Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1409747

0
0
0
s2smodern

 

 

 

Escribe: Tonny Soprano

 

Existe en el gabinete de Dn Nene un personaje muy singular al que a partir de hoy llamaré ‘El Licenciado’.  Este hombre tiene poder y es una especie de Consigliere de la 4T poblana.

Es un tipo de pocas pulgas, no bebe, pero como fuma (de todo); adicto a la falda fácil y al igual que yo  odia los chistes y a los putos.  Solo Don Nene y quien esto escribe  somos los que lo podemos bullear con saña. Si otro lo hace es porque no lo sabe o no tiene miedo a recibir una buena madriza.

Nuestro encuentro se dio en una casa privada cuya dueña es doña licha.

2 Colombianas y una rusa nos dieron la bienvenida.

Por supuesto que ellas no sabían quienes somos, para ellas éramos dos honorables hombres de negocios. Al menos eso creíamos y es que hay gente que parece no saber nada y al final lo sabe todo.

En la mesa ya nos esperaba un whisky tan viejo como mi novia en turno (25 años), una caja  de puros Gurkha Cigars y una talquera boliviana para sacudirnos la nariz.

El jabugo y el queso llegaron unos minutos después.

-Pinche Tonny, este lugar es una verdadera maravilla: Putas, polvo y sobre todo discreto.

-Pinche Licenciado, este es  el SPA de la mafia, si se quiere fumar se fuma, si se quiere follar se folla, incluso si se quiere mandar a dormir a alguien con los peces se hace.

-¿Y la ley? –me dijo-

-La ley está ahí para los pendejos –le respondí-

-Y hoy la ley somos nosotros –gritó el licenciado-

Sin darnos cuenta ya llevábamos ¾ de pomo, 4 puros y un par de polveadas.

El licenciado viajó en el tiempo.

Hace años tuve a la ley en contra, tuve que huir, de lo contrario habría caído y el negro de la prisión hubiera sido pagado para visitarme todos los pinches días. Tenía 30 años, hoy tengo 58 y un chingo de mañas.

Hoy todos nos la pelan.

Llegan los lame yemas con su pinche curriculum y sus constancias de doctorados patito a verme, pero para esto no se necesita título, lo que se necesita es lealtad,  huevos  y estar bien parado con alguien del grupo, pero si eres mujer necesitaras cogerte a alguien también.

Sin eso aunque tengas tus doctorados la vida valdrá madres.

Mientras el licenciado hablaba yo ponía mis manos en una colombiana. La rusa  buscaba mi glock desesperadamente.

Ambas me mordieron al mismo tiempo.

El licenciado seguía con su retórica, puro en mano y mirada extraviada.

Te estás volviendo insaciable, me murmuró la colombiana.

 Sólo tengo gusto por ti, susurré.

La rusa tenía mi glock en la boca y sus ojos a punto de reventar.

El licenciado seguía hablando de que por fin la revolución le había hecho justicia, con sus pulmones jalaba todo el humo del Gurkha como para no desperdiciar nada y lo dejaba escapar lentamente como si le doliera perderlo.

Así es mi Tonny, necesitamos que nos ayudes, en estos tiempos tan calientes aplicar la ley no basta y necesitamos hombres como tú.  Dijo el licenciado muy al estilo de la 4T

No pude responder, las mujeres me tenían en estado de erupción y de mi boca solo escapaban suspiros.

De inmediato me sobrepuse y le dije al licenciado: decías.

Pero ya no me respondió, se había quedado dormido.

¡Pinche licenciado! –pensé-

Tomé mis cosas e intenté  buscar a mi Lolita, pero era tarde, preferí ir por un café con leche y un pan de elote

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny

Periodismo ficción

 

 

 

 

 

0
0
0
s2smodern

 

Escribe Tonny Soprano

 

Una vez escuché a mi tío Jr. decir: ‘Nunca te fíes de un abogado, son capaces de robarte sin que te des cuenta, son más peligrosos que un grupo de hombres armados y si usan falda: date por robado y por muerto’

Desde ese día mi fobia por estos pillos es enorme. Sin embargo en este mundo son tan necesarios para la preservación del ecosistema social…

¿Qué sería de este mundo sin ellos?

 

 Resultado de imagen para jefe en pañales

‘El nene’,  un abogado llorón y astuto

Se cree que a este abogado lo apodó la familia michoacana ‘el nene’, cuando de manera insólita se presentó ante ellos para llevar el caso del diputado 500 quien había sido acusado por la PGR de tener vínculos con el narcotráfico y con los michoacanos,  y eso le impedía tomar protesta como congresista y así obtener su tan anhelado fuero.

