Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1333630

0
0
0
s2smodern

 

Ala diestra/Octavio Corvera Álvarez/@TavoCorvera

 

Muchas reacciones ha causado la designación del Dr. Enrique Cárdenas como candidato a la gubernatura –para estas elecciones extraordinarias en Puebla- por los partidos MC, PRD y PAN. Que sí habló mal del ex gobernador Moreno Valle, que si ya pidió disculpas, que si es una incongruencia que si A o B; lo que es un hecho es que va.

 

Me ha llamado la atención del panismo poblano; totalmente dividido y caminando a traspiés sin centrarse en lo importante: recuperar el PAN y a la ideología.

 

Nadie podrá negar que bajo la tutela del ex gobernador Moreno Valle el PAN se transformó –como el eslogan- con luces y sombras. La inversión hecha en infraestructura dio otra imagen a la ciudad y los comentarios hacia el exterior eran casi todos positivos, por el contrario, el costo para el PAN como partido político fue muy alto y los comentarios hacia el interior eran casi todos negativos. La forma de ejercer el control político hicieron totalmente a un lado a los 4 pilares del humanismo que el PAN se honraba en presumir y predicar. Dejamos a un lado el Bien Común, la Solidaridad, la Subsidiaridad y la Dignidad de la persona Humana y, por esto mismo, no fue casualidad que MORENA arrasara en los candidatos federales y que la decisión de declarar a la ex gobernadora Martha E. Alonso haya sido tan desgastante. En el l PAN, durante 8 años no nos preocupamos –ni ocupamos- por tener la Identidad panista que nos diferenció del PRI.

 

Hoy existe una clara oportunidad, ante la renuncia de varios “panistas”, de recuperar lo que el PAN poblano perdió en 8 años: la identidad y la ideología; empezar de cero con propuestas ciudadanas porque aunque nos cueste trabajo aceptarlo, la ciudadanía quedó muy lastimada con el “panismo” que se extingue cada día.

 

La renuncia de “panistas” cuya militancia les duró un par de años, cuya militancia era compartida con Compromiso por Puebla, nos demuestra que, por sí solo, el PAN se

 

empieza a desintoxicar. Por otro lado, los panistas que sigue añorando el liderazgo del ex gobernador Moreno Valle no han entendido que el legado solo quedará en la obra pública más no en la aceptación del PAN entre la ciudadanía. Las quejas hacia CEN por una “imposición, refiriéndose al Dr. Enrique Cárdenas, no son las mismas que cuando se imponía a otros ciudadanos para las candidaturas y hasta las alcaldías cuando de facto, es exactamente lo mismo.

 

La crisis por la que pasa el PAN Puebla será superada cuando los panistas entendamos que debemos regresar a la Identidad panista que nos dio la credibilidad y la confianza con la ciudadanía, cuando los “panistas” hayan renunciado todos y cuando el panismo de moda entienda que Acción Nacional es más que 8 años de pragmatismo.

0
0
0
s2smodern

 

 Escribe: Octavio Corvera Álvarez / @TavoCorvera

 

Hoy en Puebla nos encontramos con los acuerdos que se tiene que dar por vivir en un régimen democrático y representativo, estos acuerdos ahora son entre el PRI y MORENA, ahora bautizados como PRIMOR.

 

Y es que hace unos días, cuando el Congreso poblano eligió a Guillermo Pacheco Pulido gobernador interino y, a su vez, el ahora Gobernador interino empezó a conformar su gabinete, recordé la obra en coautoría de César Cansino y Germán Molina titulada ¿Por qué el PRI nunca muere? -Una obra que aglutina a 9 estudiosos de la Ciencia Política y más que recomendada en estos días en los que vemos al PRI, tercera fuerza política del país, acordando leyes de gran importancia para el país con el partido en el poder-

 

