Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1040988

APRUEBAN SEGURIDAD INTERIOR EN FAST TRACK

0
0
0
s2smodern

 

LEY

APRUEBAN SEGURIDAD INTERIOR EN FAST TRACK

Imelda García/Reporte Indigo

La Ley de Seguridad Interior completó ayer su camino en el Congreso de la Unión, pero decenas de representantes de organizaciones de la sociedad civil afirmaron que buscarán echarla abajo por todas las vías


 Dic 1, 2017
 Lectura 7 min
portada post
 

Tras más de un año de dar largas al debate del tema, ayer la Cámara de Diputados aprobó en fast track la Ley de Seguridad Interior, con lo que completa la mitad de su camino en el Congreso de la Unión pues todavía debe pasar por el Senado de la República.

El PRI impuso su mayoría de votos junto a sus aliados, el PVEM, Nueva Alianza y el PES. Sorpresivamente, el PAN y el PRD se dividieron en la votación aunque habían anunciado que irían en contra.

La votación fue de 248 a favor, 115 en contra y 48 abstenciones -todas del PAN-.

La Ley de Seguridad Interior fue procesada luego de que durante meses para el PRI fue infructuoso el esfuerzo de lograr los consensos con las bancadas de la Oposición, a pesar de que al principio el PAN estaba a favor de aprobar esta Ley.

En la Ley de Seguridad Interior se establece que las Fuerzas Armadas pueden actuar para enfrentar amenazas a las instituciones del estado o las personas en el país.

Activistas señalan que la Ley faculta al Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea Mexicana de seguir en labores de seguridad pública

 

Tras una atropellada sesión en la Comisión de Gobernación, donde a puerta cerrada los legisladores aprobaron el dictamen, el documento fue enviado inmediatamente al Pleno de la Cámara baja donde se obviaron todos los trámites y plazos para su procesamiento y se votó a favor.

Esta dispensa de trámites no fue una sorpresa. Un oficio enviado por la Junta de Coordinación Política pedía la modificación del orden del día de la sesión de este jueves para introducir la discusión de esta Ley; el documento fue firmado a favor por el PRI, el PVEM, Nueva Alianza, el PES y Morena.

Decenas de representantes de organizaciones de la sociedad civil acudieron a presenciar la discusión y votación del dictamen, pero no se les permitió el acceso.

Cuando terminó la discusión en la Comisión de Gobernación, algunos legisladores salieron por la puerta de atrás para evitar ser cuestionados por los activistas, quienes afirmaron que buscarán por todas las vías echar abajo la Ley de Seguridad Interior.

Los activistas señalan que la Ley da facultades discrecionales al Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea Mexicana que perpetuarán su participación en labores de seguridad pública, habrá más violaciones a los derechos humanos y se abre la puerta a que actúen con discrecionalidad y opacidad.

FRENTE SE DIVIDE

A pesar de que públicamente se había dicho que votarían en contra de esta Ley, tanto el PAN como el PRD se dividieron en la votación en el Pleno.

El PAN votó completamente dividido: 14 legisladores votaron a favor, 17 en contra y 48 se abstuvieron.

Esto ocurrió aun cuando el miércoles por la noche fue rechazado en comisiones el Mando Mixto policial, reforma que Acción Nacional pidió al PRI a cambio de dar entrada a la Ley de Seguridad Interior.

“Si ésta se aprueba estaríamos en condiciones de poder aprobar un régimen transitorio de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad, si no se aprueba –y lo digo con claridad— la minuta del Mando Mixto, no estamos en condiciones de votar la militarización de la seguridad en nuestro país”, dijo esta semana Marko Cortés, líder de los diputados del PAN.

La reforma policial no se aprobó y la coordinación de la bancada intentó imponer el criterio que se había lanzado desde la dirigencia nacional de votar contra la Ley de Seguridad Interior.

