Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1146846

0
0
0
s2smodern

 

Por Alejandro Mondragón/Status

El Pacto Social de Integración opera en esta elección como centro de lavado de dinero, estación de servicio de candidatos surgidos del huachicol y creó la dinastía de Los Navarro.

Este instrumento de poder fue utilizado en el proceso electoral del 2013 por el morenovallismo para crear las figuras de candidaturas comunes, a efecto de pulverizar el voto y ganar alcaldías al PRI.

Ahora, en el 2018, va con candidaturas comunes en 195 de los 217 municipios, donde quiere instalar franquicias del hauchicol.

En 2013, llevó a Palmar de Bravo al gobierno municipal con Pablo Morales, quien hoy está en la cárcel por lavar dinero del huachicol.

En 2018, impulsa al hermano de otro capo de la gasolina robada, El Toñín, como abanderado por Quecholac.

El morenovallismo, el PAN y Ricardo Anaya se lo permiten, porque lo integraron a la alianza por la gubernatura y otros cargos de elección popular, donde van las fichas del grupo que domina Rafael Moreno Valle.

En aras de que siga como instrumento para acceder al poder, el PSI puede repartir cargos entre la familia Navarro de manera impune, incluso por encima de las figuras panistas.

Lo peor es que este partido utiliza empresas fantasmas para lavar sus prerrogativas.

Cheque nada más:

Las facturas presentadas ante las autoridades electorales corresponden a empresas fakes:

Nohemia Navarro Feria, Selecciones Comerciales Medicarrier, Bio Edificare, Zaratrek y Biotécnica del Sureste.

En diversos oficios, de los cuales obtuvo copias Al Portador, se le hace saber que las empresas que facturaron sus gastos no han sido localizadas en los domicilios fiscales.

El Pacto Social de Integración utilizó a un grupo de empresas fantasmas para comprar facturas y comprobar el gasto electoral, ante unas complacientes autoridades del SAT.

En una misma dirección, 16 de septiembre 3906 operan ahora: LAB TEC del Valle, Bio Edificare, Marketing Comercializadora Santiago y Freight Burden & Lift.

Dichas empresas cambiaron recientemente de domicilio fiscal y dispusieron de la verificación del propio SAT en Puebla para poder justificar los gastos del Pacto Social de Integración.

Y es que las firmas ya tienen nueva sede tributaria: Creación Mexicana de Construcción, Labtec del Valle, Consultoría, Comercio y Edificaciones Mata, Grupo Empresarial Dante, Bio Edificare, Actuarial Integral Optimización, Producciones Empresariales y Culturales BJ, Biotécnica del Sureste, Estructuras y Edificaciones Mino y Respaldo Comercial Vital.

El punto es que mediante estas firmas, partidos como el Pacto Social de Integración hicieron de la suya.

Por ejemplo, el líder estatal Carlos Navarro le compró a Constructora y Ubanizadora GAR Hermanos 1,200 chalecos bordados con el logo del partido a 300 pesitos cada uno. Para justificar el gasto crearon un contrato y se usaron empresas fakes para facturar los gastos.

Todo gracias a Moreno Valle, el cacique de Puebla.

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

En menos de cinco minutos, Margarita Zavala redefinió en Tercer Grado su futuro político. Se bajaba de la campaña presidencial, anunció, y prepararía la construcción de un movimiento cívico, para empezar, después del 2 de julio. Ese día, había dicho, todos nos levantaremos a trabajar. Pero esa mañana, la siguiente a la elección presidencial, el país ya no será el mismo. Su edificio lo pintó Zavala durante su conversación transmitida anoche, al mostrar un país donde la política está quebrada, sin valores ni referentes, con un pragmatismo salvaje donde no importa el pasado y la historia, sino la hiperventilación de la ambición por la conquista del poder por el poder.

Margarita Zavala logró la mejor articulación de su discurso desde que arrancó su precampaña presidencial, y recuperó la esencia del panismo liberal y de valores, en el pensamiento de John Stuart Mill del bien común, y de la filosofía de Karl Popper, donde el poder de las ideas se impone a las ideas del poder, que se contraponen rotundamente, como sugirió, a la podredumbre política que puebla el paisaje de la política mexicana. Se bajó de la contienda, explicó, como producto de una reflexión sobre lo real y lo posible. Hace un año, en las encuestas de preferencia electoral, era la única que regularmente aparecía por encima de Andrés Manuel López Obrador. Hoy, está permanentemente encajonada entre el cuarto y el quinto lugar.

Ella no cambió. Lo que se modificó fue el contexto. No pudo contender por la candidatura del PAN, que era su plataforma natural, porque el proceso se subvirtió y se alteraron los procedimientos democráticos que habían existido en ese partido para designar a sus candidatos. Fue tan grande el agravio para ella que renunció al PAN, mostrando uno de los síntomas de la fractura estructural en ese partido que la afectó a ella, pero que también impactó negativamente en las aspiraciones presidenciales de Ricardo Anaya. La contradicción de lo que ha sucedido en esa institución, la más vieja de los partidos políticos mexicanos, es que su esposo, el ex presidente Felipe Calderón, mantiene su militancia en el PAN. Ese antagonismo no ha sido resuelto todavía.