La estrategia que planteo ‘el nene’ sorprendió y gustó a La familia,  y es que urdió un astuto plan alejado de las técnicas legales y apegadas a los rituales del crimen. Pero efectivo como una bala en la sien.

En una marisquería de Angelópolis ‘el nene’ y yo trazamos la maniobra.

Pedimos una enorme fuente de mariscos, una botella de ron y sacamos unas líneas de polvo y unos cohíba.

La mesera me coqueteaba, tenía un culo y unas patas que pedían a gritos conocerme.

El Plan que elaboramos fue muy sencillo pero debía ser quirúrgico y contar con la participación de otros personajes de alto calibre.

Un trio llegó y nos tocó durante dos horas una maldita canción que hizo al ‘nene’ llorar como ‘nena’.

Dejé al ‘nene’ sufrir y me llevé a la meserita a la bodega de abajo. Lo confieso: a esa mujer la saqué de trabajar un par de años y es que supo cómo seducirme. La mujer después se convirtió en política, creo que hoy habita en MORENA (pero esa es otra historia)

El diputado 500  ingresó al palacio legislativo de San Lázaro el martes 21 alrededor de las 14:50 horas, y permaneció durante dos días, hasta el jueves que rindió protesta como diputado, oculto en la oficina del coordinador de la bancada del PRD.

La familia michoacana nos pagó bastante bien.

 

 cover photo, La imagen puede contener: una o varias personas

La abogada que necesitaba un beso

‘Me estoy hartando: Tantos pinches hombres en el mundo y no hay un idiota que me despierte” La abogada.

Cuando escuché a esa mujer gritarle eso a su ‘mejor’ amiga no pude evitar voltear a verla.

Pobre mujer, se ve que está mal atendida, debe ser terrible andar por el mundo buscando alguien que te bese,  humedezca tu cuerpo y te espabilé del todo –pensé- mientras bebía un wiskito.

La abogada sintió mi mirada y comenzó el ritual: sorbió su bebida, se mordió  sus labios rojos y comenzó a bailar en su asiento ‘mil horas’ que sonaba en el lugar.

Como buen macho alfa desencripté el mensaje y me acerqué como lo hace todo un caballero de la mafia: confiado y despacio, pues sabía que era el dueño de eso que ella andaba buscando.

-Tú eres Tonny.

-Veo que me conoces. –respondí-

-Se más de ti de lo que crees.

La abogada empezó a hablar con coraje, me contó de que  no hay un pinche juez en esta ciudad que no  quiera tirársela a cambio de agilizar los casos, que los malditos secretarios de juzgado lanzan sus pinches piropos como creyendo que el pinche acoso es un halago y que los litigantes la cagan cada vez que le invitan un café o lo que ella quiera.

Poco a poco me fue contando su vida privada. Me contó que ha sufrido de desamor un par de veces pero que nadie la ha cimbrado.

Sin darnos cuenta su amiga nos había dejado solos.

Nuestras manos se tocaban y nuestras rodillas chocaban entre sí.

Sin querer pero queriendo me acerqué a ella,  quien cerrando sus ojos me ofreció sus labios rojos.

No lo dude y puse mi mejor versión en ese beso, que acompañó León Larregui con Brillas.

Su cuerpo se estremeció, de pronto mi mano sintió su humedad y ahí descubrí que esa mujer tenía un fuego que no calmaría cualquier macho.

La abogada y yo nos seguimos viendo. Aunque de pronto se siente tan segura y no quiere ni hablarme más que cuando necesita que apague su fuego.

 

 

Resultado de imagen para abogado caricatura

Un abogado sin título.

Su cara era inexpresiva, hablaba poco, había estudiado la carrera en la UNAM y nunca se tituló por haber embarazado a su novia quien después lo dejo por irse con el verdadero padre de la criatura.

 Desde el 3er semestre se codeó con los abogados de una banda de robacoches que después ya defendían a un grupo de secuestradores y terminaron por amparar a un maldito ex político que curaba el cáncer con agüita de garrafón.

Le cagaba que le dijeran ingeniero y es que siempre andaba de jeans y botas.

Ingeniero, inge o simplemente joven, así le llamaba el portero de su edificio.

Puta madre, necesito comprarme aunque sea un pinche traje en abonos para que este pinche portero me diga: licenciado. –Pensaba entre dientes-

La llamada entró a su celular. Un conocido de la esposa de su hermano estaba en la fiscalía por haberle roto la cara a su mujer.

El abogado se puso su chamarra, y sus botas Caterpillar (que había comprado en un tianguis), intentó pedir un UBER pero las tarifas estaban altas y salió a buscar un taxi de los negros.

Al llegar a la fiscalía se sintió como un pez en el agua, saludó a todos y se entrevistó con el acusado.

