Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1303167

Ser el yerno de Beltrones

0
0
0
s2smodern

 

Pablo Escudero Morales, abogado de la Universidad Anáhuac, inició su carrera en la administración pública en 1997 como coordinador en el Programa de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde estuvo hasta el año 2000.

En 2001 fue nombrado secretario particular del contralor del mismo IMSS y en 2003 pasó al cargo de subcontralor de Atención Ciudadana en Pemex Gas y Petroquímica Básica.

De 2003 a 2005 se desempeñó como secretario particular de José Luis Soberanes Fernández, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, permaneció en la misma institución como secretario de Administración y finalmente como Oficial Mayor hasta 2009.

Fue en esa última etapa cuando Pablo se gana el premio gordo al casarse con Sylvana Beltrones, en efecto, la hija de Manlio Fabio Beltrones, y le cambió la vida, la carrera y las aspiraciones.

En julio de 2008, el Colegio de las Vizcaínas, en el Centro Histórico, fue el lugar de reunión de la crema y nata del círculo rojo, pura gente bonita y decente que se dio cita para celebrar la boda de la hija, del que era en aquel momento, el coordinador de los senadores del PRI que tenía aspiraciones presidenciales.

Cuentan que entre los asistentes se encontraba el entonces Gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto; Carlos Salinas de Gortari; Juan Camilo Mouriño (QEPD); Santiago Creel; Diego Fernández de Cevallos; Olegario Vázquez Raña y su hijo Olegario Vázquez Aldir; también Melquiades Morales, exgobernador de Puebla; y Miguel Ángel Osorio Chong,  en ese entonces Mandatario de Hidalgo; Juan Francisco Ealy Ortiz, el dueño de El Universal; Francisco Labastida; Beatriz Paredes; Emilio Gamboa; Roberto Madrazo; Rubén Figueroa, exgobernador de Guerrero; Joaquín López Dóriga; Diódoro Carrasco, exsecretario de Gobernación; Arturo Escobar; Esteban Moctezuma, también exsecretario de Gobernación; Guillermo Ortíz Mayagoitia, en aquel momento presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; y hasta Dante Delgado, el actual líder de Movimiento Ciudadano.

Todo indicaba que nadie podía rechazar la invitación del que era uno de los hombres más poderosos de la política mexicana, Manlio Fabio Beltrones.

Aún no cumplía un año de casado cuando en 2009, Pablo Escudero, fue electo diputado federal por la vía plurinominal del Partido Verde a la LXI Legislatura, en dicha legislatura ocupó la presidencia de la comisión de la Función Pública y  fue secretario de las comisiones de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación y de la Defensa Nacional.

En 2012 fue postulado por la coalición del PRI y el PVEM a senador en primera fórmula por el entonces Distrito Federal -hoy Ciudad de México-, perdiendo la elección, pero al quedar en segundo lugar le correspondió el escaño de primera minoría.

En el Senado fue nombrado presidente de la Comisión Anticorrupción y de Participación Ciudadana e integrante de las de Derechos Humanos, del Distrito Federal y de Puntos Constitucionales.

El 31 de agosto de 2016 fue electo Presidente de la Mesa Directiva del Senado y sorpresivamente el 11 de octubre de 2017, casi un año antes de finalizar su periodo, solicitó licencia permanente al cargo para dedicarse a proyectos de índole personal.

Este pequeño recorrido biográfico deja en claro que hay un indiscutible punto de quiebre en la carrera del yerno de Manlio Fabio Beltrones, no podemos atrevernos a pensar que es “normal”, pues las prácticas del amiguismo, influyentismo, compadrazgo y pago de favores, no deberían ser comunes, mucho menos del día a día en la política mexicana.

Sin embargo, una cosa es el crecimiento profesional exorbitante de un individuo y otra muy diferente es enterarnos de que la misma persona es propietaria de un rancho en el Estado de México que podría costar 280 millones de pesos.

El pasado 02 de marzo, el portal de noticias de Carmen Aristegui publicó un reportaje de investigación realizado por Óscar Balderas para Investigaciones Ojos de Perro Vs La Impunidad, titulado: “El rancho escondido del yerno de Beltrones vale 280 millones”.