Zavala sabía que no podía competir en términos objetivos con sus adversarios. El proceso era profundamente inequitativo. Antes de arrancar las campañas, dijo, era la única que derrotaba a López Obrador. Eran los tiempos, recordó, en que el PAN se perfilaba como el ganador de la elección presidencial en 2018, pero una aplanadora la arrolló. El conductor de la máquina que la aplastó era Anaya, que fue sembrando víctimas y enemigos dentro de ese partido. Apostó por una candidatura independiente, pero entendió que las candidaturas independientes se crearon para que no se lograran. No había manera de estar en iguales condiciones que Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Anaya. Por cada 23 spots que le dieron como candidata, mencionó, sus rivales tenían dos mil 800. El propio Instituto Nacional Electoral demoró tres semanas en abrirle la cuenta para recibir fondos federales y más tiempo aún para las transferencias electrónicas.

El actual acuerdo institucional electoral, dijo, no sirve y tiene que ser reformado. Asimismo, el sistema de partidos, con esa amalgama de adhesiones pragmáticas, también estalló. Las adversidades institucionales se combinaron con lo que ella llamó “paquetes electorales”, donde los tres principales partidos fueron sumando a los pequeños y a todos quienes se les quisieran sumar. Esto provocó que la contienda se polarizara, que se topó con un nuevo obstáculo: al no existir en la ley electoral la segunda vuelta, al final la lucha será entre dos, y aunque no lo planteó de esta forma, corría el riesgo de que sus propios simpatizantes votaran por uno de esos dos candidatos, vaciándola por completo de respaldos. Este escenario habría sido el peor para el futuro de su vida política, con una derrota que la iba a perseguir permanentemente.

Margarita Zavala recortó sus pérdidas, tan inteligente como inesperadamente, al anunciar su retiro de la campaña cuatro días antes del segundo debate presidencial. El pensamiento convencional apuntaba a que esa posibilidad podría darse después del debate, no antes, pero después de explicar sus razones, su reflexión y sus denuncias sobre lo que existe hoy como sistema de partidos y arreglo institucional, dejar la competencia la revalora políticamente y le da una fuerza moral que difícilmente podría haber podido reclamar la próxima semana. Su posicionamiento en Tercer Grado lo fundamentó en la ética como política y la responsabilidad que tenía para con sus seguidores, que cuando habló de ellos en el programa y del proceso de introspección al que se sometió para llegar a esta decisión –“la de mayor valor en mi vida”-, estuvo a punto de quebrarse emocionalmente. Lo real y lo posible, en las condiciones actuales, hacía imposible su sueño.

No cometió el error de declinar por un candidato, que habría borrado el coraje de su decisión. Lo cierto, señaló, es que el 2 de julio todos nos levantaremos e iremos a trabajar. Pero ese día será muy diferente. El combo de partidos hará estallar probablemente el sistema de partidos que ha hecho funcionar al sistema político durante casi 40 años y la pérdida de referentes ideológicos generará un vacío. El sistema electoral, donde los contribuyentes aportaron 12 mil millones de pesos para las campañas, tampoco puede seguir vigente. Es un insulto nacional lo que se ha construido.

Zavala piensa luchar para cambiar todas esa cosas. La renuncia le dará un primer empuje de salida, pero el camino sigue siendo muy largo.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

 

#LoBueno: Iniciaron oficialmente las campañas electorales  para renovar la Gubernatura, Alcaldía y Poder Legislativo; y se verá un cara a cara entre los candidatos de las coaliciones #PorPueblaAlFrente y  #JuntosHaremosHistoria  -Martha Erika Alonso y Luis Miguel Barbosa- .

Distracción que el candidato del PRI Enrique Doger Guerrero  no desperdiciará y seguramente podría dar la sorpresa y se verá un “empate técnico”;  el resto de los candidatos harán lo propio pero no su máximo pues “no entraron al juego para ganar, sino para estorbar”.

Con lo anterior,  algunos ciudadanos esperamos ansiosos  un debate de altura donde existan propuestas, pero sobretodo respuestas a las malas acciones y decisiones, desde el favoritismo y enriquecimiento inmediato de algunas empresas de índole familiar, hasta la burda incongruencia de perfilar candidatos “morenovallistas, panistas activos y corruptos”; con ello, no se descarta una “Elección Judicializada”.

 

#LoMalo: Quién podría ser denunciado por Actos Anticipados de Campaña y Coacción del Voto; es el candidato a diputado local por el Distrito 6  del PRI, Iván Galindo luego de que el pasado 23 de abril en pleno uso de sus facultades mentales  visitó el Comedor Comunitario en Clavijero, Tultepec  Álamos –lugar donde se otorga el programa con recursos federales y estatales-.

Aunque en las fotos las mujeres se ven sonrientes y el priísta en más de una ocasión se aventó sus “chascarrillos”; lo cierto, es que no conquistó el “corazón” de las presentes, pues molestas enviarán las pruebas y asegurarán denunciarán ante la FEPADE a Galindo Castillejos, pues les exigió su “voto para continuar favoreciendo la Unidad Alimentaria”.

