiso, y le pidió que hablara. Slim se fue de más en sus declaraciones, como el calificar de “intrascendente” el crecimiento. Si el ingeniero lo hubiera dicho a lo largo de su vida, como otras de sus posiciones polémicas, como la que tiene sobre la informalidad, habría mostrado congruencia. Pero sus expresiones han estado en las antípodas y, más en prejuicio de su imagen, dio la impresión de haber querido quedar bien con el presidente, respaldando su dicho del viernes pasado en Tabasco, donde en reacción al informe del INEGI sobre el crecimiento en el segundo trimestre, declaró que el crecimiento no importaba porque había desarrollo, mejor distribución de la riqueza -donde Slim también tiene puntos de vista divergentes-, y mayor poder adquisitivo.

 

“¿Qué tiene que hacer entonces un empresario?”, preguntó un miembro del Consejo Coordinador Empresarial. En primer lugar, no pelearse con el presidente, tenga su empresa o no relaciones comerciales con el gobierno. En segundo lugar, tener una comunicación fluida y franca. Un empresario sí puede contribuir a la buena marcha del gobierno y del país, pero no mediante la adulación, sino a través de una comunicación abierta y honesta, no de sumisión sino de interlocución.

 

En parte tiene razón López Obrador al desconfiar del sector empresarial, y no sólo por sus prácticas. Hubo muchos gobiernos donde algunos empresarios sentían que eran ellos quienes gobernaban, no el presidente, pero el presidente se dejaba intimidar. No es fácil confrontar a alguien cuyo poder económico puede mover el PIB, pero tampoco puede haber nadie por encima del jefe del Ejecutivo. Este tipo de relación puede no ser siempre fácil para ninguna de las dos partes, pero es de respeto mutuo y de certidumbre: cada uno sabrá que lo que le dicen es lo que piensan y no tratan de engañarlo. La palabra es un activo y tiene un alto valor.

 

Pero moverse un empresario por el camino de buscar quedar bien, lisonjero y agachado, no los lleva por buen camino. Un gran ejemplo es el de Claudio X. González Laporte, una de las figuras más notables del empresariado mexicano en más de 40 años, con quien tiene viejas fricciones López Obrador, hasta integrarlo a “la mafia del poder”. La antipatía entre ambos siempre ha estado presente, pero en las últimas reuniones con el Consejo Mexicano de Negocios, en las fotografías y en las declaraciones González Laporte se ha mostrado meloso. Poco le ha servido. No hay ningún empresario como él y su hijo Claudio X. González Guajardo, fundador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, que hayan sido identificados más veces por el presidente como sus adversarios, enemigos de su gobierno y saboteadores de su proyecto.

 

 

Hay empresarios que en el último año han intentado por diferentes maneras ser bien vistos por el presidente, comprando equipos de béisbol, el deporte de López Obrador, o pagando coberturas en revistas del corazón para algunos de sus cercanos. Hay otros que le han dado cobertura retórica, justificando todo lo que hace, porqué y cómo lo hace. En el péndulo de la interlocución, se fueron hasta la genuflexión. No se ayudan, porque esa actitud no cambiará lo que López Obrador ha sido siempre. Pero tampoco apoyan al presidente, porque muchos de ellos no son sinceros. Si quieren contribuir realmente por el país, que dejen de lanzar besos y tomen acciones. Por ejemplo, un diálogo respetuoso y sincero, sin alabanzas ramplonas.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

 

En octubre de 2016 se aprobó la Ley de Ingresos en el Congreso, que eliminaba los subsidios a la gasolina y contenía nuevos gravámenes para 2017 a los Impuestos Especiales Sobre Producción y Servicios, conocidos como IEPS. En 2018, en la campaña de José Antonio Meade consideraban que esa medida, conocida como el gasolinazo, aniquilaría sus pretensiones presidenciales y regalaba a su rival, Andrés Manuel López Obrador, material para atacarlo y captar nuevos electores. Rocío Nahle había dejado claro la estrategia desde abril de ese año, cuando escribió en Twitter: “Reducir el IEPS para tener una gasolina más barata, buscar rehabilitar refinerías y rescatar el sector energético son parte de mis propuestas en mi proyecto sobre Energía”. Dieciséis meses de golpeteo contra el gasolinazo ayudó en las urnas. Lo que vino después fue irrelevante para millones de mexicanos.

 

El presupuesto para 2019, trabajado en conjunto por la Secretaría de Hacienda del gobierno de Enrique Peña Nieto y el equipo de transición del presidente electo López Obrador, mantuvo los IEPS, contrario a lo que había ofrecido que no habría más gasolinazos. No impuso nuevos, pero mantuvo los vigentes. Este sábado, la Secretaría de Hacienda volvió a dejar sin estímulo fiscal a la cuota del IEPS, por sexta semana consecutiva a la gasolina Premium, y elevó el de Magna y Diesel. Simple. El IEPS, junto con las remesas, se han convertido en el ingreso que ha permitido evitar una crisis económica al gobierno y darle márgenes de maniobra a costa de los consumidores.

