0
0
0
s2smodern

 

 

Escribe: Tonny Soprano

 

"la moral es un árbol que da moras" Gonzalo N Santos

 

La política poblana, luchona y llena de bendiciones no dejaba que me pusiera de pie y seguía hurgando en la parte baja de mi ombligo.

-Tengo que irme muñeca, “El Primazo” me invitó a su informe legislativo –le decía agitadamente-

-¿A qué vas a ese lugar, seguro apesta a vacas? –me preguntó mientras se sacudía la nariz

-La política es así. Si no me ve se sentirá ofendido.

-¿Ofenderse? Tú no eres político, ellos necesitan de ti, como yo ahora.

Como pude me la quité de encima, no sin antes hacerle el amor nuevamente.

--Báñate y nos vemos por la noche. –le dije-

Me puse una camisa de lino y unos pantalones de mezclilla, tomé mi helicóptero y me dirigí hacia San Andrés Cholula.

Al llegar sentí una mano suave en mi cuello.

Era fruta azul, la cuñada de “lalito”.

-Tonny, mi amor. –me dijo melosamente-

El beso fue de antología.

Caminé y me encontré con unos amigos metidos a la política y que tienen jugosos negocios con “El Primazo”; sus planes para el futuro son luminosos, sobre todo si logran hacerse realidad los planes de conquistar la región, al estilo de Pinky y Cerebro.

Busqué mi lugar y preferí no tomarlo, mi asiento estaba entre Jesús Giles y el Dip. Aguilar Chedraui.

Y es que como diría Boggie “El aceitoso”: Puedo admitir que existan, pero que no me hablen ni me miren.

Le pregunté a una edecán que andaba por ahí y que trabajaba de noche en “El Alex”, si no tenía otro lugarcito y le di un billetito de 100 dólares.

La mujer me llevó a otro lugar y me hizo lo que mejor sabe hacer.

El informe estaba empezando.

Las porras de los acarreados de Domingo Arenas eran lo mejor.

-“Se ve, se siente, Sergio Presidente”

-“Sergio, Bombón, te quiero en mi colchón” gritaba un tal Paisano.

Huepa y su empleado “El Cacaro” Ibáñez no se querían quedar atrás y entonaban: “Con Sergio en el congreso seguro hay Progreso”

La creatividad de las porras y la boca de la edecán me tenían en shock.

“El Primazo” no paraba de hablar: “43 Puntos de Acuerdo, 20 iniciativas de Decreto y la iniciativa de creación de la Ley Inmobiliaria…”

Antes de que finalizará el choro mareador me hice notar ante los ojos del anfitrión.

Un gesto a lo lejos fue la muestra de su gratitud.

Al finalizar el evento, “El Primazo” me buscó.

-Mi Tonny.

-Mi Serch.

Y el inevitable abrazo de caguamo nos fundió.

De manera discreta me susurró.

-Necesito un trabajito, eliminar a algunos amigos.

-¿Amigos tuyos?

-Claro. Esto es como en la mafia. Todos somos amigos de todos, así me lo enseñó mi primo.

-¿Quiénes son? le pregunté-

-En estos momentos me tomaré la foto del recuerdo con ellos.

Lo que vi fue algo sensacional.

 

 

Feliz me despedí del “Primazo”

-Quédate a los mixiotes, están del uno- me dijo-

-Mejor mándame un itacate para 3 con esa edecán hoy por la noche.

-Por supuesto mi Tonny.

 

Abordé mi helicóptero, ahí me esperaba fruta azul vestida como Eva y esperando que mordiera la manzana del pecado.

 

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny

 

Periodismo ficción

0
0
0
s2smodern

 

 Escribe: Tonny Soprano

 

En el 2011 fue cuando pise por primera vez La Casa del Cerro.

Ahí el entonces Don me presentó a un personaje de  mirada maquiavélica, bajo de estatura, rostro cacarizo, antisocial, frívolo y hostil.

Adivinaron; se trataba del “Castaño”

Un apretón de manos fue suficiente para medirnos.

-Cho gusto, Tonny. –dijo-

-El cho gusto es mío –respondí-

Como suele pasar cuando conocemos a alguien intercambiamos nuestros números.

