Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1432112

Estefan y Manzanilla –Los señores del Interinato-

0
0
0
s2smodern

 

 

Escribe: Adán Morales

 

Entre más pasa el tiempo y más cerca está el término del interinato de Guillermo Pacheco Pulido, salen a luz temas incomodos sobre quienes abusaron de su confianza para beneficios personales.

Cuando llegó a la gubernatura Don Guillermo Pacheco  tenía un equipo compacto de dos pilares: el de Fernando Manzanilla, su secretario de gobierno y el de Jorge Estefan Chidiac, secretario de finanzas.

El poco tiempo y la necesidad de seguir en el tablero político una vez que Barbosa ganará la gubernatura, los hizo operar y traicionar la confianza del gobernador. En algunas ocasiones se enfrentaron y se distanciaron, pero las complicidades los volvieron a unir.

Sin embargo esa brecha sigue latente y llegando el momento estos dos pilares ajustaran sus pendientes y es que esa es su naturaleza.

Uno de los antagónicos de este gobierno que ya agoniza se encuentra en  Fernando Manzanilla,  quien hace años se sintió maltratado por su cuñado y demeritado políticamente, pues sentía que la candidatura a la presidencia municipal era para él y no para Tony Gali.

Hoy desde su posición en la SGG hace campaña, vea usted: en la pasada elección extraordinaria amarró con líderes y organizaciones políticas, buscando la lealtad para sí y no para el entonces candidato que hoy es gobernador electo. Por sus oficinas pasaron personajes del Partido Verde, de AN, del PRI, del PSI, CPP, PT, SNTE…

Dicen los enterados que la negociación del PT fue tratada directamente por el entonces candidato, Barbosa, quien una vez amarrada la negociación delegó la responsabilidad en Manzanilla, que hábilmente llevó agua a su molino e hizo suya la operación.

Con el Partido Verde no fue distinto; los amarres los realizó con Juan Pablo Kuri, quien a cambio de prestar la franquicia pidió llevar mano en la  Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial. Hoy Kuri dice en corto que esa secretaria es de él y que su próximo titular será Rodolfo Chávez Escudero, el ex regidor de Atlixco que en enero pasado saltó a la fama por golpear a una persona mayor en el zócalo.

Si Barbosa les concede la posición los negocios vendrán en cascada en los verificentros y en los espectaculares que ya controlan los hermanos Arturo y Bernardo -Fernández Tanús- que hace unos días cobijaron y apapacharon a Alejandro Díaz Duran.

Arturo es un incondicional de Tony Gali y Bernardo labora actualmente como  Jefe de Oficina de Fernando Manzanilla Prieto en la Secretaría General de Gobierno.

Otro de sus  movimientos fue infiltrar la campaña a través de Yassir Vázquez y Angelina Mora. Al primero lo colocó  al lado de Gabriel Biestro y David Méndez Márquez en la coordinación general.

A Angelina,  hija de Ludivino Mora Tejeda; la instaló en  secretaria particular de Luis Miguel Barbosa. Repentinamente hace unas semanas abandonó el equipo, hay quien afirma que la causa fue una serie de mensajes que fueron descubiertos entre ella, Fernando Manzanilla y Paco Ramos.

La duda impone ¿Quién llevó mano en todos los negocios qué se hicieron  en la policía auxiliar?

 

En la historia también caben perfectamente: Karen Berlanga, Fernando Crisanto y Sandra Izcoa, ayer primeros espadas del Morenovallismo y hoy al servicio del secretario general de gobierno.

 

Estefan chidiac

Colocado actualmente  en la Secretaría de Finanzas, es el responsable del millonario gasto que se realizó en estos escasos 6 meses de gobierno interino. Dicen los que saben que el presupuesto que había dejado en la SFA Martha Erika Alonso rondaba los 90 mil mdp. Hoy 6 meses después del gobierno interino de Guillermo Pacheco pulido existen en caja 3 mil mdp. ¿En qué se los gastó? ¿En manos de quién quedaron?

