Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1411709

Juez anula suspensión de orden de arresto contra el exgobernador Mario Marín; puede ser detenido

0
0
0
s2smodern

Se dejó sin efecto la suspensión otorgada al ex gobernador porque no ratificó la demanda de amparo.

 

Un juez federal dejó sin efectos la “suspensión de plano” que, en mayo pasado, le fue otorgada al exgobernador de Puebla, Mario Marín Torres, sobre quien pesa una orden de aprehensión por el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho, por lo que puede ser detenido por la Fiscalía General de la República.

 

Marín Torres no ratificó el amparo por lo que la medida precautoria quedó sin efectos.

 

En un acuerdo fechado el pasado 11 de junio, el Juzgado Decimosegundo de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México, a cargo de la jurista Rosa María Cervantes Mejía manifestó problemas para localizar al exgobernador, por lo que solicitaron que diera un domicilio en el cual hacer llegar las notificaciones, sin embargo, la defensa de Marín no lo proporcionó.

 

Ante ello, Cervantes Mejía determinó retirar las medidas precautorias que no podían ser efectivas pues los delitos contra los que se acusa al exgobernador de Puebla son considerados graves.

 

El pasado 7 de mayo, Marín solicitó un amparo contra la detención que dictó el Primer Tribunal Unitario del Vigésimo circuito, con sede en Cancún, Quintana Roo, por las torturas que sufrió la periodista Lydia Cacho.

 

El Primer Tribunal Unitario ordenó su detención, junto a Adolfo Karam Beltrán y Julián Sánchez Moreno –exjefes de la policía local y de mandamientos Judiciales de la Procuraduría estatal, respectivamente–, así como contra el empresario textilero Kamel Nacif Borge, “por su probable responsabilidad en la comisión del delito de tortura”.

 

La tortura en agravio de Cacho habría ocurrido cuando la periodista fue detenida en 2005 y trasladada por tierra desde Cancún a Puebla, al ser cumplimentada en su contra una orden de aprehensión por delitos de difamación y calumnia.

 

El mes pasado, el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, confirmó que la Interpol giró la ficha roja contra el exgobernador de Puebla para que sea buscado en más de 190 países por el caso de tortura contra la periodista.

 

Mario Marín fue visto por última vez en un evento público en marzo pasado, durante la toma de protesta de Alberto Jiménez Morales, como candidato del PRI a la gubernatura de Puebla, quien quedó en un lejano tercer lugar en las pasadas elecciones.

 

(Con información de Proceso)

Please publish modules in offcanvas position.