 

Somos el octavo país que más gastamos en gasolina, con 4.2% de gasto por ingreso por hogar, casi el doble de Estados Unidos (2.1%). El costo de la gasolina comparado con Estados Unidos es casi 20% más cara. Según los indicadores de globalpetrolprices.com, el costo promedio del litro de gasolina, al 2 de septiembre en Estados Unidos, fue de 15.46 pesos, mientras que en México fue de 20.78 pesos—superior al costo en Canadá, Brasil, todo Centroamérica (menos Costa Rica) y todo el Caribe (menos Barbados). Esto se explica por el IEPS, que casi duplica el costo del combustible.

 

Los impuestos, el favor no solicitado que le hizo a López Obrador el gobierno de Peña Nieto, le ha ayudado a sobrellevar fiscalmente la desaceleración y la caída en la demanda externa -salvo las exportaciones, que tuvieron un buen rendimiento por el tipo de cambio-.Por eso el discurso oficial es ambiguo y escurridizo. No hay oficialmente gasolinazos, pero se mantienen los impuestos que así se definen. Los impuestos suben en términos nominales pero no reales, aunque la gente pague más por lo mismo.

 

El paquete económico para 2020 que entregó el domingo el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, al Congreso, incluye una actualización de los IEPS, con lo cual subirán los precios de refrescos y bebidas edulcorantes en general, y el tabaco. “Cuando Hacienda tiene emergencias, siempre recurre a esos impuestos”, dice el consultor Carlos Alberto Martínez, que trabajó en esa Secretaría y en el Banco de México. La recaudación es el principal vector del paquete económico, dividido en dos grandes ejes.

 

El primero es el combate a la evasión, y aumentarán las sanciones -tipificarla como delincuencia organizada-, se trabajará para cambiar la percepción de que se puede defraudar al fisco porque las consecuencias son limitadas -o sea, que regrese el miedo al fisco-, y disminuir sustancialmente las condonaciones de impuestos. La segunda medida fortalece la recaudación, que se hará cobrando impuestos en la economía digital –aplicaciones como Über, Airbnb o entrega de comida rápida-, servicios digitales prestados por residentes en el extranjero -como Google y Facebook-, pago del ISR por arrendamiento -casas, departamentos y locales pagarán impuestos-, retención del IVA a la subcontratación laboral, facilidades administrativas para los trabajadores informales -y captar también de ellos-, e incentivos fiscales a ejidos y comunidades.

 

El paquete económico prevé recaudar el próximo año poco más de seis billones de pesos, que es un incremento nominal de 5.4% con respecto a 2019. Si se tiene éxito, se habría recuperado la pérdida de recaudación tributaria de 7.5% en el primer semestre de este año, en comparación con 2018, por la caída en las captaciones del ISR, el IVA, y la desaceleración en los IEPS. Sin embargo, los instrumentos que le dan al SAT para alcanzar este propósito, parecerían ser insuficientes para poder seguir haciendo más con menos el próximo año, y alcanzar las metas planteadas en el paquete económico.

 

Varios de sus presupuestos están anclados en supuestos, como la expectativa de crecimiento, que se daría si se firma el acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, o invierte el sector privado, que hasta hoy no tiene incentivos fuertes para hacerlo. La consultora Eurasia reportó esa cara de la moneda a sus clientes, al decir que el paquete es “demasiado optimista (la tasa de crecimiento está arriba de la estimada por los analistas privados del Banco de México, y la elevada plataforma petrolera) y muestra un lento relajamiento (la reducción de 1% a 0.7% del PIB del superávit primario)”, mientras se mantiene el gasto en las prioridades de López Obrador.

 

 

Una persona cercana al presidente involucrada en las negociaciones presupuestales, está escéptica que alcance el dinero, y comparte la línea de pensamiento que López Obrador tiene que aumentar impuestos. La mayoría de las personas que conocen o han observado al presidente, piensan que eso no va a suceder. Pero hay realidades objetivas y urgencias. Como lo planteó esa persona, “de que haya dinero depende el futuro de la 4T, y el dinero sólo puede llegar de impuestos”. Será la lucha entre el López Obrador dogmático, y el López Obrador pragmático.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

 

 Escribe: Humberto Aguilar Coronado*

 

Después de muchos años, quizá 9, regresó la competencia en el Partido Acción Nacional, y con ella, la democracia interna que tanto orgullo nos daba en el pasado.