Minutos después ya hablaba con el fiscal.

Salió y buscó a los familiares del ahora calumniado.

-Solo tenemos media hora porque si viene el cambio de turno ya valimos –dijo el abogado-

27 minutos después el abogado ya hablaba con el fiscal, un apretón de manos selló la salida de su cliente.

El cliente y los familiares le dieron las gracias y lo invitaron a desayunar al mercado Independencia  como agradecimiento.

-¿páguenme? –les dijo apurado-

-¿qué, si ni hizo nada: solo sobornar al pinche licenciado? Le dijo la madre del  acusado quien lo remató diciendo ‘además usted ni es licenciado, no tiene título’.

Al salir de la fiscalía vio mal puesto un saco. No lo dudo y se lo llevó.

En el saco iban 8500 pesos y la tarjeta de una masajista.

Se fue a gastar 5 mil pesos con la masajista y regresó a su viejo edificio con el saco puesto.

Buenos días licenciado- le dijo el portero-

El licenciado sonrió como pocas veces en su vida,  sacó 200 pesos y le dijo: cómprate un atole y un tamal a mi salud.

-Chas gracias licenciado –dijo el feliz portero-

 

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny

Periodismo ficción

0
0
0
s2smodern

 

Escribe: Tonny Soprano

 

Leo la prensa poblana y me queda claro que muchos de ellos bien podrían escribir un manual de ‘kamasutra’ político, los que no hacen un felatio se colocan como chivito en precipicio, otros hacen el balancín y unos hasta  se avientan el pájaro prisionero.

En fin.

No hay por qué espantarse. El periodista también es un animal político (Hay bueyes, gallinas, mulas, águilas, gusanos, víboras prietas y hasta tepocatas) y tiene derecho al erario.

Algunos escribirán odas, otros se convertirán en Heraldos de alguna familia mafiosa, abundaran los voceros y aquellos que piensan que hacer periodismo es replicar todos los malditos boletines que salen de las áreas de comunicación.

Serán pocos los que se arriesguen a realizar una crítica a Don Nene, a Manzanita, a la dama de hierro, a Cotonete o al Davis. Y es que el periodista poblano se ha sumado a esa horda de Godínez, proveedores, secretarias, vendedores de Avon y organizadoras de tandas que obedecen a los nuevos chicos malos del barrio.

Sexo, poder y dinero es la divina trinidad en la que estará basada la historia y la lealtad –siempre ha sido así-

Piense usted en su periodista favorito, en alguna vaca sagrada de la prensa local.

Aquel al que lee todos los días,  le da like y retuit

Se desilusionara  de él como cuando se enteró de que la quinceañera no era virgen y es que las historias de estos muchachos están basadas en: regalitos, convenios, putas, alcohol, aviadores, algunas plazitas, carros, puros, amantes en la nómina, becas al extranjero, viajes pagados y bla, bla, bla…

Hoy solo lea sus tuits y perciba el aroma a felatio.

Vea las primeras planas.

Lea sus columnas.

Desgárrese las venas, tomé café, lloré su desilusión.

Y cuando acabe préndales sus veladoras a esas vacas sagradas de la prensa poblana que hace unos meses veían al nuevo Don como el villano favorito.

¿Pero cómo ven desde el poder a las vacas sagradas de la prensa?

Una conversación de whatsapp que me envió mi CISEN fue reveladora.

Ahí les va.

 

Dama de Hierro: DH

Don Nene: Don

 

Don: ¿Cómo vas DH?

DH: El negro se está robando todo el recurso para la prensa y hay que enviarle lo acordado a: Femin, Rodo, Mentiras Ponce,  Mario, Alex y Tlacoyo. Si no capaz de que nos madrean mañana.

Don: ¿Cuántos dulces les envías?

DH: 150 en convenio y 80 mil para sus chicles cada mes.

Don: Es mucho. Recuerda que hace meses me madreaban cada 5 minutos.

DH: ¿Qué me sugiere?

Don: Dales la mitad y dales largas

DH: ¿En serio?

Don: Claro. ¿Quién se va a querer pelear con el próximo gobernador? Si no son pendejos

DH: Mañana se los damos. Sería bueno mandarle un regalito a los nacionales.

Don: A esos cabrones trátamelos bien

DH: Les mandaré sus saludos acompañados de una preciosa talavera.

Don: Agrégales una botellita de coñac, una plumita, las cortesías en este negocio nunca sobran y más cuando se trata de ser felicitado.

Hasta aquí la conversación whatsapera de quienes dictarán a los que escriben la historia de hoy, de los que señalarán a los héroes y a los villanos.

Ahí se ven.