Sin embargo, un grupo de legisladores se declaró en contra por la situación en sus estados y, ante la presión, la coordinación de la bancada aceptó que se votara en conciencia.

Por el PAN votaron a favor los diputados Herminio Corral Estrada, Gerardo Cuanalo Santos, María García Pérez, Alfredo Miguel Herrera Deras, Víctor Ernesto Ibarra Montoya, María Guadalupe Murguía Gutiérrez, Jisela Paes Martínez y Juan Pablo Piña Kurczyn, entre otros.

Marko Antonio Cortés Mendoza, coordinador de la bancada, votó en abstención al igual que otros 47 panistas.

En el PRD, bancada donde también se había dicho que votarían en contra, los diputados Ángel Alanís Pedraza y Waldo Fernández González sufragaron a favor.

“Dijo el diputado (Agustín) Basave que aquí se estaba incubando el huevo de la serpiente, yo diría que aquí se está gestando la génesis, válgase la expresión, de un golpe de estado silencioso”

- Jesús Zambrano

Diputado perredista

 

Movimiento Ciudadano, el tercer partido que forma parte del Frente, sí votó en bloque contra.

El PRI, el PVEM y Nueva Alianza votaron en bloque a favor. El PES se dividió y tuvo 4 votos a favor y 2 en contra, de los diputados Gonzalo Guízar Valladares y Abdies Pineda Morín.

El diputado independiente Manuel Clouthier votó en contra; y el diputado sin partido, Manuel Espino –antes de MC-, votó a favor.

POSICIONES ENCONTRADAS

El debate sobre la nueva Ley que regirá las actividades de las Fuerzas Armadas despertó una discusión con puntos de vista encontrados entre quienes estaban a favor y en contra.

Mercedes del Carmen Guillén, presidenta de la Comisión de Gobernación, afirmó que esta Ley no permite violaciones a los derechos humanos y hace responsable de dar seguridad a los tres niveles de gobierno que pueden usar como último recurso a las Fuerzas Armadas.

“Esta ley no militariza al país, ya que no limita ni mucho menos tolera la violación de los derechos humanos y sus garantías. Por el contrario, las autoridades que colaboren en el mantenimiento de la paz y el orden público al interior deberán, en todo momento y sin excepción, respetar de manera irrestricta los derechos humanos”, aseguró Guillén.

Los legisladores de Oposición no estuvieron de acuerdo. Incluso, los panistas acusaron que se trata de una Ley que perpetúa el modelo de combate a la delincuencia organizada y que ha mostrado su inutilidad.

“Hoy el PRI añora esos momentos. Sí, señores, hoy el PRI desea que regresemos al pasado. El PRI, señoras y señores, se ha vuelto más calderonista que Felipe Calderón en materia de seguridad pública. Acéptenlo, desean regresar al pasado con todas sus fuerzas”, acusó el panista Jorge Triana.

Incluso, acusaron que se trata de una estrategia para tener mayor control en las elecciones del próximo año.

El debate se dio en medio de la protesta de las organizaciones sociales y luego de que se diera a conocer el rechazo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) quien ya planteó la posibilidad de impugnar la constitucionalidad de esta Ley.

Este hecho fue criticado con el PRI. Martha Tamayo, diputada del tricolor, cuestionó a la CNDH por su oposición a esta Ley.

“Aquí se ha mentido mucho. A menos que la Comisión Nacional de Derechos Humanos a lo que le tema es que hoy que ya se les va a vincular con la declaratoria al notificarles, es a tener mayor trabajo y necesidad de intervención. O a menos de que le acomode que las actuaciones que se estén realizando sean, se sigan realizando al margen de la ley”, inquirió.

La Ley aprobada por la Cámara de Diputados establece que una vez que se emita una Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior, el Ejecutivo debe notificar a la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional y a la CNDH sobre las actividades y los territorios donde estarán en acción las Fuerzas Armadas.

Please publish modules in offcanvas position.