Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1421595

Yes Mr. President.

0
0
0
s2smodern

 

 

Yes Mr. President.

 

Escribe: Octavio Corvera Álvarez

 

Los acuerdos del gobierno mexicano con el gobierno de Estados Unidos nadie los conoce oficialmente. Ambos gobiernos mantienen los acuerdos oficiales en secreto, más por el costo político que por delicadeza de los mismos.

Las conclusiones fueron concretas y simples. Estados Unidos condicionó y México aceptó.

 

Más allá de que si la delegación mexicana fuera o no solo a comer cacahuates, los acuerdos fueron dieron pie a críticas en sentidos paralelos pero contrarios. Me explico:

Los republicanos (asustados por la amenaza del presidente Trump hacia México) no tardaron en fijar su postura de rechazo a la medida, por lo que los simpatizantes de AMLO afirmaron que mejor los republicanos defendían a México que la “derecha” mexicana; mientras que por el otro lado, los demócratas criticaron la medida afirmando que era un abuso lo que exigía Estados Unidos y victimizaron a México, haciendo que los críticos de AMLO afirmaran que mejor los demócratas se indignaban por el trato hacia México que el propio presidente.

 

Así, en esta serie de opiniones cruzadas tenemos el resultado que es sabido por todos porque así lo anunciaron ambos gobiernos: La Guardia Nacional se desplazará hacia nuestra la frontera sur para vigilar la entrada de migrantes de forma ilegal al país.

¿Es algo parecido a lo que hizo Trump en su frontera? Sí.

 

¿Es tan mala esta condición para México obligada por Estados Unidos? No. De hecho es un atino que por fin el gobierno mexicano cumpla con su deber, obligados o amenazados pero lo harán.

 

Era un absurdo dejar entrar a miles de personas de forma ilegal a México para llegar a Estados Unidos y decirle al mundo: nosotros somos los buenos y Estados Unidos son los malos. Sin ayudarlos de verdad, exponiendo a las mujeres y niños a la Trata de personas, permitiéndoles viajar en el techo de un tren con todos los riesgos obvios que esto representa, viviendo de forma hacinada y en condiciones inhumanas en Tijuana, sin oportunidades reales de trabajo o de mejora en su calidad de vida, solo esperando a que un día Trump, cambiara de opinión; esto no es ayudar, esto es fomentar la crueldad. ¿Cuánto costaría recortar aún más el presupuesto a sectores primarios (salud, educación y seguridad) para mantener estos albergues que no solucionan nada?

 

No debemos confundir la ayuda humanitaria que México puede ofrecer con permitir ser antesala de un problema que sabemos no se podrá resolver con nuestro vecino del norte.

Así que, aunque haya sido con amenazas, el país hará bien en tener mayor control en nuestra frontera sur, no solo por el bien o exigencias de Estados Unidos, sino porque de una vez, estaremos solucionando un problema que, en el largo plazo, será de nosotros.

 

Mi cuenta en tuiter: @TavoCorvera

Please publish modules in offcanvas position.