 

Los trágicos acontecimientos del pasado 24 de diciembre, trajeron consigo nuevos acomodos políticos entre los militantes del partido que decidieron quedarse a dar la cara por el PAN.

 

No estoy seguro en cuantos municipios de Puebla hubo contienda interna para la renovación de las dirigencias municipales, pero como es lógico, la que mayor interés despertó fue la renovación de la dirigencia en el municipio de Puebla, en donde, después de que se publicara la convocatoria, se supo que por lo menos unos 8 militantes alzaron la mano para presidir el partido.

 

Al final, se registraron dos candidatos: Jesús Zaldívar y Eduardo Alcántara.

 

El primero, apoyado por un número importante de liderazgos y militantes de antes, que habían dejado de participar durante muchos años porque las decisiones se tomaban en forma vertical, y militantes de hoy que, convencidos en el discurso de inclusión presentado, se sumaron a la candidatura con entusiasmo.

 

El segundo, apoyado por una parte importante de la militancia, pero señalado por no pocos, de que en su equipo cercano se encontraban varios elementos identificados por su cercanía histórica y ahora laboral, con el Secretario de Gobernación. Señalamiento que, seguramente afectó severamente su imagen.

 

Me centro en los discursos, porque me parece que ahí está la diferencia en el resultado obtenido, al margen de que el candidato perdedor está en su derecho de impugnar el resultado.

 

Jesús Zaldívar expresó tres puntos importantes:

 

1) La afirmación de que viene de una familia orgullosamente panista, y su orgullo de jamás haber militado en otro partido político, en una clara alusión a la pertenencia en el pasado de Eduardo Alcántara al Partido Verde Ecologista.

 

2) La reafirmación de su lema de campaña: “En el PAN cabemos todos”, mandando un mensaje claro de que en el PAN poblano, se acabaría la exclusión de todos aquellos que no piensen igual que la dirigencia, y la inclusión de todos aquellos que por alguna razón se habían alejado.

 

3) La firme convicción de trabajar para que en las elecciones del 2021, el PAN vuelva a recuperar la capital poblana y la mayoría de los distritos locales y federales.

 

Por su parte, Eduardo Alcántara centró su discurso en:

 

1) La crítica al lema de campaña de su contrincante, al señalar que: “no es cuestión de caber, si no de estar”

 

2) El señalamiento de que ya estuvo bien de que las decisiones siempre las tomen los mismos. Seguramente no se acordó que quien tomó las decisiones en el partido los últimos nueve años, pues ya no está.

 

3) Su intención de que el PAN recupere en el 2021 los espacios electorales perdidos, único asunto en el discurso en el que ambos candidatos coincidieron.

 

Al final, los delegados numerarios votaron y su voto se contó, arrojando como resultado una diferencia a favor de Jesús Saldívar de más o menos 200 votos, es decir, una diferencia de casi el 10% con respecto a los votos emitidos (2392), con lo que los Panistas, tenemos nuevo Presidente en el Comité Municipal.

 

Por mi parte, creo que lo mejor de este proceso interno, es que se volvió a los orígenes, es decir, a la contienda democrática interna, a la competencia real y al trabajo con los militantes del partido en busca de su apoyo y de su voto.

 

Me parece un buen reinicio. Bien por el PAN.

 

Si el candidato que perdió decide impugnar, existen las instancias al interior del partido para dirimir esas controversias. De ser así, bien por el PAN. Que se resuelva con apego a la legalidad y en su caso, que se sancione a quien quiso cometer fraude electoral o a quienes quisieron lastimar la imagen pública del partido.

 

 

 

Mi cuenta en tuiter: @Tigre_Aguilar_C

 

*Es Licenciado en Ciencias Políticas y Master en Negociación y resolución de Conflictos por la Universidad Carlos III de Madrid.

0
0
0
s2smodern

 

La siguiente semana estará por descubrirse un escándalo en el organismo público Museos Puebla, encargado de coordinar los 20 museos del Estado. El propio Julio Glockner, actual Secretario de Cultura lo ha anticipado en una entrevista.

 

Secretaría de Cultura detecta irregularidades en la administración de museos

 

El escándalo se refiere a un triángulo de corrupción que incluye al ex-director general, actualmente director administrativo del mismo organismo, a su ex-jefe de materiales y a su operador financiero, un “gestor cultural” que coordina la operación de más de diez empresas que se dedican a realizar servicios ficticios a los museos. Estas empresas han estado ha servicio de estos funcionarios por más de tres años, como se podrá ver en los expedientes que este medio tiene en su poder. En estos días seguiremos informando con más detalles los nombres de los involucrados, los nombres de las empresas y los tipos de corruptelas.

0
0
0
s2smodern

 

 

Se lo contaron al Juglar y él se pregunta ¿ingenuidad o interés?