Todos describen la “Reserva Salazar” como la casa de un rey, según escribe Óscar Balderas sobre la millonaria casa de Pablo Escudero, yerno de Manlio Fabio Beltrones.

Apartada como los castillos del medievo y con vecinos como Jaime Azcárraga, presidente del Consejo de Administración de Grupo Fórmula, y Arturo Elías Ayub, Director General de la Fundación Telmex y Director de Uno TV, además de yerno de Carlos Slim, se encuentra la propiedad de Pablo Escudero.

Transcribo algunos párrafos del texto publicado por Balderas:

  Quienes conocen por dentro la casa dicen que es digna de un rey. Seis trabajadores, caballerangos y albañiles que la han recorrido, hablan de ella como si fuera un castillo maravilloso: elogian sus paredes de piedra, la madera que hay en cada estancia, los lustrosos candelabros que iluminan las copas de vino y hasta la arena que cubre el piso de las caballerizas que cuentan con calefacción individual.

  Por fuera, el rancho también parece un castillo: tiene altos muros que protegen la vista hacia la pista privada de salto a caballo, trechos y cañadas bardeadas y una gran puerta de cuatro metros de alto custodiada por guardias que vigilan celosamente la entrada y salida de los visitantes.

  “Sí, ahí todo es del senador”, admitió el comisario Justiniano Felipe, en referencia a que todo “Reserva Salazar” es la casa de descanso del senador con licencia, y no sólo la hectárea que tiene a su nombre en el título de propiedad 000000014839 inscrito en el Instituto de la Función Registral del Estado de México.

  Una propiedad en la misma comunidad, de una extensión de tierra similar, también con pista de salto ecuestre, una casa con acabados de lujo, caballerizas con calefacción y áreas boscosas particulares, es “Rancho San Francisco”. Según un anuncio en la página web Propiedades.com fechado el 29 de enero, éste tiene un precio de venta de 280 millones de pesos.

  “Reserva Salazar” está tan escondida como los expedientes que dan cuenta de su existencia: en el Folio Real Electrónico 00042822, donde deben estar los datos de identificación del terreno, hay un vacío de información. Oficialmente, el rancho de Pablo Escudero no tiene número exterior ni interior, ni lote o sección. “No consta”, se lee en el espacio donde debe estar el nombre de la calle y colonia.

Desde mi punto de vista hay suficientes datos duros en la investigación periodística como desproporción del patrimonio del senador con licencia, en relación a su vertiginosa carrera, olvidémonos que presidió la Comisión Anticorrupción del Senado, que solo de pensarlo suena aberrante, es la coyuntura nacional la que manda en este caso.

Las últimas semanas no hemos escuchado otra cosa que no sea sobre el patrimonio del candidato a la Presidencia, Ricardo Anaya, todo relacionado con una operación de compra-venta de una nave industrial de 54 millones de pesos, que derivó, con el USO FACCIOSO DE LAS INSTITUCIONES, como la PGR, el SAT y la SHCP, que repentinamente, de manera pronta y expedita iniciaron toda una serie de indagatorias y procedimientos, que aún no concluyen y por lo tanto no han fincado responsabilidades al candidato opositor de “Por México al Frente”.

Sin embargo, cuando sale a la luz un rancho, con un valor aproximado de 280 millones de pesos, propiedad del yerno de Manlio Fabio Beltrones, ¿ni siquiera se comenta?

¿Ser el yerno de Beltrones implica tener privilegios?

En ningún momento, ni en este texto, ni en uno pasado, he defendido la inocencia de Ricardo Anaya, tampoco lo haré en el futuro.

Con respecto a este caso en particular, lo pertinente sería actuar con los mismos criterios, bajo las mismas presunciones y obviamente con la misma prontitud, sería lo justo y equitativo.

La cereza sin desperdicio del pastel de esta trama: Sylvana Beltrones, la esposa del yerno, es candidata en primera fórmula por el PRI, para buscar un escaño en el Senado por su natal Sonora, círculo rojo, al fin.

 

Vía: El Mañanero Diario

Please publish modules in offcanvas position.