A partir de ese día comencé a recibir en mi celular una serie de mensajes de texto inusuales: que la pasta estaba incompleta, que pronto dormiría con los peces y hasta algunos pack de las políticas poblanas más sexosas. Siempre, con un vínculo para dar clic.

Por supuesto que nunca caí en la tentación y es que hace algunos ayeres mi iphone se había infestado de un virus por ver pornografía tailandesa.

Pero los mensajes no cesaban. La maldita compañía de Slim y su publicidad intrusiva –pensé-

Poco a poco los mensajes se volvieron más personales.

Me llegaban invitaciones de los casinos y de los burdeles.

“Querido Tonny si le das click a esta imagen recibe un table gratis”

“Tonny te has ganado un viaje a las Bahamas, el perico es gratis”

Pero nunca caí en la trampa, ni en la tentación y es que un tipo como yo sabe controlar sus demonios.

Si hubiera dado clic a los mensajes mi iphone hubiera quedado contagiado por un sofisticado software llamado “Castañus” y ‘alguien más’ hubiera tenido acceso total a mis mensajes, llamadas, correos, contactos, calendario, y hasta a activar el micrófono y la cámara para escucharme y verme todo el tiempo.

¿Qué hubieran conocido?

-Que me drogo al menos 6 veces por semana, que me ando tirando varias políticas de la sociedad poblana, que “el gober precioso” me manda mis botellitas de coñac cada 10 días, que he follado con las sobrinas del tío poncho, que en mi acuario personal tengo durmiendo a más de tres, que he sobornado a políticos de derecha e izquierda.

Nada que no se pueda sospechar de un mafioso como yo.

Pero…

¿Quién era ese alguien que quería saber de mí?

La respuesta no fue difícil de encontrar.

Una prostituta metida a escritora y periodista me lo confió una ocasión

-“El Castaño espía a los poblanos, el Don le compró un equipo sofisticado en Israel y ha sido capacitado por miembros del CISEN, ten cuidado, te quiere chingar”

-¿Y por qué me quiere chingar? –le pregunté-

-Obvio, eres bueno para tres cosas que él jamás podrá: Las putas, la plata y el plomo.

Me ruboricé y la follé como lo mandan los machos alfa.

Hasta hace unos meses “El Castaño” seguía insistiendo en intervenir mi línea.

Decidí jugar con él y darle gusto.

Le di clic a un mensaje que decía: “Lozasno traiciona a Tony Gallo, aquí imágenes con el PG”

A partir de ese día jugué con la mente del Castaño.

Todo lo que hacía lo ventilaba en un pasquín llamado 24 Notas.

Los encabezados eran de risa.

“Tonny Soprano la tiene grande”

“Soprano y las sobrinas del tío Poncho gastan dinero a manos llenas en Cancún”

“Política Poblana engaña a su marido con mafioso”

“Novia de periodista le regala un kilo de coca a T.Soprano”

“Soprano no usa calzones”

“Barbies del PRI juegan al elefantito con Capo avecindado en Puebla”

Mi fama creció como la espuma. Y en una fiesta una bella dama de color mulato me dijo mientras acariciaba mi pecho: Don Tonny usted está tremendo.

La mujer era amante de un líder obrero.

Discretamente le agarré las nalgas y ella se dejó querer…

 

 

 Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny

 

Periodismo ficción

0
0
0
s2smodern

Escribe: Tonny Soprano

 

 

“Yo no Perdí. A mí no me cuelguen ese milagrito” Esta frase me la dijo el ex Don al filo de las cinco de la tarde, una hora antes de cerrar las casillas.

Y es que los resultados para los azules en EDOMEX eran desastrosos.

No así en otros lares.

Ricardo Canaya había ganado casi todo, a excepción de EDOMEX.

En Nayarit la victoria era para los azules.

En Coahuila se había logrado acabar con los Moreira.

En Veracruz, Yunes tenía el control electoral y había dado buenos resultados al CEN

Sólo EDOMEX tenía aroma a derrota.

Pero esa derrota ya estaba en el escenario; Era una derrota dulce.

