Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1171840

Reaparece El Cachetes en campaña del PRI con Marín

0
0
0
s2smodern

Por Alejandro Mondragón/Status

Abandonado a su suerte por el morenovallismo, apestado en círculos sociales, el impresentable Othón Muñoz Bravo (a), “El Cachetes” se refugió en los brazos de Mario Marín y sus candidatos en el PRI.

Quien financiara las campañas del PAN desde que Rafael Moreno Valle asumió el cargo de gobernador en 2011, ahora aparece en reuniones de apoyo a los candidatos priistas a diputados federales, bajo el padrinazgo de Mario Marín.

¿Será “El Cachetes” la avanzada del morenovallismo hacia el PRI de José Antonio Meade controlado por el marinismo o de plano ya también traiciona a su amigo Moreno Valle?

Hace unos días, Tony Muñoz apareció en una reunión privada convocada por Mario Marín para respaldar las aspiraciones de los candidatos priistas a diputados federales Ramón Fernández, por el distrito 11 en Puebla, y Ricardo Urzúa, por el de Huachinango.

 

En una foto difundida del encuentro privado se observa también Jorge Mendoza Velarde, ex subsecretario de Administración de Finanzas con Marín y ex candidato a la alcaldía de Poza Rica, Veracruz.

En agosto del 2017, Tony Muñoz fue detenido en la zona de Angelópolis, en el fraccionamiento El Secreto y fue acusado de ser el capo huachicolero de la zona limítrofe de Puebla y Veracruz.

Un tuit del gobernador Antonio Gali, daba a conocer la captura “de un importante líder dedicado al robo de combustible”. A las 11, otro mensaje en la misma red social, pero ahora proveniente de la cuenta del fiscal Víctor Carrancá, felicitaba “a @SEMAR_mx por su trabajo en favor de la seguridad de los poblanos y combate al crimen organizado”.

Después de su detención, se difundieron diversas fotos de “El Cachetes” con personajes como el senador Javier Lozano Alarcón, el magistrado Carlos Loranca, el legislador local Sergio Moreno Valle, la hoy candidata a diputada panista, Blanca Jiménez, entre otros.

 

Estuvo en la cárcel dos meses y su nombre reapareció semanas después en una manta atribuida al Cártel Jalisco Nueva Generación, en la que le advertían que sería ejecutado como jefe de plaza huachicol.

Please publish modules in offcanvas position.