Ya me puse de malas, necesito un  trago y  a mi lolita (Una pelirroja de la UPAEP adicta al sexo violento)

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny

Periodismo ficción

0
0
0
s2smodern

 

 

Escribe: Tonny Soprano

 

Después de un desayuno con la mafia en el restaurante de mi amigo que fue intervenido de la rodilla luego de que un ‘rompe piernas’ se la quebró ‘presuntamente’ por haber incendiado un puesto de molotes que apestaba su local; Salí sin rumbo fijo, el destino me llevó a la casa del cerro, ahí en el mirador vi lo de siempre: Un policía extorsionaba a una pareja que practicaba sexo oral, un funcionario robaba muebles de la Casa del Don,  descubrí un periodista que se agasajaba a un ex presidiario de Monterrey, un político se cogía a su sirvienta en su camioneta prieta y un adolescente intentaba convencer a su novia de practicar el rito del mete-saca.

Tomé un cigarro y me senté a esperar nada.

Pinche ciudad, está llena de mierda –pensé-

De pronto a lo lejos escuché una voz conocida, era Helena, una bruja que conocí hace años y que me la presentó un ex Don y un viejo amigo metido a eso de la poesía.

Cuando la conocí ella trabajaba como cajera y cuidaba niños en un fraccionamiento de ricos allá en Atlixco los fines de semana, para que los padres pudieran salir a beber y a intoxicarse sin preocupaciones. Con eso la iba librando en medio de la crisis y los desamores. La brujería era un pasatiempo y una distracción.

Recuerdo que en ese tiempo le pronosticó al entonces Don que dos hoyos marcarían su gobierno, el tiempo lo confirmó: Un huracán le generó deslaves y hoyos en la sierra norte,  y un hoyo financiero,  marcaron su mandato.

Helena tenía poco trabajo de brujería.

En ese entonces solo tenía 4.

·        Tenía la de dejar ‘inservible’ a un político que embarazó a  su secretaria.

·        Tenía que hacer que un político de derecha regresará al redil porque le gustaba el arroz con doble popote.

·        Tenía que lograr que a un judicial le apestaran las manos a muerto todo el tiempo

·        Y la última: lograr que el entonces Don saliera ileso de todo mal y de sus enemigos.

 

La primera se le pasó la mano y el político no solo quedó inservible, sino que colgó los tenis.

La segunda medio le salió y es que el político de derecha no dejo su adicción al arroz con popote,  pero si se volvió reservado y hasta se casó.

El tercero fue un éxito, el judicial traía la mano siempre apestosa y escondida, tanto que le llamaron ‘La manita chaquetera’. A él no le importó pues ya bastante tenía con el aroma en sus manos a muerto y a chingadera y media.

La última fue un éxito y es que el Don logro transitar su periodo sin sobresaltos, se pudo robar lo que quiso y ese hoyo que la naturaleza le envió, sirvió para que pudiera pellizcarle más dinero a eso del FONDEN.

Cuando Helena me descubrió tiró su cigarrillo, se fue sobre de mí, me besó como loca y me apretujó contra sus generosos pechos.

-Mi Tonny querido.

-Mi adorada Helena.

Le invité un café y platicamos largo y tendido.

Sin darme cuenta ella tomó mi mano y la leyó discretamente.

Yo le platicaba mis aventuras con una política que antes era azul y hoy es MORENA, le decía de mi adicción al perico y a la sangre embarrada en la pared, le confié de mis nuevos mejores amigos y de que esta ciudad tiene aroma a botellas de coñac y a mucha mierda.

¿Qué chingaos te está pasando Tonny?  Tu mano dice que:

·        Te estas tirando a la amante de tu amigo (bueno dizque amigo aclaro)

·        Don Nene te va a buscar y te va ofrecer el doble de lo que te ofrecían anteriormente: más plata, más polvo y más putas –ufff respiré gozoso-

·        Liderarás un nuevo cartel en esta ciudad.

·        Darás un gran golpe en Diciembre.

·        Hay quienes quieren  acabar contigo pero al final les pondrás una cadena y un bozal.

·        Conociste una mujer que te hará olvidar la pasión por las faldas.

·        Y hoy terminaremos ebrios y después iras a buscar a tu lolita.

 

Oye Helena y no podrás hacer menos pendejos a los PIPOPES

-Eso es imposible,  –respondió-

-jajaja eres una bruja de segunda –le dije-

-No puedo quitarles lo pendejo, lo que sí puedo hacer: es que los veas con cariño.

¡Vaya bruja! lo cierto es que ahora veo a los PIPOPES hasta simpáticos,  terminé ebrio y al final si fui a buscar a mi lolita.

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny

Periodismo ficción

Página 1 de 6

Please publish modules in offcanvas position.