 

 

#LoFeo: El teatro de Activista y Luchadora Social que dice representar Paola Migoya, nadie se lo cree. Sus más allegados y trabajadores aseguran que es una mujer déspota, autoritaria y sin ningún rastro de sensibilidad lo que ocasionó su derrota desde el primer día que fue cobijada por el PVEM para la alcaldía.

La entrañable amiga de la infancia de la panista Martha Erika Alonso la jugará de “Títere” al prestarse para el teatro, pues de antemano sabe de su “derrota”; además de que nadie con “sesos y corazón” aguanta más de 8 horas a su lado, pues, lejos de gritonear, humillar y sobajar a quien se le acerque más de 5 centímetros, nunca paga lo acordado.  Qué pena, que una mujer deje tan mal sabor de boca.

Si existe alguna duda, hay varios nombres…

 

#LoOpsss: Otro candidato que podría ser denunciado ante la FEPADE, y que seguramente ya es “cliente frecuente”, es el candidato panista a la alcaldía por Cuautlancingo Filomeno Sarmiento; esto luego de que envió a sus “compinches” a pedir “Credenciales de Elector” a cambio de aparatos electrodomésticos, despensas e incluso alimento para perros con la promesa de hacer entrega de las mismas pasando las elecciones; sin embargo, no contó que algunos le están viendo “la cara” y no hacen entrega de lo prometido, situación que ha generado molestia y amagan con denunciar con pruebas en mano.

Aunque sinceramente no creo que le preocupe su futuro a “Filos”;  puede dedicarse a la venta de “chelas, trajes de baño, bloqueador y flotadores” en las albercas de su pareja y actual regidora de Gobernación Mayra Ramírez o de “botones” en el Hotel Gran Turismo que tienen en mente edificar con el dinero del pueblo.

 

0
0
0
s2smodern

 

PUNTOS SOBRE LAS ÍES

‪‎PUNTOSSOBRELASÍES‬

CON EL MUERTO A CUESTAS

imagen autor
RAMÓN ALBERTO GARZA
@ramonalberto

 May 17, 2018
 Lectura 3 min
 

 

Margarita Zavala merecía otro destino político. Su declinación para continuar en la contienda presidencial 2018 fue un balde de agua fría, considerando que era la única representante de su género en la boleta.

Mujer hecha a sí misma, con vida profesional y política propias, con propuestas sensatas, sin estridencias, su enorme pecado fue uno y sólo uno: insistir en cargar al muerto a cuestas. Uno que lleva por nombre Felipe y se apellida Calderón.

Fue víctima del mismo síndrome que impide a otro buen candidato, José Antonio Meade, dejar el tercer lugar para remontar a una justa más competitiva.

Los dos candidatos cargan losas muy pesadas en sus espaldas. Margarita, la sangre del sexenio anterior. Meade, la corrupción y la impunidad del actual.

Por eso, aunque ambos salieran a buscar votos con el respaldo del ITAM y con el padrinazgo financiero de Alberto Baillères, los números no remontaron.

No duden que el empresario de Peñoles, GNP y el Palacio de Hierro se cansó de poner sus bendiciones financieras en candidatos que no remontaban en las encuestas. Ahora se dedicará a financiar a quien tenga la mejor posibilidad de derrotar a “ya saben quien”.

La apuesta con el presionado retiro de Margarita es una jugada de tres bandas. Pero siempre buscando meter a Morena y a López Obrador en la buchaca.

La primera banda es la de dejar un solo candidato independiente, para ver si en el segundo debate Jaime “El Bronco” Rodríguez puede capitalizar los votos independientes. Los suyos y los de la ausente Margarita.

Y al final del día, sean cinco, siete o nueve puntos, entregarlos al candidato que le puedan servir para alcanzar o remontar a López Obrador.

La segunda banda es evaluar en las próximas encuestas si los votos que traía en la bolsa la candidatura de Margarita se irían todos con Anaya. Difícil de pensarlo, pero hay quienes no claudican en su fe.

Y la tercera banda es la de ir bajando de la boleta a quienes menos peso electoral tienen, para consumar el plan original de que la disputa presidencial sea solo entre dos candidatos finalistas: López Obrador y quien después del segundo debate y antes del tercero tenga escriturado el segundo lugar. Sea Anaya o sea Meade.

Quienes vienen ideando esta jugada saben que no existe otra forma de derrotar al candidato de Morena, así se vea hoy que tendrían que remontarle los 20 puntos de ventaja en las encuestas.

Pero como ya se vio que el divorcio no eso solo entre ciertos poderosos empresarios y López Obrador, sino entre esos ciertos empresarios y Los Pinos, la jugada final de la contienda de solo dos candidatos menos disparejos, podría no acabar de cuajar.

Por ahora al declinar Margarita se redujeron de cinco a cuatro los contendientes. El debate del próximo domingo promete ser más impactante, más agresivo. Con menos confusión y distracción, al reducirse los participantes.

