0
0
0
s2smodern

 

Una proyección de Ciudad Modelo. Foto: Especial

NOPALUCAN, Pue. (apro).- Pobladores de la región donde opera la automotriz Audi acordaron iniciar un movimiento de resistencia para echar abajo los convenios firmados por sus autoridades municipales con el gobierno estatal en los cuales ceden territorio, atribuciones y el control de servicios públicos al órgano operador de la llamada Ciudad Modelo Audi.

En asambleas públicas que han llevado a cabo en Nopalucan y en la junta auxiliar Ixtiyucan, los habitantes acordaron una lucha de resistencia para impedir que sus comunidades sean afectadas por la Ciudad Modelo que impulsó el gobierno de Rafael Moreno Valle para los trabajadores de la automotriz alemana que ya opera en el municipio de San José Chiapa.

El pasado 27 de enero, a unos días de que concluyera el sexenio de Moreno Valle, el Congreso de Puebla aprobó la creación del Organismo Público Descentralizado (OPD) Ciudad Modelo que asumirá el control de los servicios municipales en un área comprendida entre San José Chiapa y Nopalucan, además de funciones de Soltepec, Rafael Lara Grajales y Mazapiltepec.

En el caso de Nopalucan, desde agosto de 2015, el alcalde Rogelio Roque Torres firmó un convenio con el gobierno estatal para ceder una extensión de más de 550 hectáreas de esa demarcación.

Según este acuerdo, por un lapso de 30 años, el OPD Ciudad Modelo operará los servicios de agua, drenaje, alcantarillado, tratamiento de aguas, alumbrado, limpia y recolección de basura, calles, mercados, jardines y equipamiento en la franja de territorio que cederán los municipios y que conformará la nueva urbe.

Además, el municipio cede facultades para otorgar permisos y licencias de construcción, colocación de anuncios y funcionamiento de comercios y servicios, así como la recaudación de contribuciones y la imposición y condonación de multas.

Por ese mismo periodo, el ayuntamiento se obliga a transferir al gobierno estatal los recursos que le sean asignados para la prestación de esos servicios, a fin de asegurar que el OPD Ciudad Modelo cuente con presupuesto para operar.

De acuerdo con la información que ha proporcionado el gobierno estatal, esas condiciones serán las mismas para Nopalucan y San José Chiapa, mientras que los municipios de Soltepec, Lara Grajales y Mazapiltepec, tendrán que ceder al OPD la facultad de determinar la viabilidad de permisos y licencias en materia de desarrollo urbano sustentable y ordenamiento territorial.

En febrero pasado, Jorge David Rosas Armijo, exdirector del DIF estatal y operador de Martha Erika Alonso, esposa de Moreno Valle, –señalada como posible candidata del PAN a la gubernatura en 2018–, fue nombrado el director del OPD de la Ciudad Modelo.

Aunque hasta ahora la Ciudad Modelo Audi es sólo un conglomerado de edificios de departamentos vacíos, los pobladores temen el impacto que tendrá a largo plazo en su forma de vida, economía y seguridad.

Lo que más les preocupa es que, en los acuerdos firmados con los municipios, el gobierno del estado dejó en claro que la prestación de los servicios la podrá hacer de manera directa o a través de terceros, lo que, asumen, abre paso a la privatización de los mismos, tal como ya opera en Puebla capital, donde el servicio del agua fue concesionado desde 2014.

Ante esta posibilidad, en febrero de este año, habitantes de Soltepec y Mazapiltepec obligaron a sus alcaldes a presentar controversias constitucionales contra el decreto que crea el OPD Ciudad Modelo, por violentar la autonomía de sus municipios.

Amenaza

Según el gobierno estatal, la Ciudad Modelo Audi se convertiría en 15 años en el segundo asentamiento más poblado de la entidad, con un total de 200 mil habitantes.

“El corredor industrial que ha iniciado con la armadora de carros Audi va a requerir de mucha tierra y agua”, advirtieron los pobladores en un pronunciamiento. Y añadieron: “el incremento del valor de la tierra va a aumentar la presión sobre quien no queremos dejar de ser campesinos, quienes no queremos dejar de sembrar la tierra”.

Tienen un antecedente cercano: la llamada zona Angelópolis en Puebla, expropiada a ejidatarios y que ahora es una de las zonas más exclusivas del estado, con fraccionamientos, centros comerciales, escuelas privadas y restaurantes a donde sus antiguos propietarios no tienen acceso.

Los pobladores refieren que la única razón por la cual Audi se instaló en esa zona es por las reservas de agua que tiene la cuenca que va de Libres Oriental hasta Nopalucan.

Durante el Primer Foro informativo “Ciudad Audi: Negocio de Extranjeros y Políticos Corruptos”, llevado a cabo en Ixtiyucan, junta auxiliar de Nopalucan, los participantes advirtieron que el principal problema que se avizora para la región es la sobreexplotación del agua, no sólo por la armadora, sino por las proveedoras que se instalarán, así como la creación de una nueva ciudad.

Renato Romero, integrante del Movimiento en Defensa del Agua, del Territorio y de la Autonomía de los Municipios, señala que el convenio que firmó Nopalucan en agosto de 2015 establece en la cláusula 8 la posibilidad de que cualquiera de las partes dé por terminado el acuerdo en cualquier momento.

Los vecinos de Nopalucan acordaron que el movimiento buscará obligar a los diputados y alcaldes dar marcha atrás a los acuerdos y reformas legislativas que abren paso a Ciudad Audi, ya que nunca fueron consultados ni tomados en cuenta para este proyecto.

Para el 24 de septiembre harán un foro informativo en San José Chiapa, justo donde está ubicada la planta automotriz. Para el 12 de octubre tienen contemplado hacer una marcha hacia Puebla, mientras que en noviembre pretenden hacer un foro regional justo enfrente de Ciudad Modelo.

La planta automotriz Audi empezó a operar en septiembre de 2016 en el municipio de San José Chiapa, pero hasta ahora los habitantes de la región no han visto ninguno de los beneficios que tanto les han prometido las autoridades.

“¿Levante la mano quién trabaje en Audi de aquí o quién tiene hijos que estén trabajando ahí?”, dice un hombre al micrófono en una asamblea popular realizada en Nopalucan. Al unísono los asistentes responden: “Nadie, nadie”.

Uno de los lugareños presentes grita: “¡Puros extranjeros trajeron!”. Otro afirma que toda la gente que trabaja en la planta es de la ciudad de Puebla, por lo que no ha habido ningún beneficio real para la región.

“¿De qué podemos trabajar nosotros? ¿De intendencia o de veladores?, es de lo único que nos pueden ocupar”, agrega.