La corrupción en la SFA que encabeza Jorge Estefan Charbel Chidiac está llena de percepciones y conclusiones circunstanciales, pero existe como un hecho.

Se sabe que el 40 % del dinero destinado para la obra pública ha ido a parar a manos de un funcionario ligado a Fernando Manzanilla, se trata del titular de inversión de la Secretaría de Finanzas, Gilberto López Arenas. Siendo así, las investigaciones por parte del equipo del gobernador electo, Luis Miguel Barbosa, deberían por lo menos arrojar resultados que permitan a las autoridades iniciar los procedimientos correspondientes para castigar a este personaje.

 

Sin embargo los nulos pronunciamientos sobre las cuentas que hay en la SFA  en esta administración interina de Guillermo Pacheco Pulido, fortalece la idea, de que hay algo podrido en este interinato. La ya anunciada destitución de Estefan Chidiac de la SFA no contribuye a cambiar la percepción, sino la hace verosímil, Estefan debe dar su versión y es que uno de los principales responsables del quebranto tiene nombre y apellido: Gilberto López Arenas.

Programas como: uno más uno, que no es  más que una copia del programa de Moreno Valle de coinversión, con el detalle de que  aquí los ejecutores son los municipios; es donde aprovechó López Arenas, para meter sus empresas para la ejecución de las obras pidiendo el 40% de moche.

La molestia de Barbosa con Estefan por esta situación es real, pero de nada sirve la molestia sino hay sanciones.

Pacheco Pulido por su parte había diseñado una salida triunfal, su gobierno preparaba ya un carrusel  de inauguraciones de obras pero entre la tranza y la inoperante de López Arenas  el plan se abortó. Y es que el funcionario se había comprometido a gestionar recursos federales, pero hasta la fecha ni un centavo ha ingresado a las arcas estatales por ese concepto en los 5 meses de este gobierno.

Las adjudicaciones directas que hizo Estefan a empresas como AREGIONAL, HABEMUS FIRMA, FAREY, DEFAY, LUKEV, MOODYS Y FITCH, por casi 23 mdp han levantado sospechas.

Las adjudicaciones directas acumulan un  monto de 550 millones de pesos a través de 79 procedimientos sin licitación ni concurso.

 

El reporte del brutal desfalco en Finanzas ya lo tiene Luis Miguel Barbosa, sabe quiénes abusaron de la confianza con tal de construir una fortuna y el andamiaje para hacerse de la presidencia municipal el 2021 y de Casa Puebla en el 2024.

Barbosa conoce además de la alianza que han tejido: Manzanilla-Estefan-Tony Gali, quienes hicieron un pacto en donde a través de una encuesta apoyaran al mejor posicionado de los tres para ser el relevo de Claudia Rivera en el 2021.

La crisis que han generado Manzanilla y Estefan  en el gobierno saliente y en el que entrará en funciones es más profunda de lo que se aprecia en este primer plano, porque trasciende de un gobierno a otro y se prepara el asalto al palacio de Charlie Hall y posteriormente Casa Puebla.

 Ambos con el apoyo de Gali  encaminan sus esfuerzos inmediatos  a controlar todos los partidos políticos y hacerse de las candidaturas a las presidencias municipales, congreso: federal y local.

Es una confrontación silenciosa contra Barbosa  que deja de manifiesto que su primer círculo no ha negociado  con efectividad el respaldo homogéneo de las fuerzas políticas en la entidad.

De seguir así a Barbosa sólo le quedará negociar con ellos porque el tiempo de dar un manotazo se le está pasando

Pero aun así, no se ve que pueda ser suficiente. La campaña y  el gobierno interino  se pudrieron  por dentro y apestan, aunque no quieran darse cuenta o si se dieron cuenta no hacen nada.

 

Mi cuenta en tuiter: @adangio

Please publish modules in offcanvas position.