Una extraña alianza entre el Oficial Mayor de SEP, José Guadalupe Sánchez Aviña y la Contraloría Municipal a través del Sub. Víctor Díaz Flores viene caminando desde hace unos meses.  

 

Vayamos por partes.

 

El Dr. Pepe Sánchez, como su grado académico lo indica y como el personal que lo rodea lo describe, es un académico con el 0.0% de experiencia en cuestiones de administración o gestión pública, muy 4T. digamos. Académico que por cierto, manchó su trayectoria por andar de grillo en la Ibero, y eso que los jesuitas son bastante grillos. Por qué a los académicos se les meterá la espinita de ser políticos, sepa´. Por eso, este Dr. en Educación especializado en crear investigadores (¡?¡?¡?!) pues ahora no le queda de otra más echar manos de sus conocidos en el Ayuntamiento para sacar la chamba. ¿Por qué? Porque como no puede, dado que es especialista en crear investigadores, se está jalando a trabajadores del Ayuntamiento del área de contraloría, varios de los cuales ya están operando en la SEP y obviamente, cobrando doble, en Ayuntamiento y SEP.

 

El líder del equipo que dobletea la chamba es nada más que el Sub. Contralor municipal, Víctor Díaz Flores. Quien además, muy inteligente, ordena auditorías a diferentes áreas del municipio para después vender las consultorías que realiza su propio despacho para lograr aprobarlas. Puede parecer un negocio redondo peo El juglar confía aún en la 4T poblana pero yo me pregunto: ¿ingenuidad o interés?

 

0
0
0
s2smodern

 

 

Humberto Aguilar Coronado*

 

El sábado 31 de agosto, la Cámara de Diputados debería haber votado la integración de la mesa directiva que fungiría como tal el segundo año de ejercicio constitucional. Ese día, escribí un tuit: “En el Congreso lo que vale es la palabra, el cumplimiento de los acuerdos y el respeto irrestricto a la ley”.

 

Y lo escribí, sabedor de que ninguna de las tres se iba a cumplir porque ya se había anunciado que Morena, el partido que por sí mismo puede modificar el marco legal secundario, no iba a respetar el acuerdo ni iban a cumplir la ley orgánica del Congreso al no votar para que un integrante de la bancada del Partido Acción Nacional lograra la mayoría calificada necesaria para presidir.

 

Pero vayamos por partes.

 

1) La ley orgánica del Congreso en su artículo 17 expresa que la elección de la mesa directiva para el segundo y tercer año de ejercicio de la legislatura deberá garantizar que la Presidencia de la mesa directiva recaiga en un integrante de los dos grupos parlamentarios con mayor número de Diputados que no la hayan ejercido. Esto, nítidamente quiere decir que es al PAN al que le corresponde Presidir la mesa directiva durante el segundo año legislativo porque como Grupo Parlamentario, representa la segunda fuerza política.

 

2) Acuerdo. Para someter a consideración del pleno de la Cámara de Diputados la planilla o planillas por las que se deberá de votar, la Junta de Coordinación Política (que es la expresión de la pluralidad y el órgano colegiado en el que se deben impulsar los entendimientos y convergencias para estar en la posibilidad de alcanzar los acuerdos para que el pleno pueda adoptar sus

 

decisiones), debe presentar el acuerdo respectivo. Acuerdo que se presentó con la planilla integrada por un Diputado del PAN como Presidente.

 

3) Palabra. Para que se pueda cumplir con el acuerdo de la Junta de Coordinación Política y con lo que marca la Ley Orgánica del Congreso, se debe respetar la palabra empeñada por los coordinadores de los Grupos Parlamentarios, palabra que entiendo, fue empeñada por los Coordinadores en los primeros días de la legislatura para que Morena presidiera el primer año de ejercicio, y el PAN, el segundo año que empezó el 1 de septiembre.

 

Los resultados de la votación en el pleno en la sesión preparatoria del sábado 31 de agosto son conocidos. No se alcanzó la mayoría calificada y, por lo tanto, no se eligió al Presidente de la Mesa Directiva para el segundo año de ejercicio Constitucional. De acuerdo a la ley, es el actual Presidente de la Mesa Directiva (el Diputado Porfirio Muñoz Ledo), quien seguiría presidiendo, por lo menos hasta el día 5 de septiembre, fecha que marca la propia ley orgánica para que se puedan alcanzar los entendimientos necesarios.

 

Con este resultado, no se cumplió con el acuerdo político y no se cumplió la palabra. Se tenía que esperar al jueves 5 para ver si los Diputados de Morena cumplían con la ley, o si seguirían el camino de reformar -por la vía rápida-, la ley orgánica para que un Diputado de Morena pudiera ser elegible como Presidente, con lo cual, se violentaría la convivencia parlamentaria, haciendo efectivo que #MorenaNoCumple.

