0
0
0
s2smodern

 

En el contexto actual de cambios políticos y económicos, el libro Pensar Puebla. La revolución de las ideas para construir nuestro futuro, de Luis Antonio Godina Herrera, plantea la capacidad transformadora de los ciudadanos para lograr que el gobierno desempeñe su papel en el desarrollo de la economía, garantice el bienestar social y promueva actividades productivas, mediante políticas puntuales, comentó Jaime Vázquez López, coordinador de Proyectos de la BUAP.

 

Durante la presentación de esta obra, en el Paraninfo del Edificio Carolino, Vázquez López sostuvo que en más de 160 páginas no sólo se presenta un análisis, sino también se formula una invitación amplia, plural y democrática para que los lectores y ciudadanos sean partícipes activos en la elaboración de propuestas. “Es un llamado al debate”, dijo.

 

Pensar Puebla se conforma por cuatro capítulos, en los que el autor comparte un sólido análisis sobre las reformas y su impacto, complementándolo con una descripción comparada de los planes nacionales y estatales de desarrollo en los últimos años. Plantea un futuro para el estado, tomando en cuenta el crecimiento demográfico y visualizando la necesidad de una revolución de ideas, de conocimiento, talento y corresponsabilidad.

 

Luis Antonio Godina Herrera se ha desempeñado como funcionario público estatal y federal en Puebla, así como consultor en el sector privado. Fue diputado federal. Asimismo, ha sido articulista y comentarista en diferentes medios de comunicación.

 

 
 

"PENSAR PUEBLA" en palabras de Luis Antonio Godina es: 

 

Pensar Puebla es ser liberal, es reflexionar en una nueva etapa de la Revolución en el estado, una revolución en la sociedad, en la economía y en la política.

 

Ser liberal es estar a favor de la democracia como forma de vida en contra de la desigualdad, rechazar autoritarismos.

 

Ser liberal es en materia educativa estar en contra de revertir la reforma educativa; imponer un sistema clientelar y corporativo; no tener propuesta para mejorar la calidad educativa.

 

Es estar en contra del reconocimiento de la igualdad sin establecer principios o directrices para lograr la equidad, o de tener propuestas populistas que sólo apoyan a grupos específicos.

 

Ser liberal es impulsar la gobernabilidad efectiva con federalismo democrático que aliente la acción corresponsable de la ciudadanía; es impulsar el respeto a los derechos humanos, a la transparencia, rendición de cuentas y el combate a la corrupción para recuperar la confianza ciudadana.

 

Pensar Puebla es rechazar a quienes proponen como solución a la pobreza una pensión global, pero elimina las pensiones de las y los funcionarios públicos, y genera pobres dependientes del Estado, sin realmente superar la pobreza.

 

Pensar Puebla es acercarse a los olvidados, a los que no tienen nada, a los que viven con poco.

 

Pensar Puebla es dejar a las nuevas generaciones un mejor estado.

 

Pensar Puebla es el nombre del libro que presentaré el jueves en el Paraninfo de la BUAP, mi Universidad, y que contiene una serie de ideas para Puebla.

 

Este es un esfuerzo personal, pero no quiere quedarse ahí, sino que busca iniciar una revolución de las ideas en Puebla, sumar talento, definir metas y, en suma, construir el futuro.

 

Este libro no es una meta, sino un punto de partida, un llamado a construir entre todos, una plataforma para los próximos años más allá de preferencias ideológicas, de filias y fobias, que contenga lo que Puebla necesita, lo que los poblanos demandan.

 

Hoy todos tenemos la oportunidad de escuchar y ser escuchados, de llevar a las campañas políticas lo que realmente pensamos, lo que realmente nos hace falta, lo que realmente queremos.

 

Debemos poner en la agenda los temas de los poblanos, el acento en sus necesidades.

 

Por eso debemos Pensar Puebla, un ejercicio surgido de lo que los poblanos necesitamos.

 


CEL