Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1333627

El Cachetes es sentenciado a solo tres años de prisión

0
0
0
s2smodern

 

Othón Muñoz Bravo “El Cachetes”, empresario poblano a quien las autoridades señalaron como presunto líder huachicolero, fue sentenciado a 3 años con 10 meses de prisión, pero no por delitos relacionados con el robo de hidrocarburos, los cuales nunca le imputaron.

 

Un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Puebla le impuso la condena y una multa de 6 mil 416 pesos por portación y posesión de arma de fuego, y posesión de cartuchos y cargadores, todos de uso exclusivo del Ejército.

 

El empresario gasolinero no regresará a la cárcel a compurgar el resto de su castigo, debido a que la Fiscalía General de la República (FGR) no sólo le solicitó al juez imponerle una baja penalidad, sino también concederle los beneficios legales para evitar la prisión.

 

La FGR hizo estas concesiones tras aceptar y negociar con “El Cachetes” un procedimiento abreviado en los últimos meses del sexenio pasado, a cambio de que se declarara culpable de los delitos imputados.

 

Dicha terminación anticipada del proceso está prevista en el Código Nacional de Procedimientos Penales.

 

“Conforme a la reducción de sanciones solicitada por el Ministerio Público de la Federación, se imponen a Othón Muñoz Bravo las penas de 3 años 10 meses de prisión y multa de 85 Unidades de Medida y Actualización, equivalente esta última a 6 mil 416.65 pesos”, señala la sentencia dictada el pasado 8 de agosto.

 

“Conforme a lo solicitado por la fiscalía, se conceden a elección del sentenciado Othón Muñoz Bravo, indistintamente, los sustitutivos y beneficios establecidos en los artículos 70, fracción I (la sustitución de la pena de prisión) y 90 del Código Penal Federal (condena condicional)”.

 

Información del Poder Judicial de la Federación indica que “El Cachetes” se acogió al beneficio de la condena condicional, prevista para delitos que no tienen contemplada la prisión preventiva oficiosa, con penas menores a 5 años y sentenciados con buena conducta.

 

Las armas que poseía ilegalmente fueron aseguradas por la Secretaría de Marina y la Fiscalía de Puebla el 20 de agosto de 2017, al momento de ser detenido en su residencia de Lomas de Angelópolis, en la capital del estado.

 

Se trata de dos rifles AR15, un rifle de asalto AK-47 conocido como “cuerno de chivo”, dos armas calibre 9 milímetros, 6 vehículos blindados, metanfetaminas, cocaína, mariguana y cristal.

 

“Gracias a la coordinación entre la Secretaría de Marina y Fiscalía General del Estado, se logró la detención de un importante líder dedicado al robo de combustible”, celebró en aquella ocasión el entonces Gobernador panista José Antonio Gali.

 

En este proceso federal, no fue sentenciado por delitos contra la salud.

 

El día de su captura, las autoridades señalaron a “El Cachetes” por presuntos vínculos con Antonio Martínez Fuentes “El Toñín”, líder de una banda dedicada al robo de combustible en el Triángulo Rojo, ubicado en los municipios por donde cruza el poliducto Minatitlán-México.

 

Una semana más tarde, el 28 de agosto, dos gasolineras de su propiedad fueron clausuradas por el Ayuntamiento de Puebla.

 

A pesar de las múltiples menciones, hasta donde se tiene conocimiento, “El Cachetes” nunca ha sido imputado penalmente de robo de hidrocarburos.

 

De hecho, tras solicitar el cambio de medida cautelar, el 30 de octubre de 2017 obtuvo la libertad provisional, con la obligación de acudir a firmar cada 15 días al juzgado y cubrir una garantía de 1 millón de pesos.

 

A “El Cachetes” se le vinculó con panistas poblanos como el propio ex Gobernador Rafael Moreno Valle.

 

 

En enero del 2018, tras la revelación de una fotografía en la que Muñoz aparecía en un convivio con Javier Lozano y el magistrado federal Carlos Loranca Muñoz, este último fue suspendido por el Consejo de la Judicatura Federal.

 

 

Vía: Reforma

Please publish modules in offcanvas position.