 

De haber sido así, se hubiera impuesto el ala radical de Morena, despreciando el respeto a las minorías, respeto que, por cierto, la izquierda siempre reclamó. De esta decisión dependía que el Caos en la Cámara de Diputados no se hiciera presente.

 

Que pena por los que ante reclamaban el respeto a las minorías.

 

Que pena por los que antes se proclamaban como demócratas.

 

Que pena por la Cámara de Diputados con mayoría morenista.

 

Que bueno que todavía existen hombres de estado.

 

De mi parte, un reconocimento a Porfirio Muñoz Ledo por su retiro de la mesa directiva para evitar una crisis constitucional.

 

El Caos pudo haber llegado, pero con su decisión, se abre la posibilidad del acuerdo parlamentario, para transitar institucionalmente.

 

Que bueno por la Cámara de Diputados.

 

Que bueno por la democracia.

 

Que bueno por México.

 

 

Mi cuenta en tuiter: @Tigre_Aguilar_C

 

 

 

*Es Politólogo y Maestro en Negociación y resolución de conflictos por la Universidad Carlos III de Madrid.

0
0
0
s2smodern

 

El zafarrancho azul.

 

Me lo contó toooodo El juglar.

 

La cosa estuvo así:

 

Zaldívar le ganó a Alcántara.

 

¿Por? Chucho Zaldívar aprendió mejor a su jefe, el ex 01 QEPD. Y logró negociar de igual manera con un Lalo Rivera que una Ana Tere, con un Tigre que con un Pablo R; Alcántara no, él trabajó como lo hace el titular la SGG, le recomendó cash, cash y cash. Por eso el día de la elección al saberse derrotados repartían despensas y... cash.

 

Así, con este contexto, me contó El juglar que llegó temprano, 7:50am para ayudar y ver de paso tooodo el show que los panuchos estaban por hacer.

 

Empezó a llegar la gente; los tamales, el atole, las mesas de registro listas pada empezar a recibir a toda la militancia "libre y entusiasta". Después de las 10am ya se empezaban a ver las estrellas del panismo: Ana Tere, El Tigre, Lalo R; todos saludaban y sonreían. De pronto, una batucada con una bailarina abriendo camino de no malos bigotes bailaba, agitaba la bandera con una "A" de Alcántara. Su candidato entró saludando y reconociendo a su gente, y a sus votos, pues los había uniformado. Todos los "suyos" usaban una playera que tenía la leyenda: "no a los mismos de siempre" (¿neta?)

 

Para las 1130am dio inicio la Asamblea azul, gente de seguridad privada cuidaba la puerta pues nadie que no se hubiera registrado pudo pasar. Empezaron los discursos y otro acierto de Chucho Z., eligió a Lalo R. como su orador mientras que Alcántara había elegido a Gerardo Maldonado (¿netaaaa?)

 

Lalo R, obviamente se llevó las palmas mientras que Gerardo fue un poquito menos gris que de siempre.

 

Dos golpes fueron suficientes para que Chucho Z. triunfara; el primero, cuando afirmó que él nunca había militado en otro partido, porque recordemos que Alcántara alguna vez fue verde y, el gancho al hígado que dobló al contrincante cuando grito: “Aquí no queremos a MORENA”, ¡madres! el salón casi en su totalidad empezó a corear “FUERA MORENA, FUERA

 

MORENA”. La columna del periodista Rodolfo Ruíz había sido demoledora. Del discurso de Alcántara nadie se acuerda.

 

Así seguía la tradicional Asamblea panucha, la gente llevada a votar, votó, comió y enseguida empezó a retirarse; el salón, ya semivacío, esperaba el resultado de la contienda. Pablo R, líder aún del PAN municipal y Paco Fraile como representante del PAN estatal estaban en lo suyo, firmando papeles y papeles. De pronto, en medio del salón se escucharon gritos y porras en favor de Chucho Z., era un hecho, había ganado. Los colegas de los medios corrieron hacia el punto pada tomar la mejor foto. Las redes sociales empezaron a hacer lo suyo, dar la nota de que Chucho Z. era el ganador de la lucha por el PAN municipal poblano, se decretó un receso para terminar de contar y firmar máásss papeles; en eso, un tal Oscar Rojas subió al presidium a vociferar que había fraude, y con boletas en mano "demostraba" que no se habían tomado en cuenta estos votos que llevaba en la mano. Una persona, otra, le arrebató los documentos y empezaron a empujarse y a gritarse: No me toques, tú quién eres y esas mariconadas. Todos empezaron a subirse al ring, perdón, al presidium, para tratar de ayudar en el zafarrancho azul mientras que otros solo observaban y tomaban fotos del show. Paco Fraile solo pedía calma pero los poquitos asistentes no dejaban de gritar: FUERA MORENA, FUERA MORENA. Las cosas medio se empezaban a calmar hasta que Fernando López, por su gran tamaño y famoso por haber golpeado a su esposa, logró y colarse hasta la mesa del presidium y ahí pedía se revisaran esas actas que estaban enseñando. Pablo R. y Paco F. no tuvieron de otra más que abrir de nuevo las urnas y revisar si había anomalías. La cara de Chucho Z. empezó a cambiar, empezaba a enfurecer y fue cuando el grupo de su esposa le aconsejaron se lo llevaran para no cometer un error que le costara el triunfo.

