0
0
0
s2smodern

 

Armenta Mier será coordinador general de campaña de Blanca Alcalá

 

Escribe, Rodolfo Ruiz, en su columna, La corte de los milagros: “Interesante resultará el nombramiento en los próximos días de Alejandro Armenta Mier como coordinador general de la campaña de la candidata del PRI y el PVEM a la gubernatura de Puebla, Blanca Alcalá Ruiz.

 

Tres son las lecturas que su inminente nombramiento encierra:

 

Salir al paso de las versiones difundidas la semana pasada en el sentido de un rompimiento entre Blanca Alcalá y Alejandro Armenta o de que aquella había decidido tomar distancia del diputado federal por supuestamente ser responsable de la filtración de su discurso en el acto donde rindió protesta como candidata priísta a la gubernatura.

 

Dejar en claro que el secretario de Gobernación federal, Miguel Ángel Osorio Chong, no se deslindará de la campaña de Blanca Alcalá, sin importar que su victoria en los comicios locales del primer domingo de junio fortalezca la posición del  dirigente del CEN del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, en la puja presidencial por el 2018.

 

Si Alejandro Armenta, que está plenamente identificado con el equipo de operadores de Osorio Chong, no estuviese en la campaña de Blanca Alcalá habría razones para dar crédito a lo publicado por Raymundo Rivapalacio respecto a los motivos del secretario de Gobernación para no respaldar a la priísta. Pero si Armenta y la ex vocera de Osorio Chong en Hidalgo, Martha Gutiérrez Manrique, están en el grupo estratégico de Alcalá, la verdad es que la especie del columnista de El Financiero comienza a perder sentido.

 

El tercer aspecto a resaltar del nombramiento de Armenta Mier como coordinador general de campaña es que éste lo coloca en una posición clave, pero de doble filo con miras a la sucesión gubernamental del 2018.

 

Si Blanca Alcalá gana las elecciones para la minigubernatura de Puebla, Alejandro Armenta se colocará en primera línea para buscar la nominación del 2018, pero si pierde el diputado federal será uno de los principales damnificados, a tal grado que sus posibilidades de contender por la primera magistratura de la entidad se verán muy disminuidas, aun cuando Osorio Chong fuera el candidato presidencial del PRI.”

 

 

 

 

 

El arte de engañar (I): Esparza, rector de BUAP

 

Alejandro Mondragón, escribe: “La Dirección de Acompañamiento Universitario (DAU) representa el principal vínculo del rector Alfonso Esparza con los estudiantes.

 

Presupuesto, apoyos, becas, pases gratis para los partidos de Los Lobos, asesorías, evaluaciones y, sobre todo, seguimiento a la salud física, emocional y académica de los alumnos.

 

Esparza con SITBUAPLa DAU es el arma para la reelección de Esparza, pero sobre todo para la movilización de universitarios. Dispone hasta de un programa en Radio BUAP.

 

La dirección está a cargo de María del Carmen Lara Muñoz, pero quien en realidad maneja la DAU es la hermana de la candidata del PRI a la gubernatura, Blanca Alcalá Ruiz.

 

Laura Gabriela, desde hace meses, aparece como el poder tras el trono de la DAU con la autorización de Alfonso Esparza, revelan fuentes universitarias, las cuales señalan que es un secreto a voces.

 

 

 

¿Engaña Esparza a Moreno Valle?

 

Y es que la principal área de acompañamiento universitario está en manos de la hermana de la candidata del PRI a la minigubernatura.

 

¿Y los acuerdos con Tony Gali? ¿Y el apoyo a Los Lobos?

 

¿Pesan más los apretones de Jorge Estefan, actual líder estatal del PRI?

 

La llegada de sus amigos a la campaña priista del 2016 explicaría la campaña negra y los ataques internos contra el hermano del diputado federal del PAN, Eukid Castañón, quien pretendía participar en la renovación de la Facultad de Economía, ordenados por Esparza y operados por el secretario general, René Valdiviezo.

 

Hay otro dato duro: el constructor del blanquismo es uno de los principales operadores de la obra de la BUAP: Aristeo Reyes.