Los acuerdos y cabildeos entre distintas fuerzas políticas, siempre han existido en todo país que se presuma democrático o medianamente democrático. En el año 2000, al gobierno de V. Fox no le quedó más remedio que cabildear con legisladores del PRI para poder aprobar las leyes que bajo su perspectiva le parecían primordiales; de ahí que los nuevos grupos de izquierda (en ese entonces aglutinados en el PRD) bautizaran este tipo de acuerdos políticos como “PRIAN”. Desde entonces, toda ley que creían iba en contra de sus intereses era producto del PRIAN. Al paso de 12 años, el PRI regresó al poder para ejercer nuevamente el poder de la manera más cuestionada y criticada para, por fin, dar paso a la izquierda, una izquierda dividida y radical que bajo la premisa de que el PRIAN era la Mafia del poder que había llevado a México a la quiebra, ellos serían la salvación.

 

Lejos de señalar lo tanto criticó MORENA, las alianzas con el PRI, analicemos por qué el PRI siempre está de pie, listo y presente para ostentar el poder.

 

En primer lugar tenemos que el PRI no nació como un partido basado en una doctrina, se hizo al asumir el poder y el control del gobierno de México de manera casi automática. Tras la inestabilidad de la era posrevolucionaria, fueron los generales quienes crean un partido

 

político para empezar a ser ese México moderno y civilizado pero, al mismo tiempo, estaban formando el sistema político mexicano; es decir, el PRI era EL sistema político mexicano. Nos gusté o no, bajo los años de gobierno del PRI, México se creó, con más errores que aciertos y a costos muy altos pero el país se hizo. Quizá por ello, se dice que existe un chip priista, no sabemos vivir de otra manera porque así nos hemos formado (ya O. Paz lo decía en su ensayo el Ogro filantrópico).

 

En este orden cronológico, la primera coincidencia política del PRI con el PAN fue precisamente en esos años en los que Miguel de la Madrid sienta las bases para que México se abra al mundo a través del comercio internacional y pasar de ser un país Estado-Benefactor a un país más liberal; ya con el ex presidente Salinas de G. y con México sonando en el mundo, la coincidencia fue total con el PAN. Aun así, el hartazgo de un partido hegemónico llevó al PRI a perder la presidencia más nunca a desaparecer porque el PRI seguía (y sigue) siendo la pieza que sostiene al sistema político. El PAN nunca supo cómo desmantelarlo.

 

La segunda y actual coincidencia política del PRI es con MORENA, toda vez que el pragmatismo es quien rige. MORENA, al igual que el PRI, es un partido sin doctrina que se fue haciendo mediante errores, ensayos, avances y descalabros, divisiones y alianzas que ahora lo tienen en el poder, es exactamente lo mismo que el PRI en su nacimiento, quizá por ello, exista más empatía.

 

Todo lo anterior no hace pesar que lo que pasa en Puebla será el ejemplo claro de lo que pueden ser las siguientes alianzas electorales. El PRI negado a desaparecer o a morir, siempre logrará la alianza estratégica adecuada porque el sistema político mexicano no ha cambiado, sigue casi igual a como se formó a principios del siglo XX.

 

Creo que una verdadera 4T. sería al modificación del actual sistema político mexicano, de lo contrario, el PRIMOR, ya se asoma.

0
0
0
s2smodern

 

 

 

La actuación de los diputados del grupo parlamentario de MORENA durante el cumpleaños del presidente electo, exhibió varias cosas. La principal, la división de poderes en México seguirá siendo una utopía.

Durante muchos años se luchó para que el presidente de México dejara de ser el gran “Tlatoani” que decidía absolutamente todo: gobernadores, magistrados, diputados y senadores. Pareciera que el viejo chiste que surgió durante los años dorados del priato y retomado en la obra de A. Riding,  Vecinos distantes en 1985,  en el cual el presidente del país pregunta la hora a su subordinado, y éste responde: “La hora que usted diga, señor presidente” volverá a ser actual.

