Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1040998

En mi hambre mando yo

0
0
0
s2smodern

 

Por Bruce Julis

Es un hecho contundente que la seguridad del país está rebasada, que el gobierno de Peña Nieto será recordado tal vez, como el más inseguro de todos. Con la aprobación de la “Ley de seguridad interior” propuesta por el presidente y aprobada por PRI y la mayoría de los partidos, se confirma que el Estado mexicano ha sido aplastado por la delincuencia.

Pero me gustaría detenerme un momento y preguntar, en toda esta inseguridad que inunda el país, qué papel juegan los gobernadores de los Estados, que han hecho para colaborar y terminar en las entidades federativas a su cargo con la delincuencia.

México vive hoy la peor crisis en lo que respecta a los gobiernos estatales, gobernadores que a la vista de todos los mexicanos son corruptos, con ansia de poder y muchos de ellos tratando de trascender imponiendo a esposas, familiares o amigos, convertidos en verdaderos dueños de su entidad con la única finalidad  de enriquecerse y favorecer a sus familiares y amigos.

Como nunca en la historia del país, los Estados en este momento, viven el período más crítico de ingobernabilidad y con deudas millonarias inimaginables, que no son explicadas y menos aún justificadas, por los ejecutivos estatales.

El país sufre una terrible crisis en los Estados, que ha sido oculta gracias a la atención que genera la ola de críticas al gobierno de Peña Nieto, situación que le ha venido excelente a los gobernadores, ya que mientras ellos saquean sus Estados y los tienen al borde de la miseria, la atención se centra en el presidente, sin que ellos tengan que dar explicación del mal manejo de sus gobiernos.

Parece que el militarizar el país, no solamente es una irresponsabilidad del presidente, ya que si lo analizamos bien, una gran culpa de esto la tienen los gobernadores, ellos que lejos de combatir la delincuencia, se han vuelto cómplices y han cerrado los ojos a los delitos que se llevan a cabo en sus entidades, sumiéndolas en la crisis más grave de la historia.

Tenemos que exigir que se haga justicia y que los gobernadores de los Estados expliquen la razón por la que han incumplido con su mandato, alzar la voz para que nos digan dónde está el dinero que según ellos se ha invertido para la prosperidad de los Estados.

 

No basta con llamar al presidente a dar cuentas, debemos de igual manera, con la misma fuerza y contundencia señalar y cuestionar a los gobernadores de los Estados y que de esa manera, respondan por ese dinero del pueblo, que de manera cínica, ha terminado en campañas políticas, en sus bolsillos y muchas de las veces, en sus más cercanos "cuates"...

Mi cuenta en tuiter: @brucejulis

Please publish modules in offcanvas position.