Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1421587

Virtud y fortuna.

0
0
0
s2smodern

 

 

 

Casi al cierre del primer (tercer) informe del Presiente AMLO, este citó a Maquiavelo afirmando que tenía que confesar que habían tenido suerte, “Virtud y fortuna” afirmó.

 

Tenemos que reconocer que ningún otro presidente había llegado a su 1er. Informe de gobierno con tan alto nivel de aceptación, ¿la razón? la fortuna diría yo. Tuvo la fortuna de llegar al poder con una población totalmente desesperanzada, los actos y escándalos de corrupción cometidos durante el sexenio anterior de EPN le resultaron el vehículo más eficaz para vender su discurso; un discurso esperanzador, totalmente vacío en propuestas pero lleno de esperanza.

 

Hoy, a un año de la alternancia política, tenemos una realidad que supera todo discurso plagado de buenas intenciones. El hecho de que haya un crecimiento económico de 0%, desabasto de medicamentos y más homicidios que en años anteriores, es alarmante; sin mencionar que la sociedad se encuentra polarizada y enemistada. Todo esto resulta, reitero, alarmante no solo por lo que per se representa, sino porque la negación del Ejecutivo es total y va más allá, afirma que hay un clima de felicidad.

 

Por supuesto que AMLO tiene buenas propuestas, el combate a la corrupción y una mejor distribución de la riqueza es lo que todos queremos. Las diferencias entre las distintas sociedades son cada vez mayores; estudiantes que tienen todas las oportunidades y estudiantes que no tienen ni una; observamos las cifras de pobreza extrema, los problemas socioeconómicos por los que atraviesan los estudiantes de nivel básico y medio superior y el bajo poder adquisitivo de la clase profesionista y por supuesto que todos anhelamos un cambio que revierta esta situación, sin embargo, esto no se logrará solamente con discursos, se deben poner en marcha ya las estrategias para llevar a cabo las promesas de campaña. Creo que AMLO debió hacer pausa profunda al citar a Maquiavelo y detenerse en el concepto de Virtud.

 

Bajo la premisa de que todo mal es debido a la corrupción y a las administraciones pasadas, ha olvidado escuchar a su gabinete para seguir las estrategias que ayuden a aterrizar las promesas de campaña a la realidad. No por ello ha tenido diversas renuncias de sus secretarios, “para qué estoy si quien decidirá qué hacer es él”. Hasta este momento toda la estrategia se ha basado en el recorte presupuestal a todo tipo de instancia, incluso los de salud y educación. Ha optado por, lo que me parece el error más grave que puede cometer un régimen político, el clientelismo. Ahora el dinero y los apoyos llegan de manera directa a los solicitantes sin saber su verdadero uso o mecanismo de entrega.

 

Hoy tuvimos un informe de gobierno optimista. La realidad violenta y desesperante que impera en el país simplemente no existió, solo aplausos y elogios como en todos los informes de todas las administraciones.

 

Ha pasado un año y la esperanza continua. Quizá podemos empezar a imaginar que las promesas de campaña se irán cumpliendo, porque después de un año, los errores de los anteriores presidentes ya no tendrán cabida.

 

La 4T., citando a su autor, tendrá que apostar más por la virtud y menos por la fortuna.

 

 

Mi cuenta en tuiter: @TavoCorvera

Please publish modules in offcanvas position.