Y Margarita Zavala, al igual que le sucedió a Hillary Clinton en el 2016, tendrá como ex primera dama que esperar mejores momentos para volver a intentar ser Totalmente Palacio…Nacional.

0
0
0
s2smodern

 

‪‎PUNTOSSOBRELASÍES‬

UN “TIGRE” YA ANDA SUELTO

imagen autor
RAMÓN ALBERTO GARZA/REPORTE INDIGO
@ramonalberto

 Abr 16, 2018
 Lectura 4 min
 

Cuando Andrés Manuel López Obrador les dijo a los banqueros que si se daba un fraude electoral él se iría a su rancho de Palenque, que ya no tomaría la calle para protestar. Que a ver quién amarraba “al tigre”.

La felina metáfora se refería al potencial descontento popular que podría darse si el primero de julio no se respeta la voluntad popular.

Y es cierto. En una nación radicalizada al extremo, con las pasiones desbordadas a favor y en contra de unos y de otros, esa irritación ciudadana es un “tigre” que puede rugir, y muy fuerte

Pero ese “tigre” no es el único felino que merodea a México. Existe otro que ya anda suelto, oculto entre las malezas de la selva, alimentado por la miseria de quienes, oprimidos, creen que los caminos pacíficos para lograr un cambio están cerrados. El nombre de ese “tigre” es la guerrilla.

Ya la vivimos en 1994, cuando en el despertar del Año Nuevo amanecimos con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Fuera un movimiento social espontáneo o una entelequia operada por la llamada Nomenklatura, en su intento por frenar la continuidad del proyecto salinista con la candidatura de Colosio, el llamado Sub Comandante Marcos, con su pipa y su pasamontañas, se convirtieron en un ícono global del descontento popular.

Menos de tres meses después del estallido en la Selva Lacandona vino el magnicidio del candidato presidencial del PRI. Y México se precipitó a una espiral política, económica y social, de la que tardamos casi una década en recuperarnos.

Hoy los servicios de inteligencia -nacionales y extranjeros- están alertas frente a lo que temen podría ser el despertar de ese tigre sigiloso, que por ahora no asoma ni garras ni rugido.

Son media docena de movimientos armados, algunos ya muy articulados, otros incipientes, que en las zonas más miserables de Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Morelos, Veracruz, Puebla y el Estado de México, se aprestan a tomar la justicia por su propia mano.

Al que lo dude, que pida los expedientes de la Agenda Nacional de Riesgos, un estudio confidencial elaborado desde el CISEN y que da cuenta de la reorganización de viejos grupos armados y la emergencia de otros nuevos.

En la lista se incluyen, además del EZLN, el Ejército Popular Revolucionario(EPR), el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI) y Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo (TDR-EP) e Insurgencia por el Rescate Institucional y Social (IRIS).

Son organizaciones de mesías de la redención popular que reclutan como apóstoles a jóvenes hartos de la desigualdad social, para inducirlos a empuñar un arma en reclamo de la justicia social que tienen décadas esperando y nunca llega.

Con la diferencia de que, como ya sucedió en su tiempo en Colombia, algunos de esos grupos guerrilleros están ya infiltrados por el narcotráfico, que los financia y les surte armas, sacándole provecho para su beneficio criminal al idealismo de los desposeídos. La mezcla es perversa.

Los reportes de inteligencia indican que comienza a darse un intenso proceso de comunicación entre los distintos grupos armados, que se aprestan a coordinarse para actuar, de ser necesario, después del primero de julio.

Y para muestra ahí tienen las recientes declaraciones de José Manuel Mireles, el activista de las autodefensas michoacanas quien, sin ser guerrillero, conoce muy bien lo que sucede en las sierras del sur.

Mireles lo dijo fuerte y claro en Radio Fórmula: “El tigre anda suelto… les digo que el tigre ya despertó y no vamos a permitir ningún fraude”.

0
0
0
s2smodern

 

Entre Líneas

 

LA LIGERA Y DELGADA LÍNEA

 

Uriel Reyes Aguilar

 

Hace unos días el tema del momento fue la polémica publicación del periodista Ricardo Alemán a través de sus redes sociales (twitter para ser específicos) que a vista de varios o muchos era un mensaje que incitaba a la muerte del candidato por MORENA Andrés Manuel. Lo importante aquí es saber, ¿Cuándo cruzamos la ligera y delgada línea de los comentarios?

He dedicado parte de mis participaciones en ahondar en este tema, es una obligación fundamental para todos los que tenemos el espacio de expresar nuestras opiniones de apegarnos lo más que podamos a la neutralidad y objetividad. Es totalmente justificable no empatar preferencias con cualquier individuo o institución o todo lo contrario, siempre y cuando la percepción de los fenómenos sociales, políticos y económicos no se vea afectada.

Para entender lo que sucede a nuestro alrededor es necesario observar a través de cristal ajeno de preferencias.