 

Al minuto, #LordMamila, alias Pedro Gutiérrez, clásico en su estilo, queriendo llamar la atención a toda costa, intentó subir también para mostrar las boletas que habían sido encontradas en el baño del Italian Coffe de la esquina del Salón Country (más imaginación par favaaarrr), todas ellas a medio doblar y todas marcadas en favor del candidato perdedor Alcántara. Casi sube cuando Mario Riestra le cerró el paso y le decía que todos eran amigos,

 

que él no podía subir y no era el modo de impugnar; los ánimos volvieron a calentarse porque unos trataban de bajar a #LordMamila y otros lo trataban de subir; a media escalera los medios le preguntaban qué era lo que señalaba y mostraba y #LordMamila tuvo sus 5 minutos de fama.

 

La gente ya no se sentaba, iban de un lado para el otro tratando de ver lo que pasaban en el centro del presidium con el empleado de la SGG, Fernando López, o en la escalera con

 

#LordMamila.

 

Pasaron los minutos y por fin, llegaron a un acuerdo, el PAN y la Comisión correspondiente revisarían las actas y darían cabida a la impugnación.

 

Ya habiéndose calmados los ánimos, Pablo R. se apuró a terminar la sesión y así lo quiso hacer pero Paco F. pidió el micrófono para dar un mensaje, un lastimero mensaje: (Palabras más, palabras menos) “Me siento avergonzado”, afirmó. “Esto ya no cabe en el PAN y quien quiera impugnar que sea a través de los medios correspondientes”.

 

Ya con todo en orden y calma, una tensa calma, El Juglar se retiró con la sonrisa en la boca, había nota y no había sido un domingo perdido.

 

Al salir por la puerta trasera, vio a los operadores de Alcántara quejándose con un Paco F. que solo ponía cara de Y yo qué necesidad.

 

La SGG de la mano de #LordMamila famoso por sus escándalos, Fernando Lopez, panista operador del Srio. de SGG y de la esposa de Joel Figueroa, otro emoleado deL Srio. lo habían logrado, dejar en mal a los panuhos. Ahora está por resolverse la impugnación. A punto de vista de El juglar, no cree proceda. Las pruebas, el cómo las encontraron, quién y la hora; son tan poco imaginativas que las desestimarían en cualquier momento. Así la nueva guerra, MORENA vs el PAN, la 4T contra el Yunque.

 

 

Mi cuenta en tuiter: @Marcplo20

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

 

Cuitláhuac García, el gobernador de Veracruz, no es más torpe porque el día no tiene más horas, ni luce más ignorante, porque prefiere guardar silencio. Su desgracia es que encabeza el estado más violento del país, y la desgracia es que es protegido del presidente Andrés Manuel López Obrador, que pagó la confianza y el respaldo que le ha dado, con el escarnio masivo de las redes sociales. El gobernador le dijo al presidente una mentira sobre la masacre del martes en Coatzacoalcos, y el presidente la repitió al país desde Palacio Nacional. Algo tiene que hacerse con el gobernador, por su incapacidad de mando, falta de liderazgo, incompetencia como político, y lastre para López Obrador. Pensar en un proceso de destitución en el Congreso, debe ser una opción.

 

Veracruz necesita de un gobernador que gobierne. Requiere de un líder que tenga a su equipo cohesionado, y no como sucede ahora, en pugna permanente con el fiscal Jorge Winkler, que se ha trasladado a la falta de colaboración entre él y el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, a quien ha sostenido el gobernador, respaldado por el presidente, pese a haber sido destituido en 2016 en la procuraduría de Nuevo León por presunta extorsión. El dislocamiento del gobierno tiene a la violencia como su principal externalidad.

 

Es insólito que un estado donde la seguridad es la prioridad máxima, el gabinete de seguridad esté peleado entre sí, al grado de no hablarse entre ellos. Veracruz arrastra la violencia desde los gobiernos de Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes, pero se volvió campo de batalla entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y Los Zetas desde diciembre pasado, coincidiendo con la llegada de García al poder.