 

Su empresa Gruconst construyó el edificio G de tres niveles para la unidad regional de Tehuacán, ubicada en la carretera Libramiento Tecnológico San Marcos, en el kilómetro 7.5 de San Marcos Necoxtla, con un costo de 24 millones 938 mil pesos.

 

Con Alcalá, entre otras obras, Gruconst realizó obras por 80 millones de pesos, donde figuran el Parque Bicentenario en la Laguna de Chapulco, el mercado Gastronómico, la rehabilitación del parque del Carmen, la reconstrucción del Mercado Zapata y bacheo.

 

Lo dicho: Esparza anda en malos pasos.”

 

 

 

 

 

LASTIRI & MUÑIZ, NEGOCIOS DESDE EL PODER

 

Escribe, Arturo Luna, en su columna, Garganta Profunda: “Se llama Arturo Muñiz Domínguez y fue impuesto como director de Administración en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) por Juan Carlos Lastiri Quirós cuando este fungió como titular de la misma en el sexenio de Mario Marín Torres, a fin de tener el control absoluto del millonario presupuesto, la amplia plantilla laboral y todos los recursos materiales asignados.

 

Al terminar la administración marinista –de la que no pueden desligarse por más que quieren-, ambos personajes emigraron al Comité Directivo Estatal del PRI, donde, ya como presidente, Juan Carlos Lastiri no dudó en nombrarlo secretario de Finanzas, concretando una dupla que siguió funcionando alrededor del ambicioso objetivo que los identifica y unifica: manejar a placer los dineros donde quiera que van.

 

Así, regido por el coloquial dicho que señala que “quien la mesa sirve, de la mesa se sirve”, Lastiri y Muñiz lograron amasar un millonario capital que incluso les permitió crear una empresa de extracción de materiales pétreos de minas situadas en la Sierra Norte de Puebla y cuyo producto era vendido principalmente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) cuando esta construyó el tramo de la emblemática súper autopista México-Tuxpan.

 

Hoy en día, Arturo Muñiz sigue siendo para Juan Carlos Lastiri lo que en el crimen organizado suelen llamar “El Contador”.

 

Y es que a nombre del hoy subsecretario de la SEDATU, Arturo Muñiz mantiene una actividad frenética tratando de incautar constructores, presentándose como “mensajero” de Lastiri y ofreciendo asignar millonarios paquetes para la edificación de las casas de diseño popular que la Secretaría de Desarrollo Urbano, Territorial y Urbano entrega principalmente a madres jefas de familia.

 

 

 

Lo hace en Puebla principalmente, aunque otros estados tampoco están exentos de sus visitas; obvio, todo es una vieja forma de defraudar a los ambiciosos constructores.

 

Ambos son parte de los hombres del PRI que pretenden ganar en Puebla de la mano de la candidata Blanca Alcalá.

 

Las dudas brotan como palomitas en horno de microondas:

 

¿Acaso Muñiz puede actuar sin que Lastiri esté enterado?

 

O lo que es peor, ¿será Muñiz azuzado por Lastiri para actuar en su nombre?

 

¿Dónde comienzan y dónde terminan los tentáculos de las complicidades y de los jugosos negocios a la sombra del poder?

 

Y más: ¿la corrupción –burda, descarada- de prominentes priístas será tema de campaña?

 

Como diría el clásico: al tiempo”

 

 

 

 

 

Se calienta la plaza de Puebla

 

Ricardo Morales, nos cuenta en Serpientes y escaleras: “Durante mucho tiempo Puebla se caracterizó por ser considerada una ciudad de las más seguras del país.

 

 A lo lejos se veía lo que ocurría en otros estados del país como Tamaulipas, Chihuahua, Sinaloa, Michoacán, Guerrero y Veracruz, clasificados como los más peligrosos.

 

 Puebla era calificada como una ciudad tranquila, aunque el 10 de marzo del 2002 en un fraccionamiento de Camino Real a Zavaleta fue detenido Benjamín Arellano Félix, el jefe del cártel de Tijuana, considerado en su momento como el narcotraficante más buscado de México.