El Copetes había pactado con todos que el triunfo debería ser para el PRI-Mazo; El ex Don había cumplido, había movido gente y dinero a los municipios más bravos: Neza, Chalco, Ecatepec…

Y Ricardo Canaya también había cumplido, pues la derrota de “La Mota” lo tenía con un dulce sabor de boca y es que se había cumplido el objetivo principal: “Frenar al PG”

El ex Don tenía ensayado  su discurso, sabía que la prensa le insistiría con la derrota de “La Mota”

 “Yo no perdí. Perdió ella” “Yo si se ganar elecciones” “yo no era el candidato”

Repetiría esas frases ante cada cuestionamiento y hasta el cansancio.

Con un zambuca en la mano recordé la elección interna de los dinosaurios,  cuando hace años  Madrazo fue borrado del mapa electoral poblano en el proceso interno que ganó Labastida, “El precioso” había dicho algo similar: “Yo no perdí. Perdió Madrazo” “Yo no perdí. Perdió el PRI”.

Y pensé: ¿Acaso el ex Don tiene ADN de Dinosaurio? Puede que sí. Pues aprendió de los mejores gánsteres: Melquis y Elba,  a quienes se les conoce en el bajo mundo como una especie de  Bonnie and Clyde mexicanos.

Retomando el tema, en pocas palabras lo que él ex Don  querrá  decir es que si en sus manos hubiese estado la elección de EDOMEX otro cantar sería. Yo lo dudo.

Pero Canaya tiene información de que el ex Don estuvo más que relajado en su residencia.

Bebió cerveza y pidió costillitas de Mazatepec.

De repente se comunicaba con Paty Des-Leal quien andaba muy movidita en Nayarit y hasta armó una fallida Fake News con el senador Zan-gano. (Inventaron que estaba detenida)

“Quizás eso baste para que los azules vean que anduve operando en Nayarit”  habría pensado el ex Don.

Sin darme cuenta ya llevaba 2 botellas de Zambuca y 2 kilos de costilla.

Aspiré un poco de polvo para relajarme y le marqué al Dip. Rincón para que me enviara unas prostitutas sudamericanas.

Una llamada del Partido dinosaurico nacional entró a mi cel.

-Mi Tonny ya chingamos, el PRI-Mazo ganó por .60%.

Segundos después otra llamada.

-Mi Tonny ya valieron “Las Finas”

Una última llamada.

-Mi Tonny las prostitutas acaban de llegar.

Apagué mi celular y grité: “Al diablo las instituciones”

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny

 

 

PERIODISMO: FICCIÓN

0
0
0
s2smodern

 

Escribe: Tonny Soprano

 

Un periodista me habló para para preguntarme si conocía al  “Durazo poblano”.

-¿Durazo poblano?

-¡Sí, Tonny, “Durazo poblano”! –me dijo-

-¿Te refieres al tipo con cara de hampón que maneja La liga  del Crimen Organizado en San Andrés Cholula?

-Ése merengues- respondió-

-Lo conocí hace años en la hermandad, siempre rodeado de sus guaruras.

-Necesito que me contactes con él para brindarle todo el apoyo y poner mi pluma a su servicio, será nombrado Embajador del Crimen en Puebla Capital.

-Okei, apunta su número y dile que hablas de mi parte, si te pide una clave solo responde: “traigo puesta la de la franja”

-Okei, Tonny. Lo busco ahora mismo.

A la par busqué a mi viejo amigo y cómplice de mil marranadas.

Nos quedamos de ver en un viejo casino de Angelópolis.

Llegué al lugar. Veinte guaruras resguardaban el sitio. Uno de ellos me condujo ante su jefe. Tres prostitutas que apenas rebasaban los 18 años lo acompañaban.

El ridículo y típico abrazo de caguamo de los poblanos fue inevitable.

-Mi Tonny donde te metes, carajos.

-La pregunta sería ¿qué nos vamos a meter?

Me senté. Y sin rodeos le dije: Se rumora que es cuestión de horas para que te nombren como sustituto del ineficiente de Patan-tizo.

El Durazo poblano, sonrió, bebió de su whisky y me dijo.

“La pinche vida me ha colocado de nuevo en la cima, yo, solo me dejo querer”

El Durazo me abrazó, extendió sobre la mesa un poco de polvo que había decomisado en los antros de San Andrés y me invitó.

Las prostitutas empezaron a hacer su trabajo en mi entrepierna.