Regresando al tema de Ricardo Alemán (lo citó como ejemplo) cruzó aquella delgada línea entre el sarcasmo, el humor y las malas intenciones, aquí tuvo repercusiones (claro para el comunicador) y fue su separación laboral con Televisa y Canal 11, fueron precisamente a través de las redes sociales donde la presión y el malestar se generó, hay que recalcar que esta publicación estaba orienta hacia AMLO, sin embrago haciendo memoria existen varios casos similares, en donde se incita violencia, muerte e intolerancia, declaraciones como las de Denise Dresser en donde de manera abierta y directa insinúa su deseo de muerte hacía con la ex lideresa del SNTE Elba Esther Gordillo, también de las declaraciones de Paco Ignacio Taibo II sobre temas “económicos” (cierto, se retractó pero lo dicho y declarado nadie se lo quita, más si la hija del escritor continua apoyando aquellas ideas radicales), también hay espacio para John Ackerman donde la amenaza, advertencia o profecía sobre si los resultados del próximo proceso electoral no benefician a Andrés es una de las máximas expresiones de intolerancia. Pero en ninguno de los tres casos anteriores hubo repercusiones máximas, más que pedir disculpas, retractarse o tratar de justificar lo que se dice.

Por otra parte hay que mencionarlo, los cinco candidatos presidenciales tienen más defectos que virtudes, defienden ideas que son todo menos ideas, también reconozco que hay propuestas viables, lo suficiente para considerarles en debate. El PRI juega en esta campaña con el miedo de la sociedad, mientras que MORENA con el malestar generalizado, el

Frente con la intención de atacar al puntero de las encuestas, los independientes siguen el camino del candidato “neo panista”.

Atravesar la delgada línea de la objetividad en la mayoría de las veces no depende del comentarista, en realidad es como lo toma la sociedad y ahí si hay cabida para tener preferencias. Nada justifica la premisa de “no pensar igual significa enemistad”

0
0
0
s2smodern

Trece países latinoamericanos votan de aquí a finales de 2019 en un clima de desconfianza hacia los políticos tras años de debilidad económica, inseguridad y corrupción

 

Muñeco hinchable del candidato a las elecciones brasileñas Jair Bolsonaro, frente al Congreso de Brasil, en Brasilia, el 7 de marzo de 2018. 

 UESLEI MARCELINO REUTERS

 

MICHAEL REID/El País

 

América Latina está decidiendo su futuro político en un ambiente tóxico. Varios años de crecimiento económico mediocre han frustrado las expectativas de unas clases medias que habían ganado terreno durante la última década dorada (2003-2012). La seguridad ciudadana sigue deteriorándose, notablemente en México y en algunas zonas de Brasil. Con apenas el 8% de la población mundial, América Latina registra el 33% de los homicidios cometidos en el planeta. El escándalo de la empresa Odebrecht, que pagó sobornos a políticos en una decena de países de la región, sumado a otras corruptelas han terminado dañando la credibilidad de la democracia.

En estas circunstancias tan poco esperanzadoras, América Latina se embarcó en noviembre pasado en un maratón electoral. Trece países eligen a sus presidentes de aquí a finales de 2019, incluidos los cuatro más populosos: Colombia (mayo de 2018), México (julio), Brasil (octubre) y Argentina (octubre de 2019). Esta lista excluye a Venezuela, donde en estos momentos no hay ningún indicio de que las elecciones convocadas para el 20 de mayo vayan a merecer ese nombre.

El descontento ciudadano ha llevado a muchos analistas a augurar una vuelta al populismo o, peor, un cuestionamiento del propio sistema democrático, que con tanto esfuerzo se ha ido construyendo en las últimas décadas. Precisamente en 2018 se cumplen 55 años del arranque, en República Dominicana, de la vertiente latinoamericana de la llamada “tercera ola democratizadora”, como el politólogo estadounidense Samuel Huntington definió las transiciones que se produjeron sucesivamente en el sur de Europa, en América Latina y en el este de Europa entre 1974 y 1989.

Hay riesgos. Especialmente en México. Pero no todo es sombrío. Primero, en términos comparativos, la democracia latinoamericana muestra una resiliencia saludable. En un mundo en que los autoritarismos de distinto signo están avanzando, en América Latina solo hay dos casos claros de reversión democrática: Venezuela y Nicaragua, que se suman a Cuba como las únicas dictaduras de la región. Bolivia es una incógnita, pero lo más probable es que, si los bolivianos quieren apartar a Evo Morales del poder después de 13 años, lo logren en las elecciones de octubre de 2019. Otro caso preocupante es Honduras, donde Juan Orlando Hernández consiguió ser reelegido en noviembre con una victoria salpicada por las sospechas de fraude.

Una victoria de AMLO no convertiría México en una segunda Venezuela, pero habría con gran seguridad un retroceso económico y político

Pero más allá de esta atmósfera anti-política, hay otros factores que conviene tener en cuenta. Uno es el reflujo de la llamada marea rosada en América del Sur, el giro del poder hacia el centro-derecha. Esa tendencia se manifestó en Argentina con la victoria de la coalición de Mauricio Macri en las elecciones legislativas de octubre de 2017 (y que probablemente se repetirá en las presidenciales de 2019). También se ha visto en Chile con el triunfo, por un margen contundente en la segunda vuelta, de Sebastián Piñera el pasado diciembre. Según los estrategas de su rival, Alejandro Guillier, el factor decisivo fue el temor de la clase media-baja a que la izquierda pusiera en riesgo su avance socioeconómico con políticas más radicales. Junto a la rabia ciudadana está el miedo, menos visible pero igual de importante.