Hace 33 años que se escribió esta obra y aunque se podría pensar que la estabilidad política de México se debía al mito de la omnipotencia del presidente mexicano, lo cierto es que durante muchos años se luchó contra esto; dando un aviso importante en 1988 con un gran movimiento ciudadano que reclamaba un cambio de régimen político. Ya 20 años antes, el empresario estadounidense  Frank Brandenburg, había caracterizado al presidente como un personaje todopoderoso en nuestro sistema político, es decir, en 1965, la época de Adolfo López Mateos y Díaz Ordaz.

Resultaba difícil pensar que una gran parte del electorado mexicano decidiera regresara  esa época “dorada” del autoritarismo;  los movimiento de 1988 y 1994 mostraban a un México harto del absolutismo, cansado de la dependencia de los poderes legislativo y judicial hacia el Sr. Presidente, sin embargo, todo parece indicar que esos años regresarán: leyes a modo, cero auto crítica, nombramientos sin ninguna meritocracia y el valor agregado, un país dividido.

Cantarle Las mañanitas al presidente de la república no está mal, es un gesto de cortesía y hasta simpático, pero cantarle Las mañanitas y aprobar actos que violan la ley (los que hacen las leyes), hacer y aprobar leyes al vapor para cumplir caprichos  y fomentar la división entre quien representas, sí es una acción mezquina y peligrosa.

La Cámara de diputados solo tendrá 3 años para demostrar su profesionalismo y compromiso hacia los aciertos o desaciertos del nuevo presidente, hacia sus ocurrencias o sus arbitrariedades, serán 3 años que podrán ser muy ilustrativos para votar por un freno que equilibre el absolutismo que parece es inminente o  por nuevos diputados que respondan: “la hora que Ud. Diga Sr. Presidente”.    

0
0
0
s2smodern

 

 

Escribe: Octavio Corvera Álvarez/@TavoCorvera

 

El PAN en Puebla tiene un reto muy grande para las siguientes elecciones extraordinarias.

El trabajo y legado que dejó el ex gobernador Moreno Valle dividió no solo a la sociedad poblana sino también al panismo poblano. Cuestionado por “abrir” en extremo al PAN a nuevos militantes, por su temperamento y su visión del estado, no solo causaron sorpresas y disgustos sino hasta renuncias de panistas emblemáticos para Puebla. Escrito lo anterior, la primera prueba para el PAN será lograr la unidad y la credibilidad de todos los que conformamos y creemos en el PAN.

En la obra “La negociación ¿es necesaria en la política?” de Humberto Aguiar, el Tigre, cita a Carlos Castillo Peraza y la transcribo:

“Los extremos, por razones diferentes, olvidaron al hombre y han esclavizado, encarcelado, matado, hambreado, humillado, empobrecido y vulnerado a decenas de millones de seres humanos. Son esos seres humanos los que, de Siberia a la Sierra de Puebla […] no quieren más caudillos ni vanguardias, no quieren redentores terrestres, no quieren que nadie venga a hacerles lo que suponen que es su bien sin preguntárselo a ellos mismos y sin respetarlos.”

 

Creo que la cita referida es muy acertada ahora. Los tiempos de polarización en los que nos encontramos nos obligan a reflexionar y elegir mejor a los gobernantes. En México, quizá por tradición ancestral, siempre buscamos un caudillo o, precisamente, un redentor que nos libere de los problemas a los que enfrentamos a diario sin pensar en que ahora el país es sin duda más plural y diverso y es el diálogo y la negociación lo que se debe priorizar.

Por esto mismo, los tiempos que se viven y la manera de hacer política en la esfera nacional, de entrada, el PAN en Puebla necesita unirse y volver a ser opción para la ciudadanía que votará en los próximos meses. Deber ser (Puebla) otro estado que pueda sumar y ser crítico de las decisiones arbitrarias y autoritarias (por no decir a veces ocurrentes) del nuevo gobierno federal. Esta unidad que se quedó de lado, tiene una oportunidad si el PAN en Puebla retoma sus orígenes y sigue el discurso del presidente nacional Marko Cortés: inclusión y apertura.

