Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1229736

#PueblaCapital El día en que los gatos de la Sra. Presidenta intentaron sobornarme

0
0
0
s2smodern

 

Escribe: Tonny Soprano

 

“Si no hay tlacoyo no hay arreglo”, así dicen los mafiosos de la pluma en  Puebla.

Lo anterior por lo siguiente.

Mi cuenta en FB recibió un mensaje de mi amigo el  “Tehuacanero”

“Un gato de la Sra. Presidenta quiere hablar contigo, ¿cuánto $$ por bajar tu columna?”

Ofendido ignoré el mensaje.

Al mismo tiempo un mensaje de WhatsApp me llegaba.

“Hola Tonny, soy el gato de la Sra. Presidenta, quiero hablar de tu columna de hoy”

A los dos les pedí me buscaran después, pues en esos momentos estaba acomodándole las ideas a una psicóloga que conocí hace unos ayeres y estaba media loca.

Cumplí como lo hacemos los machos alfa: Con honores, corté orejas  y rabo.

Rápidamente me vestí y le dije a mi psicóloga que tenía que ver a los gatos de la Sra. Presidenta.

-¿A qué vas? –me preguntó con uno de mis  Davidoff en la boca.

-Quiero escucharlos, son sus “operadores” de medios.

-¿Operadores?

-¿Qué te pueden ofrecer a ti ese par de gatos?

Le quité mi Davidoff de la boca, le di una nalgada, tomé mi glock y me fui en mi Audi.

Busqué primero al recomendado del “Tehuacanero”

Nos citamos en el café Colibrí de la 43 poniente.

Un jugo de zanahoria y un refresco de manzana fueron testigos fieles de la charla.

El gato no era distinto a los: Marcelo, a los Javier Luna, a los Aco y a toda esa especie que seduce periodistas en Puebla.

Sonrisa falsa, pelo engomado y un tufo a Buchanas mezclado con Marlboro y a loción barata comprada en Sanborns.

-Mi tonny.

-Mi Gato.

El abrazo de caguamo fue monumental y el preámbulo para la charla.

-Me alegra que estés aquí mi Tonny. Soy el operador de medios y amigo “peeersonal” de la Sra. Presidenta

-(Pinche joto, ya va a empezar a blofear) pensé

Palabras más palabras menos, el gato me pidió bajará mi columna.

-¿A cuenta de qué? –le dije-

-La Señora Presidenta quedará muy agradecida contigo y mañana mismo tendrás en tu cuenta una importante suma.

Al mismo tiempo mi amigo “El vampirin” me mandaba por mensaje la ficha de este personaje.

“Es un hablador, con los que ha hecho tratos quieren oír de todo menos de esa escoria, es de un grupo de tinterillos que se mueve en varios estados vendiendo espejitos”

Sonreí y volví a mi charla con él, le daría el avión y terminando iría a buscar una putita a un antro de mala muerte.

-Estoy nervioso -le dije-

-¿Quieres un churrito? –comentó-

-Por supuesto –respondí-

Con los efectos del humo en sus pulmones el tipo empezó a hablar de más

-Te contaré la película completa mi Tonny.

-Ojala valga la pena la historia – le espeté-

-Ufff me cae de madres que te va encantar, la historia es larga y fue en una playa: El Robert y “ya sabes quién” se fueron de luna de miel.

El tipo contó intimidades que ya les platicaré pues son otra historia.

Le pedí otro porrito y le ordené al valet mi Audi.

El gato se quedó  aspirando el humo que flotaba en su cara, su sonrisa era idiota, no sé si por el negocio, por la mariguana o porque así es.

 

EL OTRO GATO

Los mensajes del otro gato eran incansables.

-PTM. Este pinche gato es un verdadero dolor escrotal –dije entre dientes-

Le marqué.

-Hola Tonny, urge verte.

La cita fue en una fondita de Palmas plaza.

El personaje en cuestión era un verdadero pillo, había pasado por la peor escuela de periodismo que hay en Puebla: El Tlacoyo News.

Una escuela que no es mala por sus contenidos si no por su reputación.

Desde que lo vi supe que solo iría a perder el tiempo, que el gato era un hablador y que pretendía contarle mentiras a Pinocho,  pero ya estaba ahí.

El tipo era Obeso, padecía hipermetropía y era un verdadero novato en las negociaciones,  creía tenerlo todo: sesos y huevos. Pero en realidad tenía solo un cacahuate en la cabeza y unos huevos de perro cobarde (de esos que se esconden al 1er grito)

Con la misma táctica que El Castaño y Marcelo tienen, intentó intimidarme y llevar la voz cantante en la negociación.

-¿Vienes de parte de Mario Coñac? -le pregunté-

- Coñac es un inútil, no ha podido buscarte para arreglar esto, sus días están contados. Necesitó que me digas tu fuente.

-jaja Te la diré cuando vayas por los refrescos con mi amigo el negro –le contesté burlonamente-

-Si me la dices yo te cuento el desmadre que está sucediendo en el equipo de “La Jefa” y te aseguro un chayo de miles de pesos; además tendrás vara alta con las prostitutas, el negocio del alcohol, la coca y la extorsión, pues uno de mis “brothers” llegará al cargo.

-Dame una prueba –le sugerí-

-Va: Se habla de un pleito a gritos y manotazos,  y hasta hubo amenazas de muerte, fue una reunión tensa que se salió de control y valió madres.

-¿qué más sabes?

-Cerremos el trato Tonny, no quiero hackear tu página ni tus redes sociales.

Juro que en ese momento las piernas se me doblaron, los huevos se me encogieron y los nervios se apoderaron de mí;  y es que esa amenaza en el periodismo es el equivalente al “plata o plomo” que usamos los sicarios

Sin remedio alguno acepté la propuesta.

-Ahora sí cuéntame la historia completa.

-Pues no estuve ahí,  pero la novela me la conto la mismísima “Jefa”, te digo que es mi amiga íntima. Al pleito que se traen el Javi´s, El Robert y Covijones se han sumado: El regidor Luis “Acosa”, y La “Bejarana” Márquez.

El pleito es por el control de las comisiones y las concesiones que se deberán renovar muy pronto.

-Maldito dinero. Murmuré

-Le di una palmada y me pare de la mesa.

-Pero Tonny ¿entonces?

Deposítame mi dinero y mantenme al tanto de cómo se destrozan estos cabrones.

Una mujer se acercó y se fue con el gato tlacoyero.

-Ah chinga, yo pensé que por tus maneras nunca habías tenido mujer.

-Pues ya ves, hay que aparentar – me dijo sonriente-

Al otro día decenas de mensajes inundaron mi chat.

-Que te vendiste

-Que la presidenta te compró

-Que ya trabajas para El Robert

-Pinche Tlacoyero

-Mafioso vendido

 

Y es que los dos gatos se habían dado la tarea de confirmarle a la presidenta que yo trabajaba a partir de hoy para ellos, la suma que cobraron fue millonaria y a mí ni un maldito centavo por la mitad me había tocado.

Desde aquí le comunico Señora Presidenta que no se deje engañar, que contrate un verdadero operador de medios, con la lengua corta y el colmillo largo,  que conozca los códigos y que le valga madres la ética.

 

PD: Sería incorrecto mandarme a sus trolls

 

 

 

TE puede interesar.

 

LOS MALOS AMIGOS DE LA SEÑORA PRESIDENTA –@RIVERAVIVANCO_-

 

 

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny

Periodismo ficción

Please publish modules in offcanvas position.