La fragmentación política es otro factor clave. Los partidos tradicionales sufren un debilitamiento a nivel global, pero en América Latina las divisiones políticas se han visto agudizadas por ciertos debates sociales. Algunos evangélicos se han unido a grupos de católicos conservadores para cuestionar la “ideología de género” —­u­­n concepto inexistente— y el matrimonio gay. En Costa Rica, un predicador evangélico, Fabricio Alvarado, logró pasar a la segunda vuelta en las elecciones del pasado 1 de abril, que finalmente ganó Carlos Alvarado, exmiembro del impopular Gobierno saliente de centro-izquierda.

En México, el clima de desánimo con las instituciones políticas puede aupar al poder a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el eterno candidato de la izquierda populista. Fracasó en 2006, aunque por los pelos. Tampoco tuvo éxito en 2012, porque, en ausencia de una segunda vuelta, los electores que no simpatizan con él se lanzaron al voto útil y apoyaron mayoritariamente al candidato con más posibilidades de derrotarlo.

En Brasil está Jair Bolsonaro, un exmilitar de extrema derecha con un discurso machista, antisistema que promete mano dura para incrementar la seguridad

Este año es diferente. Hay un hartazgo patente con el crimen y la corrupción que han reverdecido durante la presidencia del priista Enrique Peña Nieto. AMLO ha cometido, hasta ahora, menos errores en la campaña electoral. Además, el Gobierno le ha ayudado, de forma sospechosa, recurriendo a la Procuraduría General de la República para intentar liquidar a Ricardo Anaya, el joven y moderno candidato de México al Frente, una coalición del PAN (conservador) y el PRD (centro-izquierda). Sin embargo, las acusaciones de lavado de dinero en contra de Anaya no tienen, aparentemente, fundamento. Por cierto, hasta ahora Donald Trump no ha tenido ningún impacto en la campaña. La agenda es puramente doméstica.

Una victoria de AMLO no convertiría México en una segunda Venezuela, pero sí habría un retroceso económico y político. Los instintos políticos del candidato son los mismos del PRI populista y nacionalista de Luis Echeverría en los años setenta. Aquellos que llevaron el país a la bancarrota. Un triunfo de AMLO pondría a prueba los frágiles contrapesos al poder de la incipiente democracia mexicana. El populista ha prometido extirpar la corrupción con la mera voluntad presidencial, en vez de impulsar una fiscalía verdaderamente independiente. También ofrece someterse a un proceso revocatorio cada dos años, que es el primer paso para debilitar el tabú mexicano contra la reelección presidencial. En el tablero geopolítico latinoamericano, un México con López Obrador al mando ofrecería un salvavidas diplomático a Venezuela y Cuba.

En Brasil, la tendencia dominante es la fragmentación, que convierte esta cita electoral en la más incierta desde 1989 (cuando ganó Collor de Melo, un hombre del sistema con apariencia de outsider). La inhabilitación de Luiz Inácio Lula da Silva, favorito en las encuestas, dispersará aún más el voto. La decisión del Supremo Tribunal Federal, esta semana, de que se ejecute de forma inmediata la sentencia de encarcelamiento contra Lula por corrupción hace inviable su candidatura. Y, a ojos de muchos brasileños, empaña la legitimidad del proceso electoral.

En la derecha colombiana está Iván Duque, un hombre más moderado y de temperamento menos volcánico que su principal apoyo electoral, el expresidente Álvaro Uribe

El principal beneficiario de la salida de Lula podría ser Ciro Gomes, exministro y exgobernador del Estado de Ceará, de verbo descontrolado, que representa un “desarrollismo light” de centro-izquierda. Y el claro perdedor es Jair Bolsonaro, un exmilitar de extrema derecha con un discurso machista y antisistema, que promete mano dura contra la inseguridad. Que un candidato como Bolsonaro haya logrado ascender hasta el segundo lugar en las encuestas —en un país tradicionalmente moderado— se explica por el daño que han causado en el tejido social tanto la recesión provocada por las políticas económicas de Dilma Rousseff, impuestas desde una ignorancia arrogante, como el descrédito institucional debido a la corrupción. La fragmentación podría ayudar a Bolsonaro a pasar a la segunda vuelta, pero, sin Lula, su rabia tendrá menos eco entre los votantes. Ojo también con Joaquim Barbosa, negro, exmagistrado de la Corte Supremo y populista light.

Si esto fuera una elección normal en Brasil, el ganador sería sin duda Geraldo Alckmin, el sempiterno gobernador de São Paulo, un político sólido pero insulso del PSDB (centro-derecha), el partido del expresidente Fernando Henrique Cardoso. En las elecciones brasileñas son determinantes la maquinaria de los partidos, el dinero (que este año se restringe a los fondos públicos y las donaciones individuales) y el tiempo gratuito de televisión. Tanto la financiación pública de la campaña como el tiempo de televisión se reparten en función del peso de cada partido en el Congreso.