 

 Por primera vez Puebla aparece ya en el mapa del narco en México, aunque se decía en ese momento que era tal la paz y la tranquilidad que existía en el estado y en la ciudad, que por eso muchos narcotraficantes y sus familias elegían el lugar para vivir.

 

 También se mencionaba que existía entre el narco un pacto de no agresión para respetar los lugares en donde vivían las familias. Era el inicio del siglo XXI, la violencia aún se veía muy lejana de Puebla.

 

 Las cosas se mantuvieron en relativa calma, al inicio de la administración de Mario Marín Torres.

 

 Dos cárteles comenzaron a disputarse el territorio poblano, pero respetando sus respectivas demarcaciones: Los zetas en el norte en los límites con el estado de Veracruz y los Beltrán Leyva que operaban en la ciudad capital y en las zonas colindantes con el estado de Morelos.

 

 Se dice que incluso existía un pacto para que ambas organizaciones pudieran operar en relativa calma y solo se presentaban hecho de violencia cuando algunas de los dos rompía el pacto existente.

 

 El escándalo de casa de Cambio Puebla en el 2007, cerrada por lavado de dinero, fue la punta del iceberg, en la entidad algo raro estaba pasado.

 

 Las cosas comenzaron a cambiar diametralmente, cuando de la noche a la mañana llegaron a la ciudad un gran número de casinos alentados por las propias autoridades, Puebla capital y san Andrés Cholula, comenzaron a llenarse de ese tipo de lugares.

 

 Puebla capital y las dos Cholulas (San Andrés y san Pedro) se comenzaron a llenar de antros y de affters tolerados por las propias autoridades, mismos que abren sus puertas a la una de la mañana y cierran a las 11 o 12 del día de manera libre y sin que nadie diga nada.

 

 El Palacio de Hierro de la plaza comercial Angelópolis comenzó a romper record de ventas por encima de la tienda comercial que se ubica en Santa Fe y otras ciudades del país.

 

 Los desarrollos inmobiliarios comenzaron a poblar la rica zona de san Andrés Cholula, las agencias más exclusivas de autos como Ferrari, Jaguar, Porshe llegaron a Puebla con increíbles ventas, superando también a la ciudad de México y sin que nadie dijera nada.

 

 A inicios del 2010 elementos de la marina armada de México estuvieron a punto de detener en Puebla a Arturo Beltrán Leyva, quien logró escapar al poder abordar un helicóptero que lo trasladó a la ciudad de Cuernavaca, en donde seria ultimado meses más tarde.

 

 El 13 de septiembre de ese mismo año, elementos de la marina armada de México detienen en el exclusivo fraccionamiento La Puerta de Hierro a Sergio Villareal Barragán alias “El grande”, el principal operador de Héctor Beltrán Leyva, quien a la muerte de su hermano Arturo, heredó el manejo de la organización.

 

 En 2011 elementos del ejército mexicano estuvieron a punto de detener en una propiedad ubicada en la colonia Las Animas al narcotraficante más buscado de México, Joaquín Guzmán Loera “El chapo”, el cual logró escapar.

 

 El 13 de febrero del 2014 en el exclusivo fraccionamiento La Vista, elementos de la marina detienen a Arturo Díaz Díaz, alias “El Pelacas” presunto secuestrador del panista Diego Fernández de Ceballos y operador del Chapo.

 

 La información proporcionada por “El Pelacas” luego de su detención, sirvieron para lograr meses más tarde la detención del Chapo, quien fue trasladado el penal de máxima seguridad del Altiplano, del cual logró fugarse en el 2015, aunque fue detenido en este año.

 

 A principios del 2014 los robos de combustible se comenzaron a incrementar en la entidad, sobre todo en la zona conocida como el “triángulo rojo”, la zona de Tepeaca, Acatzingo, Tecamachalco, Acajete, Hixcolotla y Palmar de Bravo.

 

 También en la zona de Huejotzingo y san Martín se presenta el robo de ductos e incluso policías ministeriales y de la Policía Federal son asesinados en la zona.

 

 En el 2015 Puebla nuevamente aparece en el mapa del narco, luego de la fuga del Chapo del penal del Altiplano, se da a conocer que el reconocido narcotraficante había sido apoyado por un empresario de nombre Manuel Trillo “La Trilladora”, mismo que también se había asentado en Puebla.