 

En Puebla, se necesitan líderes que sepan negociar, que sepan debatir y llegar a acuerdos en los cuales; primero, logre reunir a los panistas de todas las corrientes o, como dicen algunos periodistas, “los viejos y los nuevos panistas” para después, lograr el triunfo del PAN nuevamente en las urnas.

Actualmente, en Puebla, los poderes ejecutivo y legislativo están contrapunteados porque hace falta una mayor experiencia en el oficio político, en saber cabildear y consensar. Así mismo, en el PAN Puebla, debemos reconocer los errores y ser auto críticos, tal como lo dijo el presidente Marko C. para así volver a ser opción para los que opinan diferente al modelo político y de gobierno del presidente Andrés Manuel.

 

Esta polarización que nos tiene enfrentados a los ciudadanos requiere de actores políticos que sepan y tengan experiencia en acordar con el contrario y dialogar con el que piensa distinto y en esto, el Tigre es experto.

0
0
0
s2smodern

 

 

 

 

Escribe: Octavio Corvera Álvarez

 

El presidente electo lo volverá hacer; delegará la responsabilidad de sus decisiones al “pueblo”.

Disfrazado de un falso demócrata, realizará una consulta popular ociosa e infructuosa. Va a someter mediante 2 preguntas a la ciudadanía la decisión de tener un nuevo aeropuerto. Preguntará si prefiere cancelar el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México y reacondicionar el actual más la construcción de dos bases en la base aérea de Santa Lucía o continuar con el nuevo proyecto.

Esta consulta “ciudadana” encierra varios detalles y sobretodo, dudas.

De entrada suponemos que para construir una obra así, se necesitó de la intervención de gente especializa, técnicos en el área; por qué yo, que no sé nada sobre ingeniera civil, aeronáutica, ambiental etc., debo opinar si va mejor en un lugar que en otro. Como usuario simplemente deseo que mi vuelo no se retrase, sea más sencillo y cómodo el abordaje y que sea seguro. No puedo opinar más pues no soy experto en el tema. Entonces, ¿los ciudadanos solo vamos a opinar basados en lo que suene mejor o algo así o cómo?

Ahora, ¿por qué si es una consulta ciudadana, no la organiza el INE sino las asociaciones afines a MORENA y soportada económicamente con recursos donados por legisladores de MORENA? Esto ya da un sesgo a la consulta “ciudadana”.

La consulta es todo un misterio. No sabemos de las consecuencias que traerá ni quien asumirá los costos económicos, sociales y políticos pero el presidente electo dirá: yo no fui. Y esto es claramente una irresponsabilidad que no quiere asumir. Otra vez, ¿entonces para que cancelar un proyecto que ha llevado años de investigaciones y estudios serios?

Esta consulta me parece, además de infructuosa como lo he escrito arriba, innecesaria, mal organizada y mal justificada.

Sin embargo, ahora AMLO se ha metido en un problema no menor, el costo de no asumir su responsabilidad será costoso. No hay marcha atrás para esta consulta y los problemas que se vendrán afectarán a miles usuarios de del aeropuerto. Parece más bien un decisión tomada por revanchismo político, para acentuar más las preferencias políticas con sus filias y fobias que dejar que expertos opinen sobre la mejor opción para el país.

Así pues, sin guardar las formas la consulta irá, sesgada y sin un fin estratégico más que exculpar al presidente electo de su responsabilidad por tomar decisiones acertadas o equivocadas.

Sin pies ni cabeza en esta consulta “ciudadana” ¿quién querrá participar?

 

Mi cuenta en tuiter: @TavoCorvera

Página 1 de 2

Please publish modules in offcanvas position.