Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1382563

Zapata, caudillo y hombre-dios: su muerte y los mitos que lo rodean

0
0
0
s2smodern

 

Emiliano Zapata era conocido por su admiración a los caballos, cuentan que perdió un meñique en una corrida de toros y que en ocasiones utilizaba a un doble en eventos públicos por temor a que lo asesinaran. Cuentan también que Zapata era cuidado por deidades prehispánicas e incluso que él mismo era la reencarnación de Ehécatl, dios mexica del viento. Solamente una bien planeada traición podía terminar con la vida del llamado Atila del Sur. El 14 de abril de 1919, Emiliano Zapata fue asesinado a traición en su estado natal, Morelos, en una emboscada planeada por el militar Jesús María Guajardo bajo las órdenes del general Pablo González Garza.

 

En esta entrega de El Dato, recordamos qué sucedió antes y durante aquel día, así como algunos de los mitos que rodean a este personaje central de la Revolución Mexicana y figura constante en los discursos políticos hasta la fecha.

 

grf asesinato de zapata

 

Según el relato de Womack Jr en  Zapata y la Revolución mexicana, el general González dirigente de la facción constitucionalista, opuesta al zapatismo, persiguió a Zapata desde 1916 y tres años después, con las elecciones de 1920 en puerta, planeó la celada de la Hacienda de Chinameca en donde asesinaron a Emiliano Zapata.

El coronel constitucionalista Jesús Guajardo fue encarcelado por González Garzapor desobediencia, pues lo había mandado a atacar a los zapatistas en Huautla, orden que no llevó a cabo. La noticia corrió rápido por Morelos y al llega a oídos de Zapata, mandó una carta a Guajardo en la que lo invitaba a sumarse a sus filas. La carta fue interceptada por el general González, quien la utilizó para planear la emboscada en la que darían muerte al llamado Caudillo del Sur.

 

González ordenó a Guajardo seguir el juego a Zapata hasta que pudieran capturarlovivo o muerto. La presencia de Emiliano Zapata en Morelos era una afrenta al constitucionalismo carrancista que el general González no podía permitir, además sabía que el presidente Carranza tomaría muy bien la noticia.

 

zapata2.jpg

 

El 1º de abril Zapata recibió una carta de Guajardo en la que mostraba disposición para su encuentro. Zapata le pidió que se rebelara de los federales y que entregara a una corte revolucionaria a los antiguos zapatistas que lo habían traicionado. Guajardo respondió con una afirmativa pero dijo necesitar de un envío de 20 mil cartuchos que necesitaba para el motín. Siguiendo lo convenido con Zapata, Guajardo avanzó el 9 de abril a Jonacatepec, reunió a más federales en torno a su falso motín, apresó a los traidores de Zapata y los hizo fusilar.

La reunión entre Guajardo, acompañado de 500 hombres y una ametralladora, y Zapata con una comitiva de no más de 30, se dió ese mismo día. Guajardo le regaló, para sellar la traición, un caballo alazán al que llamaban As de Oros, se concertó una reunión al día siguiente, en la Hacienda de Chinameca.

 

Al mediodía del 10 de abril, los generales charlaron por más de una hora en una tienda de campaña fuera de la hacienda. Alrededor de las 2 de la tarde, Guajardoinvitó a Zapata a pasar  por una cerveza y unos tacos. Montado en el alazán que había recibido el día anterior, Zapata se acercó a la hacienda con una comitiva de 10 hombres. Emiliano Zapata no pasaría del portón de la hacienda, pues después de tres toques de clarín, señal para la emboscada, los hombres de Guajardo abrieronfuego y dieron muerte a Zapata y su escolta. En el portón de la exhacienda de Chinameca, ahora Museo del Agrarismo, cerca de Cuautla de Morelos, aún se aprecian los balazos llovieron sobre Zapata y sus hombres.

 

zapata1.jpg

El mito que siguió a la muerte del general Emiliano Zapata sigue vivo en la memoria colectiva nacional. La trabajadora del Museo del Agrarismo, Concepción Abundo, dijo en entrevista a Notimex que los disparos que aún se aprecian en la exhacienda son el resultado del desvío premeditado de muchos soldados de Guajardo que se negaban a disparar en contra de Zapata, gran símbolo vivo de la Revolución en 1919.

 

La tradición oral de Morelos también ha rescatado información que trasciende la historia oficial y que vincula al Caudillo del Sur con la larga tradición de mitos de origen mesoamericano. Lucino Luna Domínguez, director del Museo Casa Zapata por más de 20 años, ha recuperado la historia de Zapata conocida por los habitantes de su natal Anenecuilco. Al jefe de la Revolución en el sur, siempre se le identificó con la conservación de la identidad y las tradiciones prehispánicas. Cuenta la leyenda que Zapata no murió aquella tarde soleada de abril frente al portón de la hacienda sino que su animal nahual tomó su lugar, tras ser advertido de la celada, y él huyó, pasando el resto de sus días en una cueva en el Tepozteco. Francisco Taboada Tabone recupera la figura de Zapata en la tradición oral de Morelos y, basado en testimonios, afirma que, como patrono de las comunidades campesinas morelenses y chiapanecas, Emiliano Zapata cumple una función de hombre-dios, que mantiene vivo su vínculo con las tradiciones mexicanas más antiguas. Desde que vivía, lo identificaban con el dios del viento, de las cuevas, de la lluvia y del maíz.

 

zapata3.jpg

En el 2006 durante la remodelación en la casa en la que nació en Anenecuilco, los albañiles que trabajaban en el lugar dieron aviso a Lucino Luna pues encontraron bajo el suelo, varias piedras de obsidiana, de barro y tepalcates formando una especie de altar. Anenecuilco sigue siendo un lugar de peregrinajepara miles de campesinos de la región y la figura de Zapata está lejos de aparecer del panorama político nacional.

Conocer la historia de este héroe patrio es profundizar sobre las raíces de la política nacional y su historia llena de los mitos que siguen forjando la nación y el imaginario cultural de los mexicanos.  

 

 

Vía:Político.Mx

Please publish modules in offcanvas position.