Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1027403

Moreno Valle “El declive de un Don”

0
0
0
s2smodern

 

 El Cachetes y Moreno Valle “La guerra contra el estado”

 

Escribe: Tonny Soprano

 

Al "Scarface" Capone le llegó su juicio final no después de muerto sino en vida y en una corte federal de Chicago, que hoy hará tres cuartos de siglo lo condenó a una pena de cárcel de once años que terminó apartándolo de la circulación. La sentencia marcaría la pérdida del poder y el declive físico y mental de un gánster que había caracterizado a toda una época. 

Para RMV fundador y jefe del Morenovallismo las cosas no pintan diferente, personajes muy poderosos le exigen sumisión y a cambio le darán su libertad y unas migajas del pastel electoral en el 2018, negarse significará pasar de la persecución mediática a la legal y ahí nadie lo salvará.

Hoy  su prestigio de estadista y político visionario está a punto de caer para convertirse en el villano favorito, aquel que basó su ascenso en el espionaje y la extorsión, solo de esa manera pudo controlar a sus enemigos.

“Lo que realmente hizo RMV en Puebla fue administrar una poderosa empresa criminal como nunca se ha visto", declaró “El cojo” Barbosa acompañado de Manzanilla “El cuñado incómodo” a unos periodiquillos nacionales que nunca ha podido controlar Marchelo.

Cuando Moreno Valle me llamó se escuchaba desencajado, furioso.

Yo veía una serie de Eliott Ness y sus "Intocables”, fumaba un Cohiba y me revolcaba con una aspirante al congreso de la unión.

 

RMV: Tonny, hoy más que nunca necesitó de ti, ya está todo listo en unos minutos llegaran por ti, te llevan perico y plata.

Sin decir más colgué, sonreí y a medio cullininguis me vestí, tomé mi glock y aspiré una línea que me había regalado un ex novio de Sherlyn.

 

 La suerte del ex Don comenzó a cambiar cuando creyó que se merecía los Pinos, empezó a romper acuerdos y hubo momentos en que se sintió Dios en el poder.

La mierda de su administración empezó a fluir, las evidencias acopiadas por el gobierno federal  durante tres años de investigación permitieron acusarlo de desviar dinero a un fideicomiso de dudosas operaciones, los sobrecostos de las obras empezaron a fluir, sus nexos con el robo de hidrocarburos fueron noticia nacional y otras numerosas violaciones de la ley que prohibían espiar y extorsionar.

 

Al llegar a la Residencia de RMV en México estaban reunidos todos sus empleados: Marchelo, Lozasno, Migue Guapo, el Primo incómodo entre otros.

Sin siquiera mirarlos crucé la oficina y le agarré las nalgas a una regidora del ayuntamiento de Luigi Banck, la mujer sonrió coquetamente.

Entré a la oficina del Don y acordamos mandar a Lozasno a la guerra.

Sería nuestro perro y saldría a recibir los chingadazos de la prensa y de los políticos que querían sangre.

Le dije a RMV de la necesidad de pactar, que enfrentar al estado significa una condena en donde solo hay dos caminos: La cárcel o la muerte.

El ex don  lo entendió.

RMV: Encárgate de eso, dame unos días para decidir quiénes serán los sacrificados.

Antes de salir le dije, sí quieres mi consejo: No esperes felicidad. Te abandonarán, tus amigos te traicionaran y nadie recordará tu nombre. Morirás en tus propios brazos".

Salí de la oficina y la regidora me hizo un guiño, le di un beso y le di mi tarjeta.

 

El ex don se sentía acorralado, poseía  miles de archivos con información de todos los mafiosos del país pero de nada servían.

Y es que nadie intercedía por él.

Abordé mi helicóptero de regreso y ya me esperaba la regidora.

La miré y la miré, y supe con tanta certeza como que me he de morir que esa mujer era un volcán.

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny

 

 

Periodismo ficción

 

 

Please publish modules in offcanvas position.