 

 Durante todo el 2014 y 2015 el número de ejecuciones en territorio poblano se incrementa.

 

 Pero las luces rojas se encendieron, luego de que la semana pasada un grupo de sicarios ingresó a un palenque clandestino el cual se ubicaba a solo unas calles de la presidencia municipal de dicho lugar.

 

 A este sitio ingreso un comando el cual buscaba a un sujeto apodado “El Apache” al cual no encontraron, por lo que arremetieron en contra de los asistentes matando a dos personas y levantando a 15 más, los cuales posteriormente fueron encontrados mientras se disolvían en ácido.

 

 La plaza de Puebla está caliente, el historial de actos presentados desde el 2002 a la fecha así lo demuestra, ya son casi 15 años de eventos importantes, que deben ser objeto de mayor atención por parte de la autoridades.

 

Aniversario luctuoso del Pichón. Mi querido amigo, Eduardo García Suárez, cumple tres años de muerto este martes.

 

 Sus hijos y su esposa organizan una misa este martes a las 13 horas en la Universidad Iberoamericana, en recuerdo a su memoria. Un fuerte abrazo.

 

 

 

Pese a escándalos como el de Casa de Cambio Puebla involucrada en el tema del lavado de dinero.”

 

 

 

Los Arranques de Alejandro Armenta y sus Porros Karatekas

 

El quintacolumnista, Mario Alberto Mejia, nos señala: “Este fin de semana los porros tuiteros de Alejandro Armenta Mier no dejaron de enviar todo tipo de descalificaciones y agresiones verbales en contra de quien esto escribe.

 

Con una redacción similar, a veces idéntica, los troles se fueron con todo desde el viernes pasado.

 

Lo que los evidenció, además de la pésima ortografía y la semejanza en los mensajes, fue que en su “timeline” había elogios desmedidos hacia su patrón: el diputado Armenta.

 

Otro dato: no ocultaron uno de sus orígenes: el distrito con cabecera en Tepeaca, donde nuestro personaje ganó en 2015.

 

El motivo de estos ataques fue la denuncia que Armenta interpuso en la Fiscalía poblana en contra de Arturo Rueda –director de Cambio– y el quintacolumnista.

 

Y aquí viene una auténtica perla: en lugar de que los porros tuiteros me acusaran de ser un extorsionador –tema por el que nuestro personaje nos denunció–, no dejaron de responsabilizarme de difamación y de calumnias.

 

En varios momentos les aclaré que tiene cinco años que en Puebla prescribieron estos temas.

 

Y es que el Daño Moral pasó a ocupar su lugar.

 

Los porros, faltaba más, no entendieron nada y siguieron asegurando que era un difamador y un calumniador.

 

Era el guión que una mano cercana a Armenta –si no es que él mismo– les había ordenado.

 

Fueron unos doscientos tuits los que recibí en ese lapso.

 

Sobra decir que el diputado también alimentó el error, una vez que en su improvisada conferencia de prensa realizada en la Fiscalía dijo que habría que frenar las difamaciones y las calumnias.

 

Me dicen que Alejandro Armenta es abogado.

 

No parece.

 

Si lo fuera podría entender que una cosa es “tentativa de extorsión” y otra cosa “difamaciones y calumnias”.

 

Dicen los reporteros que vieron las pruebas que presentó en la Fiscalía que había ejemplares de un periódico que emprendió una campaña negra en 2007 en contra mía y de Rueda.

 

Dicha campaña negra la ordenó Mario Marín en su calidad de gobernador de Puebla.

 

Doce días seguidos nos dedicaron la primera plana y las 3 primeras páginas en interiores.

 

(Hubo también un libro en mi contra).

 

Esas pruebas fueron motivo de querellas judiciales por daño moral.

 

(Tanto Rueda como yo acudimos a los tribunales a denunciar).

 

Hay antecedentes en los juzgados.

 

Si Armenta quiere juzgarnos por esa campaña negra se está equivocando.

 

Sobre todo porque incluyó dichas “pruebas” en una denuncia por extorsión.

