Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1394237

DÍA NARANJA.

0
0
0
s2smodern

 

DÍA NARANJA

 

Por Lidia López

 

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, conocido como Día Naranja.

Se conmemora el Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, decretado oficialmente por Naciones Unidas en 1999; sin embargo, en Latinoamérica esta fecha ya se conmemoraba desde 1981, en honor a tres hermanas dominicanas asesinadas  el 25 de noviembre de 1960 por orden del  dictador Rafael Leónidas Trujillo, del que eran opositoras.

El día naranja es la oportunidad perfecta para sumarse al llamado de la no violencia contra las mujeres y contribuir así a construir un mundo libre de discriminación, desigualdad y actos de violencia hacia mujeres y niñas.

 

¿Por qué el 25 de cada mes se conmemora el Día Naranja?

Actualmente este movimiento existe para  visibilizar la violencia que sufren las mujeres alrededor del mundo, es por eso que no solo se celebra cada 25  de noviembre, sino cada 25 de cada mes y forma parte de una gran campaña bautizada como Campaña Naranja ÚNETE, misma que  fue puesta en marcha  en 2008 por el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas cuyo fin era el de generar consciencia para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres y niñas.

El objetivo del Día Naranja y la Campaña Naranja es que buscan movilizar a la opinión pública y a los gobiernos para emprender acciones  con la finalidad de promover y fomentar la cultura de la no violencia.

 

¿Qué     representa     el     color     naranja?   La elección del naranja responde a que éste es  un color que representa el futuro brillante y optimista libre de violencia contra las mujeres y niñas.

 

¿Qué representa utilizar un listón naranja?

 Portar la insignia naranja del lado derecho, simboliza el rechazo a la violencia  contra las mujeres.

 

Pero no es suficiente vestirse de naranja…

También hay quienes a través de sus actividades cotidianas impulsan pequeñas acciones que sin duda pueden hacer grandes cambios.

Tal es el caso del colegio Quintana Roo, dirigido por una gran mujer Norma Quintana Roo, que a través de sus acciones con sus alumnas y alumnos pretende hacer conciencia cada día 25 e impulsar el amor y el respeto

Tu que estás al frente de alguna organización, en tu empresa, en tu academia escuela, te comparto algunas medidas que se pueden realizar este día 25 de cada mes.

 

Involucrar a los hombres como protagonistas de esta lucha

 

La mayoría de los responsables de la violencia  de género son hombres. Se sugieren campañas para concientizar a los hombres de que el abuso y violencia de género es un delito y que ellos mismos deben ser ejemplo para erradicar el machismo como sinónimo de hombría o masculinidad entre sus círculos cercanos.

Impulsar las pláticas de nuevas masculinidades dirigidas a los hombres, con el afán de enseñarles cómo manejar el comportamiento de los hombres en la sociedad actual.

Empoderar a las víctimas y darles métodos fáciles y efectivos para denunciar

Hoy, es un hecho alarmante que  cada  nuevo caso de feminicidio en gran parte de los casos, existían denuncias previas por violencia, o  bien era de conocimiento de alguna persona cercana. Alarmante Que  el  sistema  de protección a las víctimas no está funcionando y que las mujeres continúan vulnerables y en riesgo, por más que ingresen la denuncia.

Que las campañas que las instituciones realizan, no están permeando como se necesita y que las mujeres no saben qué hacer, no conocen sus derechos y mucho menos lo que las proteja.

Y si bien es un problema grave del sistema  judicial y del Estado, se requiere modificar las leyes, endureciendo las penas e invirtiendo en programas de protección, de reparación familiar, de tratamiento de personas agresoras, y de formación a quienes trabajan en servicios esenciales como abogados, policías, jueces y trabajadores sociales.

Ejemplo la ley de protección judicial impulsada desde el congreso de Puebla por la diputada Mónica  Lara Chávez.

Una de las acciones más efectivas contra la violencia de cualquier tipo es a través del empoderamiento del agredido. En el caso de la violencia de género esto es primordial, y la clave maestra para empoderar a las víctimas  o  posibles víctimas de violencia y abusos, es a través de la educación y el desarrollo pleno de sus potencialidades y capacidades. Esto refuerza su autoestima, les otorga independencia desde amplias perspectivas (especialmente en el ámbito económico) y las equipara en condiciones con los hombres.

La ONU Mujeres reconoce como clave para sentar las bases de una sociedad más equitativa entre géneros, la promoción de la igualdad en el hogar. 

 

¿Cómo se hace esto?

Con una  paternidad más involucrada en la crianza y en las tareas del hogar ya que la figura paterna es la referencia masculina de trato más cercano que tienen los hijos e hijas, a quien se suele admirar y respetar. También es necesaria la repartición de responsabilidades equitativas entre hijos e hijas y el fomento de la educación escolar completa y superior para ambos géneros por igual.

Con el fin de promover e inculcar un trato más equitativo entre hijos e hijas.

Please publish modules in offcanvas position.