Un asistente se acercó a él y le dio un sobre con billetes de baja denominación.

-Es lo de los Jrs. ¡¡Que van a cerrar de nuevo cumulo de virgo!!

Alcé la vista y distinguí que el equipo de Durazo  era temible, la mayoría de los integrantes se habían visto  involucrados en acciones corruptas e ilícitas de todo tipo como torturas, extorsión y una que otra violación, al grado que esa corporación era respetada hasta por los de la última letra.

-Voy a devolverle la tranquilidad a los poblanos y le llenaré los bolsillos a Luigi bank. –decía-

Ambos alzamos nuestros polvos y dijimos: salud.

Una llamada entró a mi celular.

Era Patan-tizo

Decidí no contestarle y es que no acostumbró hablar con cadáveres.

Aspiré, bebí wisky y al final me fui con una prostituta…

 

 

Mi cuenta en Tuiter: Soprano_tonny

Periodismo ficción

0
0
0
s2smodern

 

 

Escribe: Tonny Soprano

 

“Se Deben Cometer Los Pecados Más Atroces Por Que Dios Sentirá Un Mayor Agrado Al Perdonar A Los Grandes Pecadores”, así lo había sentenciado hace algunos ayeres el monje loco y ruso Rasputín; y yo lo seguía al pie de la letra, porque vale más ser perdonado que ser un bastardo mojigato.

Estas lecciones también se las estaba trasmitiendo de manera puntual a un par de muñecas que eran conocidas en el bajo mundo como las barbies del partidazo.

Soy un caballero y no daré nombres, pero si algunas pistas para saciarles el morbo.

La primera no tiene estudios profesionales pero posee un cuerpo que la llevará al Congreso en el 2018.

La segunda es una congresista que se ha dejado administrar por un empleado del Tamagochi.

Pues bien, estas dos mujeres han empezado a construir su futuro político bajo la supervisión del mejor conseglieri que pudiera haber encontrado, el mismísimo –Tonny Soprano- su servidor.

Esta ocasión quedamos de vernos en un lugar alejado de las miradas indiscretas, no restaurantes, no hoteles, no oficinas, ni lugar público alguno, así que optamos por vernos de manera cauta en un motel, les sugerí el auto hotel mediterráneo, tiene jacuzzi, un sugestivo diván para relajar el cuerpo y además  es 2x1 en bebidas nacionales, vaya oferta.

Me hospedé de manera muy temprana en la habitación número 69, la primera Barbie  llegó minutos después, venía con unos jeans a la cadera que invitaban a dar culto al Dios Onan- aquel que prefería masturbarse que copular- una blusa ajustada que dejaba entrever sus pequeños pero firmes pechos.

Era una mujer de las que se llaman “open brain” y no tenía limites sexuales, lo confieso a veces me sorprendía, era adicta a los tríos, pero no crean ustedes que a los panchos o a los tecolines, era Adicta a los tríos entre  la otra barbie, ella y yo.

La congresista llegó disfrazada de  diablita, yo la esperaba ya con el disfraz de Adán, -con una maldita hoja de aguacate- el diván fue testigo de cómo escribimos nuestro propio kamasutra y de cómo conspiraríamos para que ambas siguieran pegadas a la ubre del erario.

Las alianzas y las complicidades eran la lección que aprendían mejor, entendieron  que para tener vida después de la muerte tendrían que tender puentes  hasta con el diablo, entendieron que en política  el poder y el dinero no lo son todo, son lo único.

Volvimos a reinventar nuestro kamasutra, la primera  es una verdadera diosa latina, sin duda que será diputada, pues además de inteligente tiene un cuerpo que sabe manejar con precisión y enloquece a cualquiera,  su posición en el partidazo la pone en el camino adecuado.

Los besos no bajaban de tono, el polvo blanco estaba en el aire y nuestras narices jugaban a aspirarlo, todo era risa y diversión hasta que el mocito del motel empezó a joder con que era hora de irnos, que ya habían pasado las tres horas del contrato.

Nos vestimos, nos dimos un abrazo y me despidieron con un: Cho gusto señor licenciado.

Volteé ofuscado y les respondí: Ora ya.

 

 

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny 

CEL