 

Como lo señalé en mi columna del viernes, el diputado se imagina que hubo extorsión por el solo hecho de haber publicado unos correos electrónicos atribuidos a él.

 

Yo por lo pronto, en su momento, lo demandaré por daño moral.

 

Sólo estoy a la espera de tener la denuncia –infundada e irrisoria– en las manos.

 

 

 

De sobra conoce todo mundo a Armenta.

 

Es el mismo que durante la campaña de Javier López Zavala, en 2010, le renunció cuatro veces a la dirigencia estatal del PRI.

 

(Lo hizo entre gritos y ojos llorosos).

 

Es el mismo que casi se le va encima a Javier Sánchez Galicia en los tiempos en que éste era director de Comunicación Social del gobierno de Mario Marín.

 

(Lo hizo entre chillidos histéricos y lamentos borincanos).

 

Es el mismo que arremetió contra Víctor Manuel Giorgana por el hecho de haber sido nombrado coordinador de la bancada poblana en San Lázaro, cargo al que se sentía merecedor.

 

(Lo hizo entre ojos llorosos y gritos de “¡le voy a romper la madre a Giorgana!”).

 

Es el mismo que exigió la salida de Giorgana de la Coordinación porque además había sido nombrado presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores.

 

(Lo hizo entre escenas neuróticas y psicóticas).

 

Es el mismo que exigió que Juan Carlos Lastiri y Jorge Estefan Chidiac vinieran a Puebla a “jugarse el pellejo” como él lo estaba haciendo.

 

(Lo hizo entre ojos llorosos y ataques histéricos).

 

Es el mismo que renunció hace unos días a la Coordinación General de la campaña de Blanca Alcalá.

 

(Lo hizo entre chillidos y gritos y ataques neuróticos).

 

Ufff.

 

Una cosa no entiendo: Armenta es cinta negra de una disciplina oriental: Karate Do.

 

¿No se supone que tendría que ser dueño de sus acciones y reacciones?

 

¿No dicen que los cintas negras –de karate, kung fu y disciplinas por descubrir– son dueños absolutos de su temperamento?

 

No le caería nada mal ordenar su mente y sus pasiones porque esta campaña puede sacar lo peor de él: una “Yokogueri Kekomi”, mejor conocida como patada en los testículos.

 

Y ya sabemos que sus manos, su cabeza y sus pies –como los de todo karateca– están consideradas “armas mortales”.

 

Ufff.

 

Ufff.

 

Ufff.

 

 

 

Estefan y la Burbuja

 

 Este lunes, Jorge Estefan Chidiac presidirá las comisiones unidas de Hacienda y Presupuesto durante la comparecencia del subsecretario Fernando Aportela Rodríguez.

 

El tema no podía ser otro: los recortes presupuestales anunciados por Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Hacienda, donde el funcionario es subsecretario.

 

Al día siguiente, Alfredo del Mazo Maza, actual presidente de la Comisión de Infraestructura, pasará a encabezar la Comisión de Presupuesto, a la que originalmente llegaría Estefan Chidiac.

 

 

 

Como el hipócrita lector recordará, Jorge Estefan prefirió venir a dirigir el Comité Directivo Estatal del PRI en este periodo de virtual campaña en lugar de entrar a sustituir a Baltazar Hinojosa en esa comisión.

 

Nuestro personaje continuará siendo diputado federal y vicecoordinador de la bancada priista  en San Lázaro en temas financieros y económicos.

 

Por su parte, Ricardo Urzúa, que estuvo a punto de convertirse en el sucesor de Ana Isabel Allende en el CDE del PRI, será nombrado coordinador de asesores de la bancada del PRI en el Senado de la República.

 

La propuesta fue hecha por el mismo personaje que lo nominó para el PRI poblano: Emilio Gamboa Patrón, presidente de la Junta de Coordinación Política.

 

Por cierto: es más que un hecho que Alejandro Armenta Mier sea el coordinador general de la campaña de Blanca Alcalá Ruiz, cargo al que había renunciado la semana pasada.

 

Nota Bene: Santi Bárcena está por llegar a una posición anunciada: la Delegación de Relaciones Exteriores en Puebla.

 

Es cosa de días.

 

Ahora sí”