Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1409747

Nuevo gobernador, discurso contradictorio.

0
0
0
s2smodern

 

 

Luis Miguel Barbosa como candidato, tenía durante su campaña a la Reconciliación como eje de su discurso. ¿La razón? Veníamos de una pasada campaña electoral muy desgastante que terminó otorgando el triunfo a la ex gobernadora Martha Erika Alonso por la vía judicial.

 

A manera de contexto: en 2018 se llevaron a cabo las elecciones para Presidente, senadores, diputados, Presidentes Municipales y gobernadores (9 gubernaturas), MORENA en Puebla no aceptó la derrota y denunció fraude en la elección, esta se judicializó y los ministros del Tribunal Federal Electoral determinaron que la candidata del PAN, Martha Erika Alonso fue la ganadora; días después es un muy muy sospechoso accidente, mueren la gobernadora electa y su esposo, por lo que se realizan nuevamente elecciones para elegir gobernador donde el triunfador ahora fue el candidato de MORENA. Obviamente ya no acusan fraude, por el contrario, presumen de unas elecciones ejemplares.

 

Dejando a un lado todo este surrealismo electoral, la razón de la palabra “Reconciliación” fue utilizada precisamente por este desgaste y división entre la sociedad poblana. El rencor y el resentimiento por no decir que hasta el odio que se originó entre un bando y otro.

 

Podríamos pensar que la “intención” reconciliadora del gobernador Luis Miguel Barbosa era prudente; por fin, en alguien de MORENA había cabido la cordura; sin embargo, ayer se demostró lo contrario.

 

Primero, porque iniciando las primeras horas de su mandato, la reconciliación se quedó de lado y de manera clara y contundente aseguró que borraría todo logo, nombre o legado que hubiera del gobierno anterior, ¿este gasto era necesario? sí, desde el punto de vista del rencor y el resentimiento. Y segundo, porque ayer afirmó que la deuda de Puebla era de 44 mil mdp y que se sabría la verdad después de las auditorías correspondientes, ¿esto es buscar la reconciliación? Otra vez, sí, desde la venganza.

 

Y no es que no queramos se actúe en contra de quienes cometieron actos ilegales o desvío de recursos, por el contrario, pero en el discurso se exhibió todo menos el deseo de reconciliar. El antecedente por el que llega a la gubernatura no es sino por una serie de eventos desafortunados, así que ojalá se empiece a buscar una verdadera reconciliación y que Puebla siga desarrollándose como lo venía haciendo porque si es momento de saber verdades, mucho ayudaría en saber qué pasó en ese accidente que cambió la vida política de Puebla y su clase gobernante.

 

Mi cuenta en tuiter: @TavoCorvera

Please publish modules in offcanvas position.