 

Regresaron las matanzas, primero en Minatitlán, donde 14 personas -incluido un bebé- fueron asesinadas en abril, y el martes en Coatzacoalcos, donde hasta hoy suman 26 víctimas de un atentado en un table dance donde un grupo armado presuntamente vinculado al CJNG tiró granadas, incendió la puerta y bloqueó las salidas de emergencia. En delitos de alto impacto como secuestro y robo con violencia, Veracruz está en los peores lugares del país.

 

Según la consultora GLAC, en el primer semestre de este año Veracruz estaba en el último lugar de secuestros; hasta abril, la tasa por 100 mil habitantes era de 1.87 secuestros, contra la media nacional de 0.45. La incidencia delictiva se incrementó este año en 122%, y la gestión de García ha sido tan ineficiente, que la Cámara Nacional de Comercio y el Consejo Coordinador Empresarial locales, propusieron un juicio político contra él y el alcalde de Coatzacoalcos, Víctor Carranza, impuesto por la secretaria de Energía, Rocío Nahle, que presume tener el control de ese municipio.

 

El descontrol que tiene el gobernador en el estado no puede ser escondido por los esfuerzos presidenciales en la comunicación política. Ni siquiera en ese campo pudo ser capaz García, y proporcionarle información fidedigna a López Obrador sobre lo que sucedió en Coatzacoalcos la víspera. En su conferencia de prensa, el presidente aseguró que el presunto autor material de la masacre había sido puesto en libertad por la Fiscalía de Winkler. Documentos que se hicieron públicos casi inmediatamente después de la afirmación del presidente, revelaron que fue la Fiscalía General la que puso en libertad al presunto asesino porque los delitos por los que lo habían detenido no eran graves, sin verificar sus antecedentes.

 

Esa falla en el área de inteligencia y la ausencia de una verificación en las bases de datos policiales, devolvió en la calle a quien presuntamente provocó la muerte de decenas de personas, como aparente represalia porque en ese bar de mala muerte en Coatzacoalcos, “Caballo Blanco”, no vendían productos con el sello del CJNG. Cuatro días antes, el 24, de acuerdo con el portal e-veracruz.mx, el mismo grupo privó de su libertad y asesinó a Agustín Javier Ronson, junto con otra persona, por esa razón. Un dramático video sobre su asesinato, por ahorcamiento, comenzó a circular desde este miércoles en las redes sociales.

 

Tras el secuestro del dueño del “Caballo Blanco”, la Marina detuvo en Coatzacoalcos a uno de los líderes del CJNG. Cualquiera con un mínimo de conocimiento de los grupos criminales, podría haber visto que la suma de los dos eventos anticipaba que habría una reacción criminal. Eso fue lo que sucedió el martes. El CJNG volvió a dar una muestra de fuerza y poder frente al Estado y el estado. Fue en Coatzacoalcos, donde el deterioro ha sido continuo desde diciembre y que junto al cercano Minatitlán, la zona petrolera, se ha vuelto en campo de batalla de los cárteles de la droga.

 

El estado es ingobernable. Los empresarios han emprendido el éxodo, los robos a la industria se multiplican. Sólo en Coatzacoalcos, de acuerdo con la ONG Ciudadanos Unidos, hasta junio había desaparecido entre el 30 y el 40% del sector productivo, ante la exigencia del derecho de piso. García no ha hecho nada para frenar el éxodo empresarial. Tampoco los cuerpos de seguridad vislumbraron el riesgo de lo que se venía acumulando.

 

 

La violencia se ha extendido, y la procuración de justicia es inexistente. El gobernador, protegido por el presidente. García se ha convertido en un lastre para López Obrador y lo está arrastrando políticamente. Tiene que sacudírselo. Ese pie con gangrena le va a subir por el cuerpo a menos que se lo corte. Tener un pelele en un estado problemático no le funcionó, pero es mejor pagar el costo que el Congreso, dominado por Morena, lo lleve a juicio político y lo destituya, a que siga contaminando la cruzada de López Obrador.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

EL juglar

 

Me contó el Juglar que El Colegio de Puebla o el COLPUE como se le conoce, nomás no tiene suerte. Deberían pensar seriamente en cambiar de residencia o darle una limpia porque al pobre COLPUE le llega caaada titular, que da pena.

 

Resulta que le llegó al Juglar un correo y solo de leerlo quiso llorar. 

 

Vayamos por partes:

 

Después de algunos años de luz bajo la tutela de Don Melquiades Morales y Rafael Moreno Valle, llegó al COLPUE la “Florecita” Pepe Alarcón bajo el mandato de Tony Gali, fue entonces cuando empezó la mala racha y el debacle de esta institución. Moviendo Ideas exhibió varias de las tranzas de la “Florecita”, bajo el pretexto de su "preocupación por la educación” se autorizó un salario por 100 mil pesos mensuales y varios lugares por ocupar: Direcciones Académicas, Administrativas y hasta chofer para el chofer; dobleteos de salario por parte de su equipo, como el del Lic. Tiglat que cobraba en el COLPUE y en la SEP al mismo tiempo.