Todo esto favorece a Alckmin. ¿Pero será una elección normal o una posmoderna, en la que las redes sociales y el sentimiento de desprecio por el establishment acaben determinando el resultado? Sabremos más en julio, cuando las coaliciones y los candidatos se formalicen y la campaña despegue en serio.

En cuanto a Colombia, lleva unos años viviendo una situación paradójica. El Gobierno de Juan Manuel Santos, ya de salida después de ocho años, ha sido elogiado mundialmente, principalmente por el acuerdo de paz con los guerrilleros de las FARC, pero también por sus políticas ambientales. Sin embargo, los colombianos están mucho menos enamorados de él. Muchos desconfían del acuerdo de paz, el comportamiento económico ha sido mediocre y algunos casos de corrupción han salpicado a la clase política. No sorprende que la elección parezca decantarse a favor de los principales opositores del santismo. En la derecha está Iván Duque, un hombre más moderado y de temperamento menos volcánico que su principal apoyo electoral, el expresidente Álvaro Uribe. En la izquierda está Gustavo Petro, exguerrillero del M-19 y exalcalde de Bogotá, que ya reniega de su pasada simpatía por el chavismo. Es probable que gane Duque y que intente modificar, pero no desmantelar, el acuerdo de paz.

Para volver a un crecimiento económico más vigoroso y a un progreso social más rápido, América Latina necesita Gobiernos coherentes, con la capacidad de hacer reformas impopulares (laborales, pensiones, educación) pero necesarias para incrementar la productividad. Gobiernos que tengan la osadía de enfrentarse a la corrupción y la delincuencia y crear sistemas viables de bienestar social. Por otro lado, la sociedad civil latinoamericana está cada vez más organizada y es más exigente. Para la democracia, esta es la mejor noticia.

Michael Reid es editor senior de The Economist. Su libro ‘El continente olvidado: una historia de la nueva América Latina’ se edita en español este año (Planeta).

0
0
0
s2smodern

 

Escribe: Ambrosio del Varo/titulo en tramite

Periodismo ficción

 

Antes de iniciar esta columna hay unos puntos que son importantes para resaltar y que quede claro que no es lambisconería, o mejor dicho, que quede claro que mis comentarios son honestos.

No me confundan. Con esos periodistas “chayoteros” que lanzan halagos por unos pesitos o famosos “clacloyitos”

Pero bueno volviendo al tema quería informarles.

Que el Gobernador del Estado nombró como Secretario de Educación Pública  al talentoso Ignacio Alvizar Linares en sustitución de la eficiente Patricia Vázquez que fue recién nombrada por el senado de la república como consejera del INEE

En hora buena sr. Gobernador.

Con estos movimientos el futuro de la educación está asegurado durante su administración

 

Bueno ahora sí empezaré mi columna.

Las notas de hoy de los medios de comunicación versarán en  la vida de “pacha” que lleva el candidato al gobierno del estado de la coalición “Juntos haremos historia”, Miguel Barbosa Huerta”, qué si viajó a París. Roma. Corea. Beijing. Londres, qué si pagó con su tarjeta American express, bla bla bla.

Qué eso no corresponde a su sueldo, en fin.

¿Bueno y?

Veamos y analicemos.

El Sr antes que ser político es un ciudadano crecido con las costumbres de los poblanos, ¿por qué no le damos el beneficio de la duda y empezamos a imaginar la serie de movimientos que hizo para ganar una lanita extra?

Como le hacemos muchos de nosotros cuando nos damos un lujito extra.

Mi Tía Benita (QEPD)  solía ganar dinero extra organizando diversas tandas en donde “no se” como lo hacía pero siempre se quedaba con el numero de 3 o 4 personas, además tenía en exclusiva la venta del tupper en la zona y vendía tamales y champurrados los domingos, no sé si sea el caso de mi amigo Barbosa, pero bien podría ser que así haya empezado sus ahorritos y haya juntado para irse a dar una vueltecita a Roma.

Por otro lado también quiero decir que Martha Erika Alonso es una mujer integra de los pies a la cabeza, que su declaración 3 de 3 va apegada a la realidad y que de ninguna manera ofende a los poblanos, que la campaña que pretenden lanzar “manos oscuras” solo intentan desestabilizar el buen ánimo electoral que priva en el estado. Desde aquí todo mi apoyo a tan grande candidata.

 

Por cierto, grata sorpresa fue encontrarme a mi amigo el candidato a Senador, Armenta , el muchacho que ya agarró un tono bronceadito por los días de sol estaba en un crucero pegándole a la colocación de microperforados en carros y pulseritas para sus fans.

 

Nuestro dialogo fue más o menos así.

 

—Licenciado, amigo,  antes que nada quiero agradecerte tu disposición de tomarte estas fotos conmigo aquí en este crucero que es testigo de tu lucha por la democracia.

