Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1027403

#Sismo Lenta, avanza ayuda a damnificados

0
0
0
s2smodern

 

Aunque arrecia la movilización de las fuerzas del Ejército, Marina y Gendarmería Nacional en labores de remoción de escombros, asistencia médica y dotación de seguridad en la zona, aún es evidente la carencia de víveres en Oaxaca y Chiapas

 

 
La ayuda humanitaria es entregada a las fuerzas federales, principalmente el Ejército, para evitar que sea capitalizada políticamente por funcionarios municipales
 
El Gobierno federal ofrece beneficios fiscales para sostener el empleo y fomentar la inversión en los estados de Oaxaca y Chiapas
 
 

A cuentagotas, comenzó a fluir la ayuda para los damnificados del terremoto en la zona del Istmo.

Sumado al decreto que este lunes emitió el presidente de la República para brindar incentivos fiscales para sostener el empleo y mejorar las condiciones económicas, todas las dependencias federales ya realizan trabajos de reconstrucción y asistencia humanitaria en esta región.

Las labores para resarcir los efectos dejados por el sismo de 8.2 grados ocurrido el pasado jueves, se han centrado en 47 municipios del estado de Oaxaca, en donde se estima que se concentra más del 87 por ciento de los damnificados, la mayoría de ellos sin vivienda.

Las cifras oficiales de la coordinación nacional de Protección Civil indican que los afectados por el siniestro ascienden a más de 2 millones 300 mil habitantes, en donde se incluye a las 96 personas que fallecieron y las más de 670 lesionadas que requirieron algún tipo de intervención médica urgente.

En Oaxaca son 282 los municipios declarados en emergencia que buscan la declaratoria oficial para acceder a los recursos del Fondo Nacional de Desastres (FONDEN), mientras que en el estado de Chiapas son 122.

El epicentro de la crisis humanitaria se ubica en la zona de Juchitán, pero también se encuentran severamente afectadas otras 40 localidades de esta parte del Istmo, a donde las brigadas de todas las dependencias del Gobierno federal han comenzado a arribar desde las primeras horas de este lunes.

La llegada de la ayuda oficial es notoria por la movilización que realizan las fuerzas del Ejército, Marina y Gendarmería Nacional, que ayudan en la labor de remoción de escombros, asistencia médica y dotación de seguridad en la zona; aun con eso, es evidente la carencia de víveres para los damnificados.

Sólo en las comunidades de Juchitán, San Dionisio del Mar, San Mateo del Mar, Unión Hidalgo, Ixtepec e Ixtaltepec, Oaxaca, este lunes aún se registraban carencias en el suministro de agua potable, alimentos y albergues para las personas que vieron colapsadas sus viviendas, de las que la mayoría aún seguían durmiendo en la vía pública, ante el temor de nuevas réplicas del terremoto.

Hasta este lunes ya eran mil 067 las réplicas registradas por el Servicio Sismológico Nacional (SSM); ninguna de ellas ocasionó nuevos derrumbes ni ocasionó efectos de desplazamiento entre la población, más allá del miedo.

Entre los efectos que no se han podido mitigar destaca la rapiña en los municipios de Oaxaca, por la que la Gendarmería Nacional estableció un programa de seguridad.

Fluye la solidaridad

Este lunes comenzaron a arribar a la zona del Istmo las primeras muestras de solidaridad del resto de los mexicanos con los pueblos devastados; grupos de ciudadanos de los estados de Michoacán, Jalisco, Colima, Zacateas y del Distrito Federal, con cargas de agua potable, víveres y ropa comenzaron a hacer entrega de la ayuda recabada entre la sociedad civil.

Para su distribución, la totalidad de la ayuda es entregada a las fuerzas federales, principalmente el Ejército, para evitar que sea capitalizada políticamente por algunos funcionarios municipales.

En el municipio de Unión Hidalgo el alcalde fue señalado de estar privilegiando con la entrega de las primeras despensas alimenticias, cobijas y agua embotellada que distribuyó en la zona la oficina estatal del DIF.

Toda la ayuda humanitaria, que hasta este lunes ya se cuantificaba en más de 11 toneladas de víveres y agua, es entregada en los albergues del DIF y del Gobierno de Oaxaca a resguardo de las fuerzas federales, en las que la población mantiene una gran confianza.

Las escuelas, prioridad nacional

La Secretaría de Educación Pública (SEP) ha desplegado brigadas de revisión a las escuelas en Oaxaca y Chiapas, en donde se pretende la habilitación de espacios temporales para reactivar a la brevedad el ciclo escolar.

Una misión de la UNICEF reconoció que uno de los sectores más afectados por este sismo son los niños, víctimas directas del desastre ante la afectación que sufrieron sus centros escolares, por lo que urgió al Gobierno federal a implementar un programa de respuesta rápida.

De acuerdo a la SEP, en Chiapas hay más de 900 escuelas con daños menores, y 47 de ellas registran afectaciones estructurales, en tanto que en Oaxaca son 43 las escuelas que están en esta misma situación, y que representarían un riesgo para la población estudiantil.

Bajo custodia

La ayuda humanitaria es resguardada y distribuida por elementos del Ejército:

>> 6

Aviones de carga del Ejército mexicano han arribado con agua y víveres

>> 11

Toneladas de víveres y agua habían llegado hasta ayer a la zona del Istmo de Oaxaca

>> 43

Escuelas en Oaxaca con afectaciones estructurales que representan riesgo

>> 47

Escuelas en Chiapas con daño estructural y 900 con daño menor

Flexibilizan política tributaria

Como parte de las acciones que aplica el Gobierno federal para regresar a esta región a la normalidad económica, este lunes el presidente Enrique Peña Nieto emitió un decreto para flexibilizar la política tributaria de la Federación en Oaxaca y Chiapas.

El decreto, que ofrece beneficios fiscales a los contribuyentes, entrará en vigor en forma inmediata, con efectos retroactivos hasta el mes de agosto, y garantiza efectos en declaraciones que ocurran hasta el mes de enero del año entrante, lo que se estima podría beneficiar a miles de contribuyentes.

En materia de pago del Impuesto Sobre la Renta, se exime de la obligación de efectuar pagos provisionales correspondientes a los meses de agosto a diciembre de 2017 y diferir de la obligación a los contribuyentes de presentar las declaraciones del cuarto a sexto bimestre de 2017, entre otras medidas.

En materia de Cuotas de Seguridad Social, se determinó autorizar a los patrones realizar el pago de cuotas al IMSS a plazos, sin recargos y actualizaciones, durante los meses de septiembre a diciembre de 2017, para ser cubiertas a partir del mes de enero de 2018.

Please publish modules in offcanvas position.