 

Cuando pensamos que no podía ser peor y la “Florecita” salió por la puerta chica para irse al ICATEP, el COLPUE quedó a merced de Omar Alvarez Arronte, otro priista que en el ocaso de su carrera, pasó de manera gris y sin importancia por las instalaciones de la institución. La misma cosa, contratos de compra inflados, trabajo para sus amigos y derroche tras derroche.

 

Como siempre, al paso de estos 2 Presidentes, solo los verdaderos maestros e investigadores, los verdaderos administrativos solo han observado como la institución se deteriora cada día y, con la esperanza de que la 4T. termine de instalarse en Puebla, ruegan que ahora les cambien al ooootro priista que llegó a relevar al gris Alvarez Arronte; nada más y nada menos que Antonio Hernández Y Genis. ¿Las razones? Solo estas según la denuncia anónima de parte de sus trabajadores:

 

-DESDE EL INICIO DE LA ADMINISTRACIÓN DEL LIC. TOÑO HERNÀNDEZ Y GENIS, EL COLEGIO ES UN DESASTRE.

 

- ALEJANDRO MORALES CRUZ E IGNACIO HERRERA BRAVO LUGO, SON LOS FIELES OPERADORES DEL LIC. TOÑO QUIENES A PUNTA DE FALTAS DE RESPETO SE DIRIGEN AL PERSONAL.

 

- EN EL CASO DE LAS MUJERES, EL ACOSO ES EXORBITANTE, SON PERSONAS ENFERMAS. SE EXPRESAN DE ELLAS DE LA PEOR MANERA, PARA ELLOS LAS MUJERES TRABAJADORAS DEL COLEGIO SON UN SIMPLE OBJETO PARA PRESUMIR O A QUIEN BUSCAN PARA INTENTAR ACOSTARSE.

 

- ERIKA BAUTISTA, ALIADA Y AMANTE DEL DIRECTOR FINANCIERO, IGNACIO HERRERA BRAVO LUGO, ES QUIEN LE AYUDA EN LAS TRANZAS DEL COLPUE.

 

- LLEVAN GASTADOS MÁS DE 8 MILLONES DE PESOS EN SOLO 6 MESES, ADQUISICIONES DE PROYECTOS O SERVICIOS LOS CUALES NI SIQUIERA SE HAN LLEVADO A LA PRÁCTICA; EL NÚMERO DE ALUMNOS INSCRITOS NO LLEGA NI A 10 EN ESTE CICLO ESCOLAR; COMPRA DE COMPUTADORAS, TELEVISIONES CON SOBRECOSTO O EQUIPO QUE FUE COMPRADO Y QUE NI SIQUIERA SE ENCUENTRA EN LAS INSTALACIONES.

 

-EL ANTERIOR SECRETARIO DE FINANZAS, ESTEFAN CHIDIAC, REALIZÓ UNA AMPLIACIÓN AL SUBSIDIO DEL COLPUE Y TAL PARECE QUE EXISTE UN HOYO NEGRO CON ESTA ADMINISTRACIÓN, NADIE SABE EN QUÉ SE GASTA. SEGURAMENTE AL SECRETARIO DE FINANZAS, PARA AUTORIZAR ESA AMPLIACIÓN, LE TOCÓ UNA REBANADA DEL PASTEL, Y NO SOLO A ÉL, SINO TAMBIÉN EL ACOSADOR DEL PRESIDENTE TOÑO HERNÁNDEZ, AL RATERO DIRECTOR FINANCIERO, IGNACIO HERRERA Y AL SUPUESTO GURÚ ELECTORAL, ALEJANDRO MORALES.

 

Hasta aquí el resumen de la denuncia anónima.

 

Bien valdría la pena que la 4T. y el Mtro. Melitón revisaran con lupa al COLPUE y a esta administración porque van 3 presidentes priistas que sin saber del tema, solo han utilizado el dinero para sus fines extra personales, sin dejar de lado que el acoso a mujeres por parte de Toño Hernández e Ignacio Herrera es algo muy serio.

 

Por último otro dato que le pasaron al Juglar. Su desprecio y misógina hacia las mujeres es tal, que hace algunos años tanto el presidente como el operador financiero, apostaron en una partida de dominó quién se llevaba esa noche a la Sta. Cristina, como era de esperarse ganó el patrón y estrenó amante.

 

Pobre COLPUE, tan lejos de la 4T. y tan cerca de del PRI.

 

Pd.- Si alguien conoce a la Sta. Cristina, avísele que el CONALEP está a punto de inhabilitarla.

Página 1 de 10

Please publish modules in offcanvas position.