 

—No, Ambrosio, no. Yo quisiera, al contrario, agradecerte a ti, mi querido amigo estos comentarios a un medio de comunicación tan importante como es el tuyo por la gran cantidad de lectores que tienes en tus redes y en tu sitio web, Ambrosio. Es importante la libertad de expresión y que los ciudadanos sepan qué opinan sus posibles representantes populares. Es muy loable la actitud de ustedes, señores periodistas, quienes día con día hacen del ejercicio de la pluma la lucha contra la opresión.

—Gracias, mi lic. Bueno, don Armenta, yo quisiera preguntarle antes que nada ¿qué es para usté está campaña?

—Gracias, Ambrosio. Esa pregunta es muy importante y qué bueno que me lo preguntas porque para mí ser candidato al senado es  una responsabilidad muy grande. ¿Me entiendes?

—Claro, mi lic.

—Bueno, mi querido Ambrosio , el hecho de que sea así  es por eso que es mayor la responsabilidad. Es grandota, pues, para que me entiendan tus lectores.

—Sí, mi lic. Continúe…

—Gracias, mi querido amigo, Entonces es una responsabilidad bien Grandota porque es una, como decirlo… mmm…

—Un huesote, mi lic.

—Ándale, eso… qué inteligente eres Ambrosio. Una huesote en la que todo mundo tendrá un pedacito de carnita.

—Cerré los ojos y pensé: “Ya chingamos… de aquí a Cancún, Puerto Vallarta, Los Cabos.”

Ambos cerramos nuestros ojitos y nos imaginamos el huesote.

—Mi lic. Un gustazo.

 

Hasta aquí mi columna con información certera y  del día.

Y recuerden coleguitas: Sin “clacloyo” no hay progreso

 

Mi cuenta en tuiter: @Lic_delVaro

0
0
0
s2smodern

 

Escribe: Liliana Flores

 

#LOBUENO Definitivamente “Los Morales” nacieron con un “don” para atraer y ganar simpatizantes. Será la simplicidad de su comportamiento o el sencillo vocabulario que manejan, sin poses ni vestimenta lujosa.

Tan solo hay que echar un vistazo a sus recorridos a comunidades; donde Fernando Morales ha evidenciado que no necesita marcas; por el contrario, le inyectó una cierta dosis que generó metamorfosis al Partido “Movimiento Naranja”.

La gente lo reconoce, lo recibe con los brazos abiertos, lo apapacha y como buen “Morales” se deja querer, entre uno que otro aplauso, halago y reconocimiento; se da el tiempo de escuchar las necesidades e inquietudes ciudadanas extendiendo un lazo de esperanza para aquellas personas que se sienten “olvidadas”. #EnHoraBuena

 

#LOMALO  Según cuentan por los pasillos sindicales de la FROC- CROC; Fernando Manzanilla Prieto candidato de Morena a diputado federal por el distrito 12 y el ex gobernador  Rafael Moreno Valle se llevan de “piquete de ombligo” no podían hacer de lado sus “lazos familiares” ya que el supuesto “Distanciamiento” fue fríamente calculado;  “teatro” organizado para que el “cuñado incómodo” jugara el papel de “mártir arrepentido” y facilitar la colocación de piezas claves para el triunfo eminente del #MorenoVallismo en las Elecciones 2018.

Y es que aseguran algunos trabajadores que los han visto reunirse cuando se esconde el sol; y despedirse antes de que este salga; por lo que no se “chupan el dedo” y aseguran que la próxima gobernadora será  #MarthaErikaAlonso.

Esperemos que con esto, los #PEJEZOMBIS se despabilen y otorguen su voto de castigo a las imposiciones #PRIANISTAS que tanto critican.

 

 #LOFEO  La frase más popular del supuesto empresario José Luis González Acosta  es: “Más vale que  digan que eres un #HijoDeLaChingada, a que no hablen de ti” y lo logró.

Luego de que fue colocado en “la lupa” y se observaron ciertas irregularidades, como: presunta vinculación con el crimen organizado, aficiones al morbo, acoso sexual, alcohol, fraudes,  abuso de confianza,  traiciones y robos; generó que la Comisión Nacional de Elecciones de Morena “lo bajará” como candidato a diputado local por el Distrito 10 de Puebla; quien está agradecido es José Miguel de Ita Trujillo.

Ni modo “PinPón” no siempre se gana; mejor apréndete este dicho: “Lo que siembras cosechas”.

 

#LOOPSSS La que debe entender que “ni limpiando parabrisas va a limpiar su imagen” es Nayeli Salvatori mejor conocida como “La Chichi Amamantadora”; su designación como candidata a diputada federal por el Distrito 10 por la coalición #JuntosHaremosHistoria empezó con el “pie izquierdo” ya que cientos de usuarios en redes sociales la consideran de “pocos sesos y con una actitud negativa hacia lo que le rodea”; tan solo hay que recordar su frase: “Al final todos los partidos nos chingarán parejo…” y al salir esas palabras de su boca, lo creo. “Nos chingará parejo…”

Página 1 de 